Pandemia, desempleo y seis propuestas para la reactivación económica de Valledupar

0
199

Por: Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales del Cesar.

.

La pandemia del Covid-19 ha generado cuatro grandes crisis. La humanitaria, la sanitaria, la económica y la fiscal. Estas problemáticas son las que tienen que enfrentar las autoridades nacionales y locales.

La humanitaria, – el hambre- la están tratando de paliar con mercados y con subsidios directos del gobierno nacional: ingreso solidario, devolución del IVA, Familias y jóvenes en acción y Colombia Mayor.

La sanitaria, se está tratando de paliar a medias, igual que la anterior, con mejoramiento en la dotación de los hospitales, con más camas UCI, con giros aún insuficientes a clínicas y hospitales, con más pruebas diagnósticas, etc.

La económica, su mitigación está apenas arrancando con el pago parcial de las nóminas, los préstamos que no llegan a las empresas y el aplazamiento en el pago de los impuestos.

Finalmente quedará la crisis fiscal por una baja recaudación de impuestos y por los nuevos endeudamientos a los que se van a ver enfrentados tanto la nación como los municipios para atender la pandemia.

Desde el Centro de Pensamiento CESORE, queremos hacer una contribución con el análisis desde lo local de una de estas crisis: la económica, que principalmente se va a traducir en mayor desempleo, pobreza y desigualdad. Pero sobre todo vamos a proponer algunas alternativas de solución al oído del Alcalde y del Gobernador, para su consideración.

  1. LAS CIFRAS.

Fuente Dane. Elaboración CESORE

Hace 5 años había 15.000 desempleados en Valledupar. Para diciembre del 2019 eran 32.000. Para marzo, subieron a 38.000 y la pandemia apenas estaba comenzando. 6.000 nuevos desempleados en tan sólo tres meses es una cifra catastrófica. Si de cada uno de estos desempleados dependen 3.4 familiares que es el promedio de personas por familia en Valledupar, podemos decir que cerca de 130.000 vallenatos están viviendo una situación dramática en la capital. De ese tamaño es la tragedia. Abril y mayo seguramente serán peores.

La herencia que recibió el alcalde Castro fue desastrosa, sin embargo, sus primeros meses no le ayudaron para nada. Los desempleados vallenatos son más mujeres que hombres y más jóvenes que adultos, tal y como lo ha mostrado CESORE en anteriores trabajos.

Valledupar en el trimestre enero-marzo del 2020 tuvo una tasa de desempleo del 19% la segunda más alta de toda su historia y la quinta más alta de ciudades capitales para ese trimestre. También es alarmante su tasa de desempleo juvenil, 29.4%, la segunda peor del país.

En resumen, la situación es agobiante y las medidas correctivas no se ven. Hay que reiterar, la pandemia agudizó la crisis, porque el municipio venía, muy mal.

Fuente DANE. Elaboración CESORE

2. DONDE ESTÁN Y QUIENES SON LOS QUE TRABAJAN (TRABAJABAN) EN VALLEDUPAR


Es importante iniciar contando donde están los que trabajan en Valledupar, muchos de quienes han perdido sus puestos de trabajo, o han tenido que cerrar sus emprendimientos formales o informales.
Según el DANE para el último trimestre del año anterior había 169.000 personas ocupadas en Valledupar. Algunos como empleados públicos o privados, otros patrones, otros “cuentapropistas” o en el rebusque, otros en el servicio doméstico, etc. Cerca del 40% en trabajos formales y el otro 60% en la informalidad.

Fuente. DANE. Elaboración CESORE

Ahora bien, si miramos por sectores, el mayor generador de empleo es el comercio, hoteles y restaurante, precisamente uno de los más golpeados por la pandemia. El segundo sector mayor generador de trabajo son los servicios de educación, salud. justicia. Siguen transporte, manufactura y construcción tal y como se puede apreciar en el cuadro.

3. PROPUESTAS PARA LA REACTIVACION ECONOMICA REGIONAL


La primera propuesta, va por el orden institucional. Mientras que, para la crisis fiscal y sanitaria, el Alcalde cuenta con sus secretarios de hacienda y salud respectivamente, no existe dentro de la institucionalidad de la Alcaldía un doliente para el tema económico. ¿Quién es el responsable del tema productivo? Quien el responsable de ayudar a dinamizar la economía y no puede ser el Alcalde mismo por sus múltiples ocupaciones. Pero no se trata de establecer una Secretaría per sé, es más bien, generar las condiciones para crear una red de aliados e instituciones. Un “ecosistema productivo” en alianzas con el sector empresarial, con los gremios, con los trabajadores, con las universidades, pero con un responsable visible y con dedicación exclusiva en la administración. Eso, hace falta.


En segundo lugar, construyan señores Alcalde y Gobernador sistemas de información robustos. En diciembre, Valledupar era la ciudad capital, más atrasada en todo el país en la actualización del SISBEN 4. ¿Nos preguntamos, si todavía sigue así o pudo avanzar? Clave del éxito para asignar de manera óptima los subsidios y las ayudas es contar con un sistema preciso de información.

Hoy día hay maravillas en temas de georreferenciación, sistemas con ayuda satelital, uso de luces nocturnas, etc. Se requiere también un sistema de información empresarial, sabemos de algunos aportes de la Cámara de Comercio al respecto, ¿pero qué tan completo y precisa es la información? Finalmente, preguntamos ¿La caracterización completa de la economía creativa del Cesar en que va? De sus músicos, artistas, grupos, etc., que es necesaria, entre otras cosas para apoyarlos. ¿Si no se sabe cuántos son, donde están, que hacen, etc., como se va a poder dar subsidios o diseñar una política pública de economía creativa? Proponemos que la Gobernación asuma esa tarea a la mayor brevedad posible.


En tercer lugar, hay una serie de ventanas de oportunidades que se están abriendo en el frente de infraestructura, que hay que saber aprovechar. La primera tiene que ver con los recursos existentes en el OCAD-PAZ al cual pueden acceder Valledupar y 7 municipios más del Cesar por ser zonas con PDET. Son recursos dinamizadores para inversión social, generadores de empleo en lo rural, para lo cual habría que llevar a cabo una política agresiva de presentación de proyectos ante el OCAD-PAZ. Alcalde: en alianza con el Gobernador monte una fuerza de tarea de técnicos para presentar proyectos de vías terciarias, puestos de salud, acueductos, etc.

En ese mismo sector es dónde se aprueban las obras por impuesto, que presentan las empresas en alianzas con los gobernantes y así en vez de pagar en efectivo al tesoro nacional sus impuestos, los pagan con obras en municipios PDET. Hay que ser muy propositivos aquí también. Las mineras que trabajan en el Cesar están facultadas para llevar a cabo dichas propuestas. Sabemos que hay dificultades administrativas y burocráticas, entonces ayuden a solucionarlas. }

En tercer lugar, en este frente de oportunidades, preguntamos en que va el reinicio de obras de la Ruta del sol 3. ¿Ya se conversó con sus constructores para la vinculación laboral de mano de obra de Vallenata? Esta es de lejos, la mayor inversión pública en toda la región. Finalmente es necesario montar un programa de empleo de emergencia y la posibilidad de hacerlo es usar los saldos de regalías que tiene el departamento. Cuanto tiene disponible, es la pregunta y cuando piensa activar un plan de emergencia de empleo es la otra pregunta que nos hacemos los cesarences.


Un cuarto frente es el agropecuario. Hay que apoyar a los campesinos, sin embargo, hay que hacerlo de manera inteligente y estructurada. Una forma, es identificar cuales alimentos de consumo masivo en Valledupar son “importados” de otros departamentos y de esos, ver cuáles pueden ser cultivados por nuestros campesinos, dadas las condiciones agroecológicas y climáticas de nuestras tierras. Entonces llevar a cabo una “sustitución de importaciones”.

Es necesario realizar un estudio sobre el sistema de abastecimiento agroalimentario de Valledupar que identifique dichos productos para desarrollar una producción local con los municipios vecinos. Empezar a montar un sistema de incentivos, asistencia técnica y comercialización asegurada para que nuestros campesinos siembren, aquellos productos que ya tienen mercado asegurado y pueden ser producidos localmente. Se crea así una despensa de alimentos regionales, más frescos, a menor precio y con mayor seguridad de abastecimiento ante posibles interrupciones en la cadena de transporte y comercialización.


Una quinta propuesta tiene que ver con economía y marketing digital. Hay que comenzar con la transformación digital en Valledupar. De una parte, propiciar las condiciones para el desarrollo de una economía digital en la capital en el mediano plazo que pueda crear call centers o centros de producción de softwares, por ejemplo, que son grandes generadores de empleo.

Otro frente más de corto plazo es el apoyo a micro y medianas empresas ya existentes para que hagan marketing digital, que puede impulsar la economía en estos momentos. Básicamente fortalecer las ventas a domicilio, atenciones y servicios desde el teletrabajo, producción intelectual y artística desde casa, diseño gráfico vía internet, clases por zoom, etc.

Si la alcaldía va a ofrecer microcréditos o subsidios a empresarios, por favor no regale más pollos, licuadoras o neveras. Una opción más interesante es entregar computadores, conectividad o capacitación digital. Es trabajo sobre todo para jóvenes que, con un computador, conectividad y creatividad, generan su propio empleo. No olvidar que cómo mostramos anteriormente son la franja de mayor desocupación. Porque no pensar inclusive más allá, y haciendo uso de la riqueza cultural que tienen los cesarences, fortalecer las iniciativas de producción audiovisual, cine, televisión, documentales, que son grandes generadores de empleo e ingresos y es una de las industrias del futuro.


Finalmente es importante reactivar el diálogo con el sector económico local. Con el Comité Intergremial, que afortunadamente se ha iniciado. Con gremios como CAMACOL y con la Sociedad de Ingenieros del Cesar, para atender las necesidades de un sector que debe apoyarse ya, para que puedan cumplir con los protocolos de reinicio de obras. Desde CESORE, desde antes de la pandemia estamos planteando la conformación de una Misión de Empleo, entendida como un espacio de toma de decisiones que, basados en una serie de estudios y convocando las fuerzas económicas y sociales de la ciudad – gremios, trabajadores, academia- y liderada por el Alcalde construya propuestas inmediatas y mediatas para reactivar la economía local. Si creemos que se necesitaba antes de la pandemia, dígame ahora!


CESORE agradece los aportes realizados por un grupo de personas para la elaboración de este informe: A. López, H. F. Araujo, N. Stornelli, F. Dangond, S. Daza, A. Castrillo. Vale aclarar que las propuestas y análisis son responsabilidad exclusiva de CESORE.