La erupción del volcán de La Palma en España elevó a 6.000 los evacuados

0
225
Lava flows downhill following the eruption of a volcano in the Cumbre Vieja national park at El Paso, on the Canary Island of La Palma, September 19, 2021. Pictures taken September 19, 2021. REUTERS/Borja Suarez

La aparición de una nueva boca eruptiva en el volcán Cumbre Vieja, que entró en erupción el domingo en la isla de La Palma, en el archipiélago español de Canarias, obligó a evacuar a 500 personas más de la zona, lo que eleva a 6.000 el total de desplazados.

“Aparece una nueva boca eruptiva en Tacande, El Paso”, tuiteó el servicio de emergencia del archipiélago el lunes por la noche. “Se procede a la evacuación de la población”, alertó.

“Unas 500 personas” tuvieron que abandonar su domicilio en la noche, confirmó a la AFP el martes por la mañana Lorena Hernández, concejal municipal en Los Llanos de Aridane, una de las localidades más afectadas por las coladas de lava.

La apertura de esta boca eruptiva se produjo tras registrarse un nuevo seísmo de una magnitud de 4,1 a las 21H32 (20H32 GMT), según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

Las coladas de lava que expulsa el volcán Cumbre Vieja, que han ralentizado su velocidad, todavía no habían alcanzado el mar en la mañana del martes, pese a que las primeras previsiones apuntaban a una llegada a la costa en la noche del lunes.

El volcán expulsa columnas de humo que alcanzan centenares de metros de altura y entre 8.000 y 10.500 toneladas de dióxido de azufre por día, según Involcan. Pese a ello, el espacio aéreo de la isla no ha sido cerrado.

El gestor español de aeropuertos Aena anunció el martes por la mañana que todos los vuelos previstos para el lunes en el aeropuerto de La Palma lograron operar, y otros 48 estaban programados para el martes.

Aunque no ha dejado ninguna víctima, esta erupción, la primera desde 1971 en esta isla de casi 85.000 habitantes, ha causado daños importantes: las ardientes coladas arrasan con todo a su paso y ya han destruido un centenar de viviendas, además de dejar numerosos destrozos materiales y naturales.

Según Involcan, la monitorización diaria de este parámetro será fundamental para analizar la evolución del actual proceso y poder utilizar esta metodología para certificar la fecha final de la erupción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here