Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Se sueña, se trabaja, se logra: Tejer esperanzas es posible

Se sueña, se trabaja, se logra: Tejer esperanzas es posible

“Nunca dudes de que un pequeño grupo de personas pueden cambiar el mundo. De hecho, siempre se ha conseguido así.”
Margaret Mead

Tener una idea, no basta; se necesita valentía, creatividad y capacidad de motivar a otros y otras, pues en este sentido cobra vida y no queda en un sueño (banal). Es momento de trascender, lo cual se logra con una revolución (pacífica) académica, cultural y humanizada, que renueve de manera contundente diversas áreas de nuestro territorio; no podemos ser indiferentes a la necesidad que se tiene de despertar y lograr crear nuevas realidades, dejar de pensar de manera plana y comenzar a tejer pensamientos complejos y prospectivos que lleven a reflexiones profundas, que paralelamente activen buenas acciones.

Es posible tejer esperanzas porque en plena era de la tecnología es momento de rehumanizar nuestras acciones y trascender de la ‘contracultura’ de corrupción, desigualdad y guerra, a la cultura de paz, desarrollo y amor; que nos dé vergüenza la violencia y la indiferencia y nos motiven actos conciliadores y creativos.

Ejemplo de que esto puede hacerse realidad son los foros Tejiendo Esperanzas para La Guajira que se han venido realizando desde un grupo de ciudadanos que demuestran que la ciudadanía tiene interés y compromiso con los temas que hacen parte de las posibilidades de desarrollo para la Guajira, desde el Turismo, la cultura de paz, la participación ciudadana y el arte. Por ello no dudo en afirmar que es posible protagonizar la transformación y no quedarnos quietos ante lo que podamos hacer.

Es importante mencionar que se cumplió el sentido del concepto tejido, así como las tejedoras Wayuu saben qué movimiento hacer, qué colores combinar y cada paso para lograr el mejor producto con la riqueza ancestral que les regala su historia, el trabajo en equipo dio los mejores resultados, un gran tejido de esperanzas.

El foro no es un evento más, es la demostración de que, si soñamos y trabajamos, lo logramos; hay que seguir firmes en la causa y es fundamental contar con cada una de las entidades y personas para sumar voluntades, ideas y esfuerzos. Sé que igual a mí, muchas personas creen que es posible tejer esperanzas desde la ciudadanía, la academia y el arte. Es el tiempo.

“Si pensamos que lo tenemos todo y no hacemos ningún esfuerzo para ayudar a los que se quedan, entonces somos parte del problema y no de la solución para el tejido social deshilachado que amenaza a todos”.  Marian Wright Edelman

 

Fabrina Acosta

 

Deja un comentario

Top