Entre retos y pandemia, Comfacesar cumplió su gestión social en el 2020

“Han cumplido mis sueños”, son expresiones que por décadas se escuchan en las zonas asistidas por Comfacesar. Un cambio en la vida de los cesarenses es tradición. Aunque dicen, no ha sido fácil y, con una pandemia, el camino es más rocoso; sin embargo, mantienen abrazados cada rincón de la región.

Director de la Caja de Compensación Familiar

Lea: Comfacesar realizó la 44 asamblea general extraordinaria de afiliados de forma virtual

Durante el año 2020, la Caja de Compensación Familiar del Cesar no solo fue estricta con los protocolos de seguridad, sino también, en su tarea por entregar los diferentes servicios sociales incluidos en su portafolio y, con los que aportan al desarrollo del departamento.

Subsidios de desempleo, cuotas monetarias, educación y vivienda son parte de los proyectos aplaudidos. El último muy resaltado: aunque el sector construcción disminuyó los primeros meses de pandemia, gracias a subsidios entregados por entes Gubernamentales y Comfacesar, la adquisición de casas nuevas fue de las principales inversiones durante el año anterior.

Muchos alcanzaron el sueño de tener casa propia, como el vallenato Omar Castro, uno de esos emotivos testimonios. “Tener una vivienda propia es muy difícil y en nuestras condiciones económicas se complica un poco más”.

Pero, además de un techo digno, en materia de cobertura Comfacesar registró 329.199 usos en servicios sociales que se traducen en bienestar a través de programas con enfoques en educación, recreación, deportes, crédito y turismo, como muchos otros por mencionar.

Más: COMFACESAR “piensa verde” y reafirma su compromiso con el medio ambiente

También fue priorizado un subsidio económico brindado a aquellos que perdieron sus empleos debido a la emergencia sanitaria, como Liliana Pérez, quien vio en este beneficio “un alivio” a la crisis.

“Yo perdí mi trabajo en mayo y me inscribí en las convocatorias de Comfacesar, hice el proceso y a la semana ya estaba notificada. Eso para mí fue un alivio, fue un año muerto, sin oportunidades, escaso”.

Gestión 2020: un reto cumplido

Las cifras de la gestión 2020 de la Caja de Compensación Familiar fueron alentadoras. El interés en la formación académica primó: tan solo el programa de Educación Continuada llegó a 60.288 usos de afiliados.

Por su parte, la Educación Formal alcanzó una cobertura de 1.658 beneficiados; un total de 21.385 usos fueron referente en el enriquecimiento del aprendizaje en las Bibliotecas presenciales y virtuales; y entre la Cultura y formación para el trabajo y el desarrollo humano en Instecom, se logró cubrir 4.445 y 1.865, respectivamente. Entre tanto, 3.520 personas fueron beneficiadas de los Programas Especiales como: Atención Integral al Adulto Mayor, Jornada Escolar Complementaria,  Atención Integral a Discapacitados y a la Niñez.

Cabe resaltar que también se favorecieron familias afiliadas en temas de Recreación y Deportes (225.728), Turismo Social (3.187), Créditos y Cobranzas (7.123).

Aunque los protocolos de bioseguridad limitaron la asistencia presencial, se utilizaron plataformas digitales para poder llegar a cada rincón del Cesar. No obstante, el 51,3% de los servicios prestados fueron presenciales y un 48,7% virtuales, un reto que permitió que la Caja innovara y se adaptara a las nuevas realidades que hoy priman.

Un gran aliado

Muchas manos sujetaron la misión de la Caja de Compensación Familiar y con ella y, enfrentando las nuevas realidades, se aprovechó a un 100% la reapertura de Comfacesar IPS, habilitada con el propósito de ampliar la cobertura en salud y su red de medicina adscrita, entregando una atención con profesionales especializados en todas las áreas, para afiliados y usuarios en general.

Las alianzas también continuaron pese a la distancia: 58.348 personas fueron beneficiadas con la ejecución de 47 proyectos vigentes, 12 enfocados al concepto de Responsabilidad Social Empresarial; más de 6.000 empleos directos e indirectos generados.

En total, $107.465 millones recaudados

En el informe de gestión 2020 presentado durante la Asamblea General Ordinaria de afiliados versión 45°, Comfacesar también entregó cifras económicas que respaldan su entrega, compromiso y función ante la comunidad. Tan solo los recaudos alcanzaron $107.465 millones, los cuales se traducen en bienestar para los 106.714 trabajadores afiliados de las 7.808 empresas aportantes.

Para el presidente del Consejo Directivo Salim Saad como el Director Administrativo Frank Montero Villegas el Covid – 19 fue un verdadero reto para la Entidad, portafolio de servicios y el talento humano.

Además, durante la presentación se conoció que $39.056 millones correspondieron a cuotas monetarias pagadas, para aliviar las cargas de los hogares afiliados, se designaron $3.985 millones en subsidios de viviendas, traduciéndose a 155 familias con casa propia; y $11.629 millones en subsidios para combatir el desempleo, distribuidos en 6.215 beneficiarios que a causa de la crisis generada por la pandemia del Covid-19 quedaron cesantes.

Con esto, Comfacesar deja sentado un precedente de que pese a las dificultades, se pueden construir estrategias que permitan continuar proyectándose en el Cesar como el actor social que transforma vidas.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here