Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Valledupar sigue celebrando El Mes del Patrimonio

Valledupar sigue celebrando El Mes del Patrimonio

A escasos 10 minutos de Valledupar se encuentra, para muchos oculto, el Camino Real que durante el periodo colonial se construyó para comunicar a los poblados; este en particular, comunica a lo que siglos atrás fue el centro histórico de la capital del Cesar, con lo que actualmente es el corregimiento de Los Tupes, jurisdicción de San Diego de las Flores, epicentro de la Nación Coyaima o Tupe.

Este sendero fue recorrido por decenas de personas, en el marco de la celebración del Mes del Patrimonio en Valledupar, con el fin de revivir la historia colonial y principalmente los hechos indígenas, y sumergirse en la riqueza natural de los ecosistemas allí prevalentes. Todo esto gracias a la Oficina de Turismo del Municipio, la Fundación Amigos del Viejo Valledupar, Aviva, y el Centro de Memoria Histórica de San Diego de las Flores, Cemsa.

 “Desde la carretera hasta Los Tupes hay 4 mil 700 metros, pero el camino sigue y se conecta con lo que anteriormente fue el corazón de Valledupar, que actualmente existe. En la época colonial el Camino entraba a la ciudad de Valledupar y la conectaba con la Encomienda de Tupe”, dijo Armando Arzuaga Murgas, coordinador del Cemsa y secretario de Aviva.

Por su parte, la coordinadora de la oficina de turismo de Valledupar Adela Becerra, expresó que es muy importante que la ciudadanía conozca por fin este tipo de escenarios naturales e históricos pues son parte de nuestra riqueza cultural. “Estamos recorriendo este Camino Real con el grupo, queremos que muchas personas, vallenatos, turistas, puedan conocer todo esto, la naturaleza y la historia por supuesto”.

El Camino Real, que está en perfectas condiciones para el recorrido en vehículos y mucho más para el senderismo, está lleno de escenarios naturales, hábitat de especies como el mono aullador, aves como el carrao, atravesado por el río Mocho y el río Chiriaimo que divide a San Diego de La Paz. Al final del sendero se encuentra el corregimiento de Los Tupes, una población que fue golpeada por la violencia pero que por fortuna recuperó la paz y la tranquilidad; en el lugar se encuentra uno de los lugares para el peregrinaje religioso más visitados: la Hermita de Santa Ana de Los Tupes.

“Estamos recuperando la memoria histórica de los municipios del Cesar, buscamos las historias, que Colombia sepa qué es el Cesar. Son tan importantes los caminos reales, tenemos unos ancestros indígenas, hay que recuperar esa memoria porque el Cesar no solamente es vallenato”, manifestó Catalina Cabrales, investigadora que participó en el recorrido.

Algunos estudiantes de la Fundación Universitaria del Área Andina hicieron parte de este segundo evento en el marco de la celebración del Mes del Patrimonio; los jóvenes destacaron la jornada: “agradecemos esta invitación, a los diferentes entes como la Fundación Aviva. Para nosotros es muy importante conocer todos estos procesos, es un tema de historia que nos interesa porque hace referencia a los que somos”, agregó Jorge Eliecer González Gómez, estudiante de Derecho.

 

Deja un comentario

Top