El Mojao, paraje turístico del Cesar

A pesar de las secuelas dejadas por la violencia, aún subsisten en el ámbito nacional, y también en el departamental,  poblaciones que se han sacudido ese Inri de la violencia y se han erguido, imponentes, como paradigmáticas en su renacer productivo y social.

El corregimiento de ‘El Mojao’ es uno de ellos, de los más emblemáticos, al constituirse como destino turístico, social y cultural.  Ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, muy cerca al corregimiento de Atanquez, ‘El Mojao’ es un lugar mágico en donde propios y visitantes se deleitan de las frías aguas que corren en medio de gigantescas piedras, formando algunas improvisados resbaladeros y pequeños pozos  de aguas cristalinas provenientes del  Río Candela.

Llegar a ‘El Mojao’ es muy fácil: se sale de Valledupar por la carretera que conduce a  Patillal; al llegar a esta población, un ramal de 7 kilómetros hacia la izquierda lo lleva a la población de La Mina y finalmente a su destino, para un recorrido total de aproximadamente 50 minutos, todo por una carretera angosta pavimentada en placa hueca, recreado por hermosos paisajes y un clima cálido, el cual acelera las ganas de poder bañarse en este hermoso paraje. Es impactante el entorno conformado por la fauna y la cultura de las tribus indígenas Kankuamas, habitantes de esta zona del departamento.

La maravilla de este ambiente natural fue percibida  y aprovechada por la sensibilidad de la familia Gutiérrez Pacheco, quienes no cedieron al clima de violencia que circundaba la zona; luego de una salida por fortuna temporal,  recuperaron ese pedazo de tierra suyo que es un diamante en bruto de la naturaleza cesarense.

La Familia Gutiérrez Pacheco, a su cabeza los hermanos Walter y Alma, comenzaron a organizar los populares paseos de olla, y ante la demanda de la gente vislumbraron una productiva fuente de ingreso y de desarrollo para la región. Salió a relucir el notorio talante comerciante que caracteriza a la familia. Con el tiempo levantaron el mayor establecimiento de comida de toda la región, visitado por legiones de clientes propios y foráneos convirtiéndolo en uno de los sitios turísticos más visitados del departamento.

Un inmenso kiosco lleno de mesas y taburetes de madera rodeado  de frondosos árboles de mango y mamón, se convierte en el ambiente propicio de un delicioso comedor auténtico, en donde sus visitantes pueden deleitarse con  variedad de sancochos como gallina criolla, costilla salada con frijol, mondongo; para los amantes del asado el auténtico restaurante ofrece lomo de carne, cerdo, pollo y pescado de mojarra y bocachico, además el popular corrientazo, el cual no puede faltar en ningún servicio de comedor.

Es un ambiente fresco, familiar y ameno lo que brinda ‘El Mojao’ a pesar de los 300 visitantes diarios que recibe en temporada normal,  sin dejar de lado los 500 que llegan en épocas de vacaciones y los casi 700 visitantes en temporada alta como Festival Vallenato y Semana Santa, los que además disfrutan el balneario desde las 6:00 am hasta las 6:00 pm todos los días del año.

El Mojao ofrece los servicios de alquiler para eventos sociales, encuentros empresariales, habitaciones por día, y el arriendo de caballos y cuatrimotos por horas para disfrutar de un recorrido diferente en la zona.

No puedes quedarte sin conocer este paraje de la naturaleza que tiene el departamento del Cesar, uno de los ambientes más propicios para el descanso, arropado de mansas aguas y una amplia vegetación que lo hacen diferente a todos los demás.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here