Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > ¡Ojo con la salud mental de los niños durante el aislamiento social! 

¡Ojo con la salud mental de los niños durante el aislamiento social! 

El COVID-19 afectó directamente la estabilidad de las personas, y sin duda unos de los más afectados fueron los niños y niñas, quienes vieron alterado su entorno social y familiar, lo que puede generar consecuencias en el bienestar y desarrollo de los infantes. 

La crisis llevó a que colegios cerraran con el fin de evitar la propagación del virus en niños y adolescentes. Esta situación lleva a que los niños sientan frustración al no poder jugar al aire libre, el no tener contacto directo con otros niños, y genera que consuman de manera excesiva contenidos digitales y que los niños se alimenten de forma poco saludable. 

Según la directora del programa de Psicología de Areandina Valledupar, Jessica Mejía, es importante generar espacios y rutinas de interacción con los niños, que permitan atender las necesidades de apoyo emocional que surgen durante el aislamiento para los mismos, teniendo en cuenta que la OMS afirma que los niños pueden manifestar en etapas de cuarentena: estrés, retraimiento, enojo, ataques de pánico y síntomas psicosomáticos, así como aburrimiento y desgano, manifestaciones que llevarán a que los niños necesiten atención extra.  

Ante ello, el programa de Psicología a través de los estudiantes del curso Psicopatología del niño y el adolescente que orienta la docente Liliana Silvera, preparó una serie de consejos prácticos dirigidos a que los padres generen para sus hijos espacios amigables con los niños y su salud mental: 

1. Es importante que los padres fomenten la escucha activa y una actitud de comprensión con sus hijos. 

2. Mantener las rutinas es sumamente importante, se debe incluir rutinas de aprendizaje, de juegos y actividades deportivas. 

3. Junto a sus padres, los niños deben encontrar formas positivas de expresar sus sentimientos. 

4. Los padres deben ayudar a los niños a entender lo que está sucediendo, deben suministrarles la información adaptada a la edad de los niños, dándoles las pautas para que ellos puedan reducir el riesgo de infección y asegurar su bienestar. Es importante que ellos comprendan qué sucede a su alrededor y por qué es importante permanecer en casa y tomar medidas preventivas. 

5. Las actividades programadas para los niños deben ser compartidas con sus padres. Ej: las actividades de manualidades, las rutinas de ejercicios etc.  

6. Debido al consumo excesivo de programas de televisión, es importante estar atentos a lo que ellos ven y escuchan e incentivar que los espacios virtuales sean utilizados para encuentros sincrónicos con sus compañeros de clases y amigos con el propósito de que no se sientan aislados o solos. 

Sin duda, la participación activa de los padres en el día a día de los niños en tiempos de cuarentena, brindará en ellos una estabilidad emocional y un apoyo significativo para su salud mental.

Deja un comentario

Top