William Fuentes Lacouture, ejemplo de formación y crecimiento

0
566

Los talentos cesarenses siguen realizando una destacable labor en la órbita nacional, talentos que logran sus metas a pulso, con esfuerzo, con estudio y sobre todo con méritos, aquellos que han entendido que las cosas se logran con paciencia pero sobre todo, con persistencia.

William Fuentes Lacouture Jr., es el caso. Un joven de 34 años, de Valledupar, que creció amando el estudio, por eso, desde que terminó su bachillerato en el colegio Bilingüe de Valledupar lo hizo con honores, recibiendo el pergamino de la excelencia académica. Luego se entrega a la educación superior, graduándose de Ingeniero Civil y también como Ingeniero Ambiental de la Universidad de Los Andes, alcanzando un puntaje histórico, el más alto de los ECAES de Colombia que hasta esa fecha se ha registrado en Ingeniería Ambiental.

Pero allí no terminaron sus decoros. Es Magister en Ingeniería Civil graduado con honores (Maestría cum Laude, promedio 5.0), y es PhD Suma cum Laude en Ingeniería, otorgado por su Universidad Karlsruhe Institute of Technology KIT,  en Alemania, y en cooperación con la Massachussets Institute of Technology MIT.

Todo este trasegar académico le ha permitido a William Fuentes dejar huella en los diferentes cargos en los que se ha desempeñado y también aportarle al mundo de la investigación. En el 2017, este joven vallenato obtuvo el aval de Colciencias para ejecutar un proyecto en beneficio de la costa atlántica, para prediseñar estructuras offshore (en el mar) que generen energía eólica por medio de una herramienta computacional que predice el comportamiento de estructuras ingenieriles y su interacción con el suelo. Obtuvo también, en conjunto con una alianza empresarial, un proyecto de innovación para emplear yeso para el endurecimiento de suelos blandos y habilitar la construcción de vías sobre ellos. También para producir bloques de yeso en la construcción. Fue profesor de la Universidad del Norte en Ingeniería Civil, y catalogado como investigador Senior de Colciencias por sus investigaciones y publicaciones científicas. Fué consultor y director en obras civiles en diferentes partes del país, por ejemplo, ha orientado y participado en proyectos de Ingeniería Civil de gran envergadura, como la remodelación del aeropuerto Ernesto Cortissoz de Barranquilla, la obra Gran Malecón de esta misma ciudad (avenida, puentes y malecón al margen del río Magdalena), estructuras de retención para el río Magdalena, entre otros. También ha sido consultor internacional en temas de estabilidad de taludes en Chile.

Sus excelentes resultados personales y profesionales asegura que se los debe a sus padres, William Fuentes Lacouture, y  su madre Carmen Lacouture Oñate. “Yo tuve una fortuna que debo agradecer mucho en la vida. Tuve unos padres, que coincidieron en que uno de sus deberes más importantes era dedicar gran parte de su tiempo a la educación de sus hijos. Mi madre, en particular, ajustaba su horario para sentarse al lado mío por las tardes a explicarme los temas del colegio, a enseñarme como desempeñarse en la vida en las distintas actividades por fuera de colegio. Mi padre tuvo el placer de transmitirme su perseverancia para alcanzar las metas. Su lema constante era, ‘En esta vida el que quiere, y tiene las ganas, puede’», indicó el joven vallenato.

Su logro más reciente es haber sido designado como Gerente de Vivienda y Desarrollo Urbano de la financiera del desarrollo Findeter, desde donde aspira darle la operatividad idónea a los proyectos de vivienda que se adelantan a nivel nacional. “Es un honor y un orgullo recibir esta designación. Estaban buscando personas que se enfocaran en los conocimientos técnicos, y mi hoja de vida se adaptó al perfil que buscaban para gerenciar el área de vivienda”, sostuvo el ingeniero Fuentes Lacouture.

William Fuentes Lacouture  comparte tres concejos para los jóvenes:

  1. Nunca se olviden de sus grandes amigos y de su círculo social más cercano porque serán las personas que les dará soporte emocional y los van ayudar en el futuro.
  2. Siempre tracen metas a corto y largo plazo. Es un placer trabajar el día a día para conseguir las metas trazadas.
  3. Tener hobbies mejora la calidad de vida y da un sentimiento dulce a la vida. Yo aprendí a tocar algunos instrumentos musicales, todos los fines de semana toco el saxofón y la guitarra y me hace sentir muy bien.

Sin duda, este joven es un gran ejemplo para las actuales y futuras generaciones. Buen viento y buena mar en cada uno de sus propósitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here