Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Para que todos quieran regresar…

Para que todos quieran regresar…

 Para ser un buen anfitrión, no sólo hay que arreglar la casa y tener lista la comida.

 

Es importante recibir a cada uno de los invitados, presentarlos e integrarlos al grupo.

Tratar de relacionarlos entre sí, pero en especial a los que asisten a su casa por primera vez.

Al presentarlos, puede dar información  sobre cada persona para que los demás tengan la oportunidad de ponerles tema de conversación.

Es de vital importancia recordar los nombres de los acompañantes de sus invitados. Eso los hace sentir bien.

Alejar muy sutilmente a las personas que se pasen de trago e incomoden a los demás y tener habilidad para  desviar la conversación que se torne aburrida.

EL PERFUME

La mayor parte de las mujeres no saben explotar la gracia que les puede aportar el uso de un buen perfume.

Conviértalo en aliado para causar una buena impresión.

Cerciórese de usar el correcto y en forma adecuada.  Estos consejos le ayudarán a hacer la elección más conveniente:

  • Los aromas de frutas y de hierbas le anotarán puntos en el campo laboral, porque son suaves, refrescantes y se perciben como propios de una profesión. Los más frecuentes son los de limón, naranja, verbena y hierbabuena.
  • Los perfumes con olor a bosque también dan buenos resultados. Son fragancias naturales con olor a ‘limpio’, eucalipto, romero,

Si usted como mujer pasa por alto estas fragancias, en favor de las más fuertes, sus compañeros de trabajo podrían percibirla como una manipuladora, que trata de aprovecharse de sus encantos para avanzar.

Evite en su trabajo los aromas dulzones, propios de ciertas flores o frutas, que suelen ser penetrantes y dificultan con frecuencia la concentración.

En todo caso, cualquiera que sea la fragancia que elija, úsela con moderación.

Nunca se aplique tanto perfume para ir a trabajar, que aquellos que se encuentren cerca de usted, puedan percibirlo a más de un metro de distancia.  Esto resulta abrumador y de muy mal gusto.

Los mejores puntos para aplicarlos son aquellos en donde se siente latir el pulso:

  • Detrás de las orejas.
  • En las sienes.
  • En la parte interna de las muñecas y de los codos.
  • En la base del cuello.
  • En la aparte de atrás de las rodillas y en el escote.
  • En estos puntos el calor natural del cuerpo, acentúa la fragancia.

 

Deja un comentario

Top