Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Senador Antonio Sanguino rechaza la propuesta de ganaderos del Cesar de solicitar al Gobierno Nacional autorización para portar armas

Senador Antonio Sanguino rechaza la propuesta de ganaderos del Cesar de solicitar al Gobierno Nacional autorización para portar armas

Hace tan solo un par de días, el presidente del fondo ganadero del Cesar, Hernán Araújo, solicitó públicamente que el gobierno nacional les permitiera el porte de armas a los ganaderos del Cesar.

Esta propuesta cayó muy bien entre el mismo gremio de ganaderos que se sienten amenazados antes los sucesivos casos  de inseguridad que han aterrizado al gremio en las últimas semanas. El más reciente caso, tiene que ver con la desaparición del ganadero Juan Felipe Ustaríz, del cual aún se desconoce si su cuerpo corresponde a uno encontrado incinerado al interior de su camioneta.

“No entendemos por qué los delincuentes pueden traficar por todas partes con armas que muy seguramente no tiene autorización de porte para cometer sus fechorías, mientras que el ganadero, el agricultor y  trabajador del campo, que tiene que asistir a su empresa que está aislada y donde la presencia de las autoridades es deficiente, tienen prohibido el porte de armas. Lo que estamos pidiendo es que se revise esa medida y que se le permita el porte de armas a la gente honesta que está trabajando”, manifestó el ganadero Hernán Araújo.

Pues ante esta proposición, emitida principalmente por Hernán Araujo, el Vicepresidente de la Comisión de Paz del Senado de Colombia, Antonio Sanguino rechazo de manera contundente la propuesta de solicitarle al Gobierno Nacional para armarse y defenderse.

“Esta solicitud es absolutamente descabellada e irresponsable que  parece olvidar el nefasto antecedente y la sangrienta herencia los grupos paramilitares en el caribe colombiano y en el departamento de Cesar, así como en muchas regiones de Colombia. Fenómeno paramilitar que precisamente se derivó de una estrategia de distribución de armas entre civiles y de creación de cuerpos civiles de seguridad”, advirtió el senador Verde Antonio Sanguino.

Para el legislador colombiano lo más apropiado y lo más coherente,  “es que la seguridad, pública y ciudadana esté estrictamente en manos de la fuerza pública. Que prime el criterio del monopolio de la fuerza en manos del Estado. Es, además, lo más aconsejable en estos tiempos en que queremos superar la sangrienta herencia del paramilitarismo y en momentos en que queremos construir la paz en Colombia, en el caribe y el departamento del Cesar. Nosotros tenemos un problema de inseguridad generalizado en el país, lo que tenemos que hacer es un gran debate en el congreso sobre la estrategia de seguridad para proteger la vida de los Colombianos”

De esta manera, el senador Sanguino dejó claro que lo que se necesita es evaluar el papel de la fuerza pública, y que la política de seguridad sea más coherente, contundente y responsable y no la autorización para los ganaderos del Cesar de armarse.

Deja un comentario

Top