Usted esta aquí
Inicio > En Bienestar > UN TOQUE DE DISTINCIÓN

UN TOQUE DE DISTINCIÓN

Los buenos modales deben rodear la vida cotidiana y hacen parte de nosotros mismos para desenvolvernos con naturalidad y sencillez.

Aquí encontrará algunos datos de interés a la hora de un coctel:

Sentirse cómodo durante un coctel es muy importante para tener confianza en sí mismo. ¿No le ha ocurrido que en una invitación especial no sepa cómo desenvolverse frente a determinadas circunstancias?:

 

02_toallas-vs-secadores

  • Manos limpias: en un coctel no siempre es fácil disfrutar los pasabocas, ya que generalmente se tiene una copa en la mano. Además, en este tipo de eventos se conoce mucha gente y todo el tiempo se están estrechando las manos. De modo que, si por casualidad, se saluda a alguien que tenga grasita o humedad en los dedos, la sensación es muy desagradable. El sentido común dice que tenga una servilleta de papel para limpiarse los dedos con rapidez. De la misma manera se aconseja sostener el vaso o la copa con la mano izquierda para conservar la otra seca, limpia y lista para saludar.

2

  • Palillos: Cuando los pasabocas se pasan insertados en un palillo, muchas veces resulta un verdadero problema deshacerse de los mismos; bajo ninguna circunstancia se deja el palillo usado en la bandeja. Un anfitrión con sentido común suministra, en estas ocasiones, cerca de donde están los invitados, platicos o ceniceros para que se puedan depositar allí.3a
  • Pasabocas: Cuando el pasaboca es caliente, se prueba con la lengua cuidadosamente antes de introducirlo a la boca, así evitará posibles quemaduras.

SONY DSC

  • Al tomar un pasabocas relleno, procure no morderlo sino ingerirlo de un solo bocado, de lo contrario es muy posible que se manche el vestido. Lo mismo sucede con los vegetales crudos que en la mayoría de los casos se untan de salsa; en estos casos, lo mejor es tener una servilleta a mano para ponerla por debajo y evitar que la salsa se escurra.

5

  • Si el canapé que se acaba de comer sabe mal, páselo rápida y discretamente a la servilleta y deposítelo en una caneca. Lo mejor, en ese instante, es dar la espalda a los demás con disimulo.

613_15_40_58

  • Las verduras crudas se deben presentar cortadas a lo largo. Algunas opciones: zanahoria, apio, aceitunas, etc. Generalmente se ponen en una mesita. Cuando se ofrecen a una persona, ésta escoge la que le gusta y le pasa la bandeja o recipiente a la persona situada a su lado, izquierda o derecha.

queso-crema-y-pollo

  • Cuando el queso crema hace parte de los pasabocas, con una cucharita se toma la cantidad deseada.

pura-vida-quito3

  • Si alguien toma más de cuatro pasabocas en una servilleta de papel, da pie a los demás asistentes para pensar que está comiendo demasiado.

ponque-de-chocolate

  • En los matrimonios, primeras comuniones, bautizos y cumpleaños, con frecuencia se sirve un licor y el ponqué antes de la comida, lo cual no se aconseja, ya que el ponqué reemplaza al postre.

EFE/EUA CARIBE MIA08 San Juan (Puerto Rico), 9/7/07.- Una de las participantes en el taller sobre vino español organizado por la Academia del Vino de España junto a la "Society of wine educators'', aprecia el pasado jueves, 5 de julio, en San Juan el aroma de un caldo. Gracias a la proliferación de buenos restaurantes en Puerto Rico que incluyen en sus cartas maridajes de platos y vinos, el panorama vinícola en la isla caribeña "es más sofisticado que el español", aseguró el presidente de la Academia del Vino de España, Pancho Campos, a Efe. El enólogo es uno de los dos únicos candidatos españoles al prestigioso título británico de Master of Wine. En Puerto Rico hay "muchos buenos chefs, mucha cocina creativa y mucho buen restaurante que fusiona la cocina criolla con la modernidad y la cocina internacional y este movimiento va acompañado del vino", sostuvo Campos. EFE/Thais Llorca

  • El champagne o el vino seguidos del ponqué no sólo saturan a los invitados, sino que les impide comer por lo menos en dos horas. Por otra parte, con el dulce el trago surte un mayor efecto.

Tomar estas precauciones no es vanidad. Es aplicar el sentido común y salvar una buena comida.

Por: Cecilia Luque Soto

Deja un comentario

Top