Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Tres personas resultaron quemadas con pólvora en noche de velitas

Tres personas resultaron quemadas con pólvora en noche de velitas

Pese a las campañas que realizan de manera constante y articulada la Secretaría Local de Salud con diferentes entidades como la Policía, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Secretaría de Salud Departamental y Gestión del Riesgo del Departamento, en la primera celebración que le da paso a la Navidad, tres personas residentes en el municipio, resultaron afectadas debido a la manipulación con artefactos que contenían pólvora.

Para la secretaria Local de Salud, Elba Yolanda Ustariz Martínez, es lamentable que ocurran estos hechos, que algunas personas hagan caso omiso al llamado de las autoridades de salud de no manipular pólvora, y miren que los resultados no son los mejores.

“En la Noche de Velitas, según el reporte que nos llega por medio del Sistema de Vigilancia, Sivigila, el primer hecho que dejó persona lesionada con pólvora, ocurrió en el barrio Chiriquí y corresponde a una joven de 17 años que, de acuerdo con la información, manipulaba unas luces de bengala y resultó lesionada en el rostro, siendo llevada al servicio de urgencias del Hospital Eduardo Arredondo Daza, sede CDV”, acotó Ustariz Martínez.

Agregó que, el segundo caso fue el de una joven de 19 años, residente en el barrio Arizona, quien resultó con quemaduras en una mano al manipular un artefacto explosivo conocido como ‘tote’ y se le prestó atención en la Clínica Médicos (Centro).

El tercer caso corresponde a un señor de 51 años, con compromiso en mano izquierda con amputación de la primera falange del dedo índice, amputación del dedo anular y reconstrucción del pulgar. Según manifestó, esto ocurrió cuando manipulaba un ‘tote’ en el barrio Bello Horizonte, siendo atendido en la Clínica Médicos de Alta Complejidad donde sería sometido a una cirugía.

La Secretaria Local de Salud enfatizó que se continúa con la alerta por la temporada navideña, de la que hacen parte las acciones de intensificación de vigilancia por lesiones con pólvora, intoxicación con fósforo blanco, con la ingesta de alimentos y bebidas; así como las campañas en los barrios y diferentes sectores de la ciudad sensibilizando sobre el no uso de la pólvora, tal como se tiene previsto con la Policía Nacional y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

“Queremos recordarles a los padres de familia y adultos en general, que no deben manipular pólvora y mucho menos permitir que los menores de edad lo hagan; si conocen de alguien que comercialice estos elementos explosivos sin permiso alguno, deben avisar de inmediato a las autoridades, porque esto acarrea sanciones que pueden ir desde multas hasta el cierre del establecimiento. Si son niños los que sufrieran las heridas, los padres de familia corren el riesgo de perder la patria potestad de los niños, además deberán pagar multas que superan los 800 mil pesos”, argumentó Ustariz Martínez.

Deja un comentario

Top