¡Feliz cumpleaños Valledupar!

La tribu Chimila remonta los inicios del viejo Valledupar, ahí la máxima autoridad era el “Cacique Upar”, quien como líder indígena dio nombre a esta tierra, que hace 470 años comenzó a denominarse ‘Valle de Upar’ y con el tiempo se simplificó a Valledupar, en honor además a los valles que agrupan a las montañas y rodean este territorio.

El gobernador de Santa Marta, Cartagena y otras ciudades; Miguel Díaz de Armendáriz, después de producirse la muerte de Rodrigo de Bastidas, nombró en su remplazo a Hernando de Santana, quien lideró la fundación de Valledupar el 6 de enero de 1550, fecha que coincide con la celebración de los Santos Reyes, de ahí su seudónimo ‘Ciudad de los Santos Reyes’.

En el libro ‘Valledupar, Música de una Historia’, del historiador Tomás Darío Gutiérrez, se narra que Valledupar se convertiría en una de las primeras provincias que proclamarían el grito de la independencia. Indica que la ciudad y los pueblos pertenecientes a su jurisdicción, que se extendían en ese entonces desde El Molino y San Juan del Cesar hasta Becerril y San Roque, con sus tribus indígenas, lograron preparar silenciosamente el grito de la libertad, situación que el pueblo confió a la voluntad de sus mejores líderes.

Los integrantes del cabildo decidieron organizar y plasmar la fecha para proclamar la independencia de Valledupar. Fue así, como el 4 de febrero de 1813, cuando el cabildo inició una sesión pública en la que se proclamó, como era de esperarse, la independencia de la ciudad.

Valledupar está ubicada al norte del Valle del Cesar, entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá, al margen de los ríos Cesar y Guatapurí, en la Costa Caribe colombiana. Es la capital del departamento del Cesar.

Población

Narra el historiador Francisco Valle Cuello, que para el año 1710, según los registros notariados, la población de Valledupar se mantenía en un promedio de 1.500 a 2.000 personas. En 1932 Valledupar contaba sólo con dos barrios, El Cañahuate y Los Cerezos, además de un sector pequeño del centro, logrando alcanzar una población estima entre 5.000 a 10.000 habitantes.

Hoy día, la ciudad de Valledupar se ha convertido en cabecera del municipio, contando con una extensión territorial de 4.493 kilómetros cuadrados y presentando un registro de 459.349en el crecimiento de sus habitantes, que incluyendo su área metropolitana, Valledupar llega a reunir 662.9413 habitantes, según el DANE. Está conformado por 25 corregimientos y 102 veredas.

Etapas

Tomás Darío Gutiérrez, conocedor de la creación de Valledupar, ha manifestado que la historia de la ciudad tiene dos etapas: una pre-hispánica y otra pos-hispánica, es decir, la Valledupar de los españoles y la el Cacique Upar.

Para el año 1528 llegaron españoles desterrados por la falta de desarrollo, cultura y comercio añadiéndole las problemáticas que presentaba el territorio hoy llamado Valencia de Jesús de donde provenían. En 1532, Valledupar ya comenzaba a adquirir forma de ciudad, por el amplio territorio que se formaba y extendía rodeando las montañas y valle que en su momento pertenecían e identificaban a la ciudad. Ya para 1580, a Valledupar la adornaban ocho manzanas de casas coloniales, construidas en el centro de la ciudad, con una infraestructura propia de la cultura que hasta el momento sigue intacta en esta zona.

Para el año 1937, Valledupar inició una era de desarrollo económico de la mano de un presidente hijo de una vallenata, Alfonso López Pumarejo, quien dotó a la ciudad de carreteras y vías que conectaban a esta población con ciudades como Riohacha en el departamento de La Guajira y Fundación, Magdalena.

Entre 1955-1958 se produjeron grandes cultivos que catapultaron el desarrollo de Valledupar en un rico y amplio sector económico, financiero y cultural. Considera Tomás Darío, que la Valledupar de hoy es una sorpresa, se está convirtiendo en una tremenda ciudad. La gente está encantada y el nombramiento de la Unesco como Ciudad Creativa de la Música, abren los caminos al emprendimiento y al fortalecimiento de la cultura, como principal arma de crecimiento para esta localidad.

Reto del nuevo Alcalde

Mello Castro, alcalde de Valledupar, manifestó que en este nuevo aniversario el reto es lograr materializar un plan de desarrollo que integre a todas las comunidades y de puertas abiertas a los distintos gremios que quieran aportar al desarrollo de la ciudad. Esta Valledupar hay que construirla entre todos.

“470 años cumple mi adorada ciudad natal: la legendaria e histórica Valledupar, por la que prometo entregar todo de mí para restablecer el orden y promover el desarrollo social, pensando en sus habitantes, sus mujeres,  jóvenes y niños. Hemos establecido una programación incluyente, con espacios para todos, como el Festival de la Alegría, actividades deportivas, al igual que la tradicional serenata”, reiteró.

Reiteró que será el Alcalde de los emprendedores, el que apoye a los que sueñan con su propio negocio a lograr sus metas, ya que de esta manera es que se transforma una sociedad.

Fernando Herrera Araújo, presidente del Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales, Cesore, considera que desde el punto de vista socioeconómico hay dos Valledupar. Una ciudad moderna que está conectada a las economía internacional y una clase media que se preocupa por temas culturales, capacidad de compras y adquisiciones; sin embargo, por el otro lado hay un Valledupar pobre, de los 33.000 desempleados, de los casi 28.000 migrantes venezolanos  y de los 130.000 desplazados colombianos que hoy día forman parte de un grupo poblacional que se está quedando atrás y no está creciendo a la par con la economía vigente.

Herrera Araújo recomendó al nuevo Gobierno municipal invertir la plata en lo que necesita la gente; en educación, salud, vías, sector rural, emprendimiento, y capacitación,  con el fin de  dinamizar la economía y sacar a Valledupar a flote, como lo merece.

Otro tema de preocupación es el ambiental, está olvidado y es el futuro de todos. Hay que fijar atención por el agua, deben cuidar las fuentes del Guatapurí y otras fuentes hídricas que inciden en la calidad de vida de los habitantes del municipio.

Otro de los aspectos a considerar el tema de género, respetar a las mujeres. En Valledupar están naciendo al menos cien bebés de mamás menores de 14 años y 300 en todo el Cesar. “También hay que dar respuesta al tema de la diversidad sexual, tenemos que pasar al siglo XXI, hay que respetar las opciones sexuales de la gente”.

Es necesario que la sociedad se organice, no solo para criticar, sino para ser proactivos, proponer y construir por el desarrollo de la ciudad.