El Centro Cultural de la Música Vallenata es una realidad

Serán más de 138.000 millones de pesos, que se van a invertir en la construcción del Centro Cultural de la Música Vallenata, un sueño para el folclor y turismo vallenato que será hecho realidad,  debido a que  el pasado viernes 7 de mayo fue adjudicada la construcción a través de una licitación pública por parte de la Gobernación del Cesar, considerando que dentro de un mes se inicie la obra que además generará alrededor de 500 empleos en el municipio, 300 empleos directos y 200 empleos indirectos.

La idea de construir un Centro Cultural en la ciudad de Valledupar, es preservar y salvaguardar el folclor regional, la música vallenata, además de promover el turismo en la capital del Cesar, para dar a conocer los grandes juglares, compositores, artistas que han hecho del género musical, una expresión artística y que su legado no quede en el olvido por consiguiente este centro contara con un gran museo del vallenato, así como ofrecer una gran sala de eventos para que Valledupar se convierta en epicentro de importantes convenciones.

El gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo informó que a través de la Secretaría de Infraestructura se desarrolló el proceso licitatorio que dio como ganador a la firma A Construir S.A., la cual debe surtir los trámites de contratación en los próximos días para dar inicio a las obras, que tienen un plazo de 22 meses para la construcción.

Sobre la obra

La inversión es de $138 mil 817 millones provenientes de regalías directas del Departamento y comprende en 5 pisos con espacios urbanos por 30.070 metros cuadrados de edificación, en los que estarán situados: un sótano con 243 celdas de parqueo, restaurante, cafetería, oficinas, estudios de grabación, museografía, hall de la fama con las figuras en cera de los juglares, plaza comercial cubierta, mirador, entidad bancaria, espacio para microferias y la sala de eventos para 1.200 personas en espacio flexible reconfigurable.

Aparte de contar con gran tecnología para poder disfrutar de un recorrido por el museo, artístico e interesante, con inteligencia de realidad virtual, proyecciones que hagan sentir al visitante estar por ejemplo en una parranda vallenata, conocer a fondo como los grandes compositores creaban sus canciones y mantener esa llama viva y el interés por el folclor y la cultura vallenata.

El lugar elegido para la construcción, está ubicado entre la calle 16 y diagonal 16, entre carreras 14 y 15, este espacio escogido para construir el centro cultural ha recibido diferentes críticas, de las cuales el gobernador mencionó que no se podría construir en las periferias de Valledupar ya que dificultaría el acceso de las personas y que además los grandes museos que están en diferentes partes del país se encuentran en la zona céntrica de la ciudad.

“Este proyecto responde a la obligación que tenemos de preservar para el futuro el vallenato y todos los elementos que componen su crecimiento y su evolución, un compromiso que se volvió inaplazable cuando la Unesco, reconoció nuestra música vallenata como un patrimonio inmaterial que desempeña un papel esencial en la creación de una identidad regional común”.

Desacuerdos y acuerdos

Esta ‘extravagante’ obra ha generado diversas opiniones en la comunidad vallenata, muchos estan de acuerdo con la creación y construcción del centro porque impulsaría el turismo en la ciudad, sin embargo, ha sido cuestionada por sectores que consideran que no es una inversión prioritaria.

Cómo es el caso de la Central de trabajadores, el presidente de este gremio, Jhonny Gonzales, manifiesta que este no es momento de construir una obra no prioritaria a la coyuntura que estamos viviendo debido al letal virus del Covid – 19 que ha generado la deserción de varios empleos, aumentando el desempleo y el empleo informal en el departamento, aparte los 25 municipios del departamento se encuentran en una situación bastante grave.

Según el presidente de la CUT, con la inversión de la nueva construcción que tiene un costo  bastante elevado, se puede optimizar y priorizas las necesidades del pueblo en Cesar, generando empleos y mejorar las condiciones de vida.

Una idea que da el señor Jhonny Gonzales es la siguiente: «Estos recursos se podrían utilizar para reactivar la agronomía; en cuantas hectáreas podríamos nosotros cultivar para ayudar a los comerciantes y que generan empleo en el departamento.»

Con respecto a las marchas comenta que la comunidad está saliendo a las calles, no solo por la situación del país, sino por la falta de recursos en el departamento.

«Ojala el señor gobernador asuma una actitud de grandeza y priorice las necesidades de su pueblo, el Cesar.» Finalizó el presidente de la CUT Jhonny Gonzales.

Por otro lado, llegó a oídos de la administración departamental que los comerciantes del sector realizarían un plantón debido a que la gran incertidumbre que a ellos les genera esta construcción, ya que van a desalojarlos del espacio publico, espacio que se ha convertido en muchos de los que estan ahí en su lugar de trabajo por más de 40 años, su sustento de vida.

Sin embargo el 12 de mayo la gobernación envió a un delegado a conversar con el grupo de comerciantes calmando su angustia al informales que están y serán tenidos en cuenta para el plan del Centro Cultural, tomaron los datos de todas las personas pertenecientes al grupo de comerciantes

Según Miriam  Robles, comerciante del sector que lleva más de 21 años atendiendo a todas las personas que se sientan en su local a comer y/o de gustar de su comida. Miriam manifiesta que «nosotros en ningún momento hemos estado en contra del que el gobernador construya el centro, lo que queremos es que nos tenga en cuenta, después de tantos años de estar aquí, merecemos un lugar en vez de ser desalojados. »

Aparte de mostrar su descontento porque no tenían información de la obra y se enteraron faltando un mes para su ejecución, tienen fe y esperanza de que el Centro Cultural del Vallenato, será un sector atractivo para todos los visitantes, sin embargo, los comerciantes iniciaron un derecho de petición para que este sea respondido por el gobernador y así ellos estar seguros en que sí serán tenidos en cuenta en la obra cultural.

Siguen más comentarios en desacuerdo de esta obra que según el gobernador Luis Alberto Monsalvo será para incrementar el turismo en la ciudad y de esta forma generar empleos directos e indirectos.

El ex gobernador Mauricio Pimienta, dio su opinión al respecto sobre esta obra:
En nuestras narices, sin el menor pudor, adjudican a las malas una obra innecesaria, indeseada, impopular, opulenta en medio de tanta pobreza y necesidad, durante una pandemia, que contradice básicas políticas públicas de eficiencia, calidad y focalización del gasto con las que un economista -creo que eso estudió Monsalvo- debería estar familiarizado.
Donde están los pronunciamientos anteriores y posteriores a la adjudicación por parte de la SCI y la SCA? Si los hicieron se ahogaron en la campana neumática que tiene el régimen para acallar a sus críticos….

Dolor de patria chica y grande tengo con esa decisión, que avasalla las más elementales aspiraciones de los cesarenses, pero especialmente de los vallenatos, como son la apuesta por prioridades más apremiantes (así, aunque suene a pleonasmo) tales como una inaplazable PTAR para el Río Cesar o la ejecución de la redentora Represa de Los Besotes, por mencionar solo dos de impacto socio ambiental en a largo plazo, con las que se habría inmortalizado el gobernante “de siempre”.

Y los organismos de control? Muy bien, gracias. La felonía para con la mínima decencia y respeto a la ley, al adjudicar con un solo proponente un obra de 140 mil millones , debería por lo menos ser objeto de una pesquisa para confirmar si el argumento pueril esgrimido por la Secretaria de Obras Públicas para justificar semejante ofensa a la ley de contratación, es cierto: que firmas como Conconcreto, Constructora Colpatria, Coninsa Ramón H, HB Estructuras, etc., poseedoras de un capital mayor que la desconocida adjudicataria, pudieron no haberse presentado por dificultades que atraviesan a raíz de la pandemia. Con quien cree que está hablando a las carreras esa secretaria para disimular su afrenta a la inteligencia de los cesarenses?

Lo triste es que esos organismos de control -ruego estar equivocado- coincidirán en que el proceso cumplió con las exigencias legales, que el hecho de atenderse la mayoría de observaciones a los pliegos formuladas por posibles participantes, excusa la pluralidad de oferentes, y por lo tanto no hay nada que objetar.
Como triste, lacerante, y oprobioso será escuchar repetir que había que hacer esa obra porque fueron recursos nacionales que el gobierno de Duque(!) le trasladó para que los ejecutara a las volandas el régimen Monsalvo Gnecco en su obra magna ante la posibilidad que se quedaran sin uso en ese sector de la cultura.
Con esta obra, con su incongruente financiador, con su inefable ejecutor y con la indiferencia de un pueblo, podemos decir que perdimos toda capacidad de asombro…..

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here