«La educación en tecnología es un factor indispensable para el desarrollo»: Orozco Coba

0
18

El Cesar debe sentirse orgulloso de la pléyade de jóvenes talentosos, muchos residentes en el exterior, desempeñándose con lujo de competencia bien en la cátedra, bien en la ciencia, bien en empresas privadas multinacionales o en sus propios emprendimientos. Son jóvenes apreciadísimos por su buena formación (maestrías, doctorados, inclusive postdoctorado), pero seguramente pocos conocidos y aprovechados en y por su territorio nativo.

Enfoque Vallenato se ha dado a la tarea de ‘descubrirlos’ para tender puentes sólidos y fortalecer los lazos de pertenencia integracionista. Es vital saber qué piensan ellos y qué pueden aportarle al territorio, sobre todo en estos momentos difíciles y deficitarios de liderazgos, acaso porque nuestros jóvenes parecen distantes y apáticos en su vocación de relevo generacional.

Hemos descubierto algunos, pero faltan muchos. Cada semana publicaremos la opinión y el perfil de uno de ellos. He aquí la de Eduardo Orozco Coba.

Reflexión sobre la situación tecnológica en Colombia

Me llena de satisfacción que la costa haya logrado superar poco a poco varios de los problemas que la han afectado desde mediados del siglo pasado. Hay niveles de adopción de nuevas

tecnologías esperanzadores. Sin embargo, hay mucho camino por recorrer.

Hay dos pilares en los que considero importante trabajar:

• La (auto) educación en tecnología

• La reducción de la burocracia

Educación en tecnología

Considero que la educación en tecnología es un factor indispensable para el desarrollo. Si bien Colombia nunca alcanzó niveles de industrialización comparables a Europa o Estados Unidos, ha demostrado recientemente tener un capital humano más que capaz para el desarrollo de servicios tecnológicos.

Más: “Sueño con un Cesar libre de las cadenas de nepotismo de los mercaderes del…

Pasé la mayoría del 2020 en Bogotá durante la cuarentena y presencié la manera en que Rappi ayudó a mantener a flote muchos de los restaurantes y comercios que yo frecuentaba.

La industria tecnológica padece una fuerte carencia de talento a nivel global. Esto obliga a las empresas a contratar donde pueden.

La oferta de Colombia es muy buena. Tiene muy buenos niveles de conocimientos técnicos comparables a los del llamado primer mundo, está cerca en términos de huso horario y tiempo de vuelo de San Francisco y Nueva York. Ofrece tarifas muy competitivas gracias al relativo bajo costo de vida y hay buenos niveles de inglés.

Para que se den una idea. Cuando en San Francisco son las 9AM, en París y Berlín ya son las 6PM, pero en Colombia apenas son las 11AM.

Es indispensable explotar estas ventajas. Y no hablo de esperar a que el gobierno haga algo. Hablo de que los jóvenes tomen la iniciativa. Hay infinidad de recursos gratuitos para aprender a desarrollar software y aprender inglés. Es sólo tener acceso a internet y ganas. No hay que pedirle permiso a nadie.

Los jóvenes se quejan de que no hay trabajo mientras que las empresas se quejan de que no hay suficientes desarrolladores, diseñadores ni gerentes de proyecto.

Reducción de la burocracia

Esto va muy de la mano con la educación en tecnología. Agilizar trámites y minimizar el aparato burocrático les sirve a todos.

Si hay algo que se pueda aprender de la revolución industrial es que aumenta los niveles de vida de las personas y elimina los trabajos irrelevantes. Hay muchos procesos gubernamentales y administrativos que se pueden automatizar con software.

Un ejemplo que todavía no deja de llenarme de felicidad es sacar el certificado de antecedentes penales. Basta con buscar ‘antecedentes penales Colombia’ en Google, llenar el formulario, pagar la tasa y el certificado llega en PDF al correo. Cualquiera puede verificar la autenticidad escaneando el código QR. El otro día se lo mostré a una funcionaria en España y quedo asombrada. Se lo tuve que explicar dos veces. En Estados Unidos el mismo trámite puede tardar meses y con frecuencia toca viajar a una ciudad grande.

¿Se imaginan si todos los trámites del sector público y privado funcionaran con el mismo nivel de eficiencia? ¿Un crédito hipotecario, la declaración de renta, la afiliación a la seguridad social? Los efectos no tardarían en impactar positivamente todos los aspectos de la vida ciudadana. Podríamos construir

más rápido, hacer más negocios, generar más riqueza y pasar más tiempo con nuestras familias y amigos.

La reflexión que me gustaría que se llevaran es que Colombia tiene un potencial enorme por explotar y que lo único que se necesita es internet, ganas de aprender y la disposición a mejorar nuestras vidas a través de la tecnología.

Perfil

Diseñador de experiencia de usuario, consultor en estrategia de producto, magister en diseño de la Universidad de Palermo en Buenos Aires, Argentina, administrador de empresas de la Universidad del Norte de Barranquilla y bachiller del Liceo de Cervantes de Barranquilla.

Desde 2014 se desempeña como diseñador de experiencia de usuario para empresas de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

Actualmente reside en la región de Auvernia-Ródano-Alpes en Francia desde donde trabaja como consultor en experiencia de usuario para empresas de finanzas tecnológicas.

Eduardo Orozco Coba es hijo de Fabián Orozco Orozco (Médico Villanuevero-Vallenato) y
Raquel Coba SourdiS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here