Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Educ – arte

Educ – arte

Lo acontecido en los últimos meses en nuestro continente ha removido el tejido social y, sin duda alguna, vendrá una nueva era de relacionamiento humano. Los malestares y consignas sociales junto a la violencia con que han actuado “ambas” partes, considero que requieren de una reflexión seria y abordar con seriedad y responsabilidad, invitando por último al sentido común.

Lea: Esclavitud tecnológica: ¿respuesta, necesidad o problema de la nueva sociedad?

Leo, vivo y respiro la palabra democracia y sus valores, pero en un momento esto debe estar a la base de algo, sí, de la educación, donde se han de formar a las personas y a los que serán nuevos ciudadanos de la cotidianidad que exigirá estar bien parado frente al mundo.

Tenemos un continente lleno de maestros mágicos, que inspiran crecer y ser como ellos, casi un ‘Avengers’ de la época, pero otros no, incluso algunos envían mensajes de frustración.

Sin embargo, en sus formaciones, de seguro también tuvieron falencias en la calidad de información y formación. Por eso, creo que uno de los desafíos sociales será entregar una formación orientada a las oportunidades de crecimiento personal y profesional, que puedan desbordar las habilidades, saltando las desigualdades entre la ciudad y el campo, las falencias de la primaria y secundaria en colegios privados y públicos.

Le puede interesar: ¿Cuándo será el grito juvenil?

Seguramente el perfil de los nuevos trabajos va a cambiar en un abrir y cerrar de ojos, ¿estás preparado para adaptarte al cambio?, en muchos de los trabajos laborales ya la inteligencia artificial ha llegado para quedarse y es apenas el comienzo de una nueva era de tecnologización. ¿Se restará importancia a los títulos profesionales y se valorarán más las competencias personales, habilidades y conocimientos de las personas? ¿Desaparecerán las universidades y nos adaptaremos a la nueva era de educación virtual?

El común social señala que la formación de las personas debe estar enfocada en su ética y consciencia social, resguardando el cumplimiento de criterios, estándares de comportamiento y estética (tema no menor, que aspiro escribir prontamente), que al mismo tiempo siga una línea de autoformación y toma de decisiones que impacten en el tejido comunitario para así, ser alguien de bien, ¿estás de acuerdo con ello?

Conozca: ‘Polombia’: ¿qué pasa los 23 de noviembre?

El nuevo ciudadano, a quien muchos de los que lea esto tilda de flojo, de menos esfuerzo, es y será un ciudadano moderno capaz de entender las variables económicas y sociales que le permitirán tomar una decisión real y no envasada. Entiende el mundo, sus desviaciones y en qué puede redirigir el rumbo y además, está empapado del uso de la tecnología a su favor.

Apuntémosle a entregar una educación transversal y critica que permita discernir entre los beneficios y aspectos de mejora del mundo real, ese mundo que día a día se está volviendo más cruel. Es raro que en las conversaciones familiares siempre se tilde o se prediga de que las nuevas generaciones van a estar perdidas, ¿perdidas o se les construyó un laberinto?

José Daniel Torres
Psicólogo
Universidad de Chile

Deja un comentario

Top