Usted esta aquí
Inicio > Ciro Quiroz Otero > ¿UNIVERSIDAD NACIONAL SEDE CARIBE, PARA CUÁNDO?

¿UNIVERSIDAD NACIONAL SEDE CARIBE, PARA CUÁNDO?

Ministros de educación caen y otros suben y olvidan que la Constitución colombiana dice garantizar la libertad de enseñanza, pero no garantiza el derecho real y el efectivo acceso a ella, con igualdad e innovación, a una formación integral como inversión humana.

‘Ser pilo paga’ anuncia demagógicamente la propaganda gubernamental, que hasta ahora lo único que ha logrado es la discriminación de estos becarios en universidades donde su selección es puramente económica y clasista.

En el medio en que nos encontramos podría tener otra exégesis más real y común, que sería ‘Ser pillo paga’, por lo que vemos y reprobamos. Y es que el Estado no provee los medios, permitiendo la elitización de la educación sin preservar su contradicción y conflictos que crea, so pretexto de un derecho a la selección de una buena calidad para unos, mientras restringe para otros esa oportunidad, porque no existe o es de pésima calidad; lo que no deja de ser una falacia que se opone al intercambio socio-cultural con calidad y progreso que opera solo para una elite, en contraposición a la igualdad que predica y no aplica el Estado.

Vale la pena comentar o traer a colación lo que dice Cecilia López Montaño (El Tiempo, columna dominical) en referencia a la educación privada y a su crisis ética y moral. “La educación privada, adonde va la clase media, y la super costosa a la cual asisten los que terminan teniendo acceso al verdadero poder económico, político y social de este país, está en una crisis peor. ¿Qué tipo de dirigentes estamos formando: aquellos que creen que tienen la libertad de hacer lo que les venga en gana?”. Critica además la ausencia de ministros con formación y liderazgo, que debe ser de la inherencia de esta cartera.   

Veamos un caso: En 150 años, la Universidad Nacional, pagada por la nación entera, montó sedes en el interior del país y nunca se acordó de la Costa Atlántica. A paso de tortuga avanza la obra para el Caribe, que ha despertado la expectativa dada su calidad, adecuación, actuación y protagonismo histórico en el país.

Hace 6 años la Gobernación del Cesar celebró, con la Universidad Nacional de Colombia, un convenio para la sede que se construye hoy entre Valledupar y La Paz. El cálculo para terminarla raya en la indiferencia, por la falta de liderazgo y directrices de los compromisarios, también la apatía de los ex alumnos del Cesar y la Guajira, que son muchos y muy bien catalogados.

Hasta la pancarta que signó su lugar: “Aquí se construye el saber”, desapareció; cuando creímos que la obra habría de inaugurarse para el sesquicentenario del alma mater, este año, está lejos de lograrlo por la modorra de una clase política a la cual poco importa la educación y la instrucción regional y pública.

Al día de hoy existe apenas un convenio en virtud del cual el departamento del Cesar donó un lote y construye una infraestructura, que no puede negarse, se ve funcional, estética y adecuada para su medio y propósito, y no se sabe cuándo se podrá decir que la obra, como la circunferencia, cerrará ‘justa y perfecta’.

No nos digamos mentiras, nada sacamos con ello; en este momento, jurídica y académicamente la sede no existe porque no ha sido creada por el Consejo Superior Universitario (ente del gobierno central), lo cual solo operaría cuando el Ministerio de Hacienda garantice en total los recursos de funcionamiento, no se sabe cuándo. Seguimos en innecesaria espera. En síntesis, el proyecto carece de paternidad y maternidad responsables.

Se reitera. Seguimos en innecesaria espera, vacío ético-político que debe llenarlo la Universidad Nacional de Colombia por tratarse de un Departamento Administrativo del Estado, por sus servicios especializados como lo ha venido demostrando a través de la historia nacional y para la cual fue imaginada por los pensadores filosóficos de la constitución liberal de 1863.

Cabe preguntar entonces, ¿Universidad Nacional, sede Caribe, para cuándo?

 

Deja un comentario

Top