Escándalo en el fútbol colombiano: Unión Magdalena no ha sido el único

0
533

Un gol en el minuto 95, en medio de una jugada que quedará plasmada en los recuerdos de los amantes del fútbol en Colombia, le dio la victoria al Unión Magdalena frente a Llaneros, que de paso le sirvió para lograr el ascenso para el próximo año a la Primera división en Colombia.

Unión que había ascendido por última vez a la máxima categoría en 2018, al año siguiente no pudo mantener la categoría y bajó de nuevo, teniendo que esperar dos temporadas para conseguirlo en un partido polémico, que le dio la vuelta al mundo el sábado, generando suspicacias en que los jugadores de Llaneros FC no mostraron su profesionalismo, al no reaccionar en la acción de juego, que le dio el triunfo a los samarios 2-1, cuando Fortaleza FC, en otro partido ante Bogotá FC, se jugaba también la posibilidad de ascender, pero no hizo su tarea y perdió por idéntico marcador.

Pero lo que más molestó de la jornada, que terminó en escándalo, es la desfachatez de como se da el final de juego entre Llaneros y samarios, donde los metenses parece haberse confabulado, para que el Unión ganara, cuando ya el tiempo había expirado.

Las reacciones no se hicieron esperar y de inmediato los diferentes medios y los directivos de Fortaleza, solicitaron una investigación y determinar quiénes son los responsables de ese adefesio en las imágenes de televisión, que se pudieron apreciar.

La Dimayor después del partido, en un comunicado, felicitó al Unión por su regresó a la A.

El presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo, para calmar los ánimos, señaló que se investigará el caso, pero seguramente no pasará nada y Unión jugará en la A.

Jaramillo trasladó al Comité Disciplinario del campeonato para aclarar la situación.

De igual manera, el club Llaneros FC se comprometió a llegar al fondo de lo sucedido, explicaron en un comunicado.

“A lo bien, a lo bien, que falta de respeto ese gol del Unión”, tuiteó el lateral de la Juve, Juan Guillermo Cuadrado.

Otros tramposos

No es la primera vez que un equipo se ve involucrado en hechos extraños en la definición del ascenso a la Primera A del fútbol colombiano.

Este caso recuerda algo similar al sucedido en 2004, cuando Valledupar se dejó golear 5-0 por Real Cartagena, en el que se marcaron cuatro goles en a escasos cinco minutos de terminar el partido.

Cúcuta había derrotado 3-1 a Alianza Petrolera, pero el extraño resultado en Valledupar, le dio el ascenso los cartageneros.

Otro caso fue en 2015, en los cuadrangulares del ascenso disputado en Bogotá en el juego entre el Deportes Quindío, Cúcuta Deportivo terminó igualado 3-3, con una anotación polémica del delantero paraguayo Marcos Lazaga, que le dio el ascenso a los motilones que perdían 2-1, en ese momento, pero la mano ‘prodigiosa’ del guaraní apareció para darle el empate parcial en el 2-2 al Cúcuta.

Después vino un gol de cada lado para terminar el encuentro igualado y con el Cúcuta regresando a la máxima categoría en 2016, pero de nada le sirvió porque esa misma temporada volvió a descender.

Tras los hechos, la presión de la prensa deportiva y del club Deportes Quindío, puso contra las cuerdas a la Dimayor que para salvar su imagen decidió sancionar con tres meses de suspensión al jugador paraguayo, en abril de ese mismo año.

Tomado de: La Opinión 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here