“Me imagino un departamento con más emprendimiento, en el que convirtamos ideas e iniciativas en riqueza”, Juan Malagón

El Cesar debe sentirse orgulloso de la pléyade de jóvenes talentosos, muchos residentes en el exterior,  desempeñándose con lujo de competencia bien en la cátedra, bien en la ciencia, bien en empresas privadas multinacionales o en sus propios emprendimientos. Son jóvenes apreciadísimos por su buena formación (maestrías, doctorados, inclusive postdoctorado), pero seguramente pocos conocidos y aprovechados en y por su territorio nativo.

Enfoque Vallenato se ha dado a la tarea de ‘descubrirlos’ para tender puentes sólidos y fortalecer los lazos de pertenencia integracionista. Es vital saber qué piensan ellos y qué pueden aportarle al territorio, sobre todo en estos momentos difíciles y deficitarios de liderazgos, acaso porque nuestros jóvenes parecen distantes y apáticos en su vocación de relevo generacional.

Hemos descubierto algunos, pero faltan muchos. Cada semana publicaremos la opinión y el perfil de uno de ellos. He aquí la de Juan Malagón González. 


 

– ¿Cuál es tu percepción de la situación departamental del Cesar?

Pienso que el departamento ha tenido progresos considerables desde la época en que yo vivía allá, hace 20 años. Las estadísticas de crecimiento y desarrollo son elocuentes, y creo que es importante observar el plano global por encima de eventos anecdóticos. Hay retos pendientes, pero soy optimista sobre el devenir del departamento.

 

– ¿Valledupar ha valorado o reconocido tu talento?

Tengo mucha prevención hacia la palabra “talento”. Prefiero decir que, en general, cuando viví en Valledupar y obtuve algunos logros académicos, tanto el municipio como el departamento se manifestaron profusamente y por eso les estoy muy agradecido.

– ¿Te has sentido marginado o desconocido por la dirigencia (política, gremial, empresarial, académica, etc.) cesarense?

No tengo contacto alguno con la tal llamada dirigencia cesarense. Sin embargo, no me he sentido en ningún momento marginado. En mi caso, por razones profesionales he estado alejado de la región dado que en mi área de trabajo las posibilidades son muy limitadas en el Cesar.

 

– ¿Cómo sueñas al Cesar y cómo crees que podría hacerse realidad ese sueño?

Me imagino un departamento con más emprendimiento, en el que convirtamos ideas e iniciativas en riqueza. Una región en la que nos comprometamos con una idea de progreso solidario, donde celebremos el éxito de nuestros vecinos y seamos constructivos en nuestras apreciaciones.

– ¿Podrías proponer alguna(as) salida(s) para superar esta encrucijada (política, económica, social, académica, pandémica) que padece el Cesar?

Observo con frecuencia que tenemos dificultades de forma en nuestros principios de solución de problemas: carecemos de integridad para asumir responsabilidades o reconocer nuestros errores porque nos parece sinónimo de debilidad. Buscamos con rapidez culpables, y somos más punitivos que formativos.

En situaciones difíciles como la actual, pienso que podemos aprender mucho sobre la forma en la que abordamos discusiones y cómo resolvemos conflictos. Para tal fin necesitamos entrenamiento en nuestras funciones de pensamiento: desarrollar metacognición y potenciar inteligencia emocional. Creo que eso nos haría más realistas, aterrizados, empáticos y, definitivamente, mejores ciudadanos.


Perfil:

Juan Malagón González es matemático, científico de datos en Exsell.nl y PhD afiliado en la Universidad de Maastricht. Oriundo de Valledupar, es egresado del Gimnasio del Norte, donde obtuvo la Distinción Andrés Bello a nivel nacional, departamental y municipal, al igual que la beca del programa Bachilleres por Colombia. Posteriormente, recibió la beca Yerly de la Universidad de los Andes, el premio del decano a la tesis destacada de la Universidad de Harvard y el premio del decano al logro académico de la misma universidad.

Actualmente reside en la región brabantina en Holanda, donde trabaja en matemáticas aplicadas, aprendizaje de máquinas e inteligencia artificial. Tiene dos hermanos: Mónica Malagón (médica oftalmóloga) y Jonathan Malagón (economista y administrador).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here