Usted esta aquí
Inicio > En Crónica > UNA HISTORIA DE ALGO AUTÓCTONO: “MÁS ALLÁ DEL SOMBRERO VUELTIAO”

UNA HISTORIA DE ALGO AUTÓCTONO: “MÁS ALLÁ DEL SOMBRERO VUELTIAO”

En uno de mis viajes, me desplacé a un pueblo del suroeste antioqueño, aproximadamente 100 km. de Medellín, llamado Jericó - ahora de boca en boca de todos los colombianos en honor a la primera santa colombiana, la Madre Laura Montoya. 

Este pueblo, enclavado en la cordillera occidental, es la cuna de un implemento usado por los campesinos del eje cafetero y Antioquia llamados el CARRIEL. Allí tuve la oportunidad de entrevistarme con el señor John Agudelo Bohórquez, principal fabricante de carrieles de Colombia para el mundo.

En Jericó se respira en cada esquina el apellido Agudelo; existe la guarnielería Rubén, Oliverio Agudelo; la guarnielería y talabartería Saulo Agudelo e hijos; personajes como Juan Pablo II, el Rey Felipe de Borbón y numerosos políticos del país - Álvaro Uribe Vélez, entre otros - han lucido un elegante carriel Jericoano.

Durante cada sorbo de un delicioso café de la Rueca, me fueron devanando la historia del carriel. Con la llegada de los colonizadores españoles, uno de los hijos de Juan de la Cruz Bermúdez empezó a realizar una alforja de cuero que permitiera portar algunos elementos del día a día: naipe, barbera, dados, aguja d’arria, aguja capotera, jabón de tierra, jabón Reuter, fotos y mechones de las  novias, amuletos contra  la culebra, colmillo del morrocoy, ojo de buey, velas, tabacos, fósforos, cabuya, herramienta para herrar, libreta de apuntes, lápiz, peine, pañuelo, navaja capadora y la platica, para así llevarlos durante sus viajes en mula en las trochas de Antioquia.

Posteriormente se le ampliaron los bolsillos y se le dio un toque de elegancia colocándole en el frente pieles de nutria, tigrillo o perro de monte; además, se le recubrió con pieles de res pintadas con diferentes colores: amarillo, rojo y negro, que para algunos representa la bandera de España o quizá la de Alemania.

La palabra carriel puede tener 2 orígenes: del francés cartier (cartera) y del inglés carry all (cargar todo). El señor Bermúdez, bisabuelo del padre de John Agudelo, llamado Darío de Jesús Agudelo Bermúdez y acompañado de Apolonio Arango le fueron dando cada vez más forma y estilo a lo que hoy es el carriel.

En 1912 llegó la máquina Singer 12W-112 con la cual se facilitó el proceso de enguarnecerlo; por eso el término guarnielería se sigue empleando en algunos negocios del municipio. En 1955 se unió Gildardo Uribe y crearon el primer carriel para damas y niños, lo mismo que el estilo cuadrado. Desde 1987, John Agudelo tomó la tradición de sus ancestros y continúa fabricándolo en su taller de manera artesanal. Para él “nada reemplazará en el mundo el carriel”.

En la actualidad, el carriel es un artículo motivo de orgullo, elegancia, porte y distinción de los paisas y de los colombianos; por lo tanto, debemos luchar por la conservación de todos los símbolos autóctonos de nuestro país.

* Médico internista-reumatólogo  

Deja un comentario

Top