¿Y las garantías?

0
51
Foto: cortesía

El 18 de Marzo, en el Foro Concierto “La mujer en el Vallenato” organizado por la Asociación Evas&Adanes en el marco del Festival Francisco el Hombre, escuché decir a Rosendo Romero, entre muchos argumentos sabios que expuso, que el vallenato está sufriendo muchos ataques y debemos unir esfuerzos para salvaguardar ese tesoro musical de nuestra tierra; también afirmó que “Algunos grupos que dicen cantar vallenato, hasta con su presentación personal lo rechazan, pues parecen más reguettoneros que amantes de nuestro folclor”.

Lea: Bucaramanga será sede del X Foro concierto: ‘La mujer en el vallenato’

Considero que este es el punto de partida para esta columna que pretendo llegue a los lectores con el respeto y afecto que la escribo; tengo muchas preguntas y pocas respuestas ¿Cuáles son las garantías para salvaguardar el vallenato? ¿Hay garantías para las mujeres que se atreven a cantar, interpretar o componer vallenato? ¿Qué aporte hacen los festivales a la inclusión femenina?

Foto: cortesía

No son aleatorias estas preguntas, dado que después del inolvidable 18 de Marzo del año en curso – digo inolvidable porque ese día por la tarde se vivió un derroche (sublime) de tertulia vallenata en el foro concierto La mujer en el vallenato, con los ponentes Rosendo Romero, Lucy Vidal y Jenny Cabello y por la noche seguían los retos y la agrupación Evas se presentaba por primera vez al Festival Francisco el Hombre. Esto representó el acto más puro de Fe, pues eran muchos los pronósticos ‘negativos’ de las personas que afirmaban: “eso es para hombres, ahí no le permitirán ganar a ninguna mujer”, “ya negociaron con las directivas para salvar alguna estatuilla”.

Conozca: VIII Foro Concierto:La Mujer en el Vallenato

Siempre he dicho que CREER es tener un poco de inocencia, y la agrupación Evas llegó con las maletas repletas de fe, talento y amor por la causa social que las une a través de la música, esa donde hombres y mujeres buscan tejer desde la igualdad una nueva historia y qué mejor forma de hacerlo que desde: EL VALLENATO. Si bien las mujeres no quieren nada regalado, pues tienen múltiples capacidades para lograr lo que se proponen, si necesitan unos mínimos que le permitan seguir en ese camino a la inclusión.

En este sentido, es importante mencionar que después de varios días del Festival Francisco el Hombre (y aclaro que es un festival que respeto y no juzgaría ni hoy ni en posteriores oportunidades, pues tienen mi admiración por la valiente misión cultural que lideran), muchas personas se han acercado a decirme cosas como: “Creo en las Evas y sé que tienen talento, lo raro fue que el sonido no les sirvió a ellas pero si a las demás agrupaciones”, “lamentable que con la presencia de una mujer con la voz magistral de María José Ospino no hayan logrado estar en la final” , “Tenían a músicos reconocidos como Freddy Patiño, fue injusto que no pasaran”.

Latin Gramis: Estos son los artistas vallenatos nominados a los premios Grammy Latino 2020

Realmente son muchas cosas las que me han dicho, pero busco la curva final de esta reflexión diciendo que presentarse a un concurso implica ganar o perder, respetar las decisiones de los expertos que por expertos son designados jurados, que es preciso demostrar calidad humana en la madurez y ética con la cual se reciban las decisiones consideradas correctas o equivocadas; además, no se debe poner en duda ni la organización del festival, ni a todo lo que represente el concurso; solo seguir con más ahínco en la causa social que aporta a la salvaguarda del vallenato como patrimonio cultural de nuestro territorio, y para eso considero que deben seguir los foros conciertos liderados por las Evas y los Adanes musicales, porque es así como se logra la igualdad, sin dejar por fuera la perspectiva femenina, ni la masculina, pues no se trata de competir como machos y hembras, sino de convivir como mujeres y hombres.

Así que a quienes consideran que debemos dejar de creer, de intentarlo, de luchar por los espacios femeninos en el vallenato, les digo que a pesar de las heridas que deje intentarlo una y otra vez, vamos a seguir porque solo quien persevera logra y quien logra es capaz de reinventar la historia.

Siempre que se rompen esquemas se asumen riesgos, pero no se puede dejar de creer; además, los festivales no son los únicos escenarios para buscar la igualdad. He pensado, por ejemplo, que las mujeres podemos inventar varios espacios creativos que cautiven al mundo, a las nuevas generaciones y blinden al vallenato tradicional de la extinción; eso sí, aseguro que la garantía que daremos es que no se confundirá el reguetton, ni el rock con la música de acordeón, caja, guacharaca y guitarra.

Las mujeres seguirán en la causa. Pensándolo bien, no sería descabellado crear un Festival Vallenato Femenino, ¿Por qué no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here