Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > El poder de Delcy Rodríguez, como presidenta de la asamblea constituyente

El poder de Delcy Rodríguez, como presidenta de la asamblea constituyente

Ahora que se juramentó como presidenta de una asamblea constituyente indefinida, la excanciller podrá tener más poder que el propio Nicolás Maduro. Diosdado Cabello en cambio no está ni siquiera en la mesa directiva.

“Llovió, tronó, relampagueó y la Constituyente llegó”, dijo Nicolás Maduro. Nada la detuvo, ni la presión internacional, a la que a pocas horas de la instalación de la Asamblea se unió el Vaticano, ni la oposición en las calles ni los 125 muertos en el marco de las protestas. Nada. Con flores y cuadros de Simón Bolívar y Hugo Chávez los constituyentistas llegaron al Palacio Legislativo para quedarse.

La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente fue rápida. Diosdado Cabello propuso una mesa directiva conformada por Delcy Rodríguez, a la cabeza, y secundada por Isaías Rodríguez y Aristóbulo Istúriz, quienes en la Constituyente de 1999 ocuparon los mismos cargos. La aprobación de la propuesta fue rápida, a ojo. ¿Están de acuerdo con que Delcy Rodríguez sea presidenta de la ANC?, preguntaron, y acto seguido los constituyentes que ocupaban el recinto levantaron la mano. “Aprobada la propuesta”, dijo quien presidía. Lo mismo ocurrió con el resto de la mesa directiva a quien la misma Delcy juramentó.

Diosdado no está en la mesa directiva de la Asamblea, tampoco Cilia Flores, la esposa de Maduro, quien sonaba como una candidata fuerte para el cargo. Con Delcy a la cabeza de la plenipotenciaria Asamblea se empieza a labrar el camino de lo que le espera a Venezuela.

“Jamás vamos a traicionar nuestro proyecto histórico, jamás vamos a entregar las banderas. Estamos dispuestos al entendimiento mediante el diálogo. Para la paz, todo; para la guerra, nada. El chavismo no se enfrenta a la derecha venezolana, sino a los poderes mundiales, de los cuales esa derecha es un instrumento”, dijo Delcy a AFP antes de las elecciones de la Asamblea. La postura la mantiene intacta, de acuerdo con el discurso que dio después de juramentarse como presidenta.

La Asamblea Nacional Constituyente es un suprapoder, nace del “poder originario”, y la misma Constitución de 1999 describe su alcance: “Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente”. Ni el propio presidente, en este caso Nicolás Maduro, podrá objetarla.

Por eso se dice que quien esté a cargo de la Asamblea Constituyente tendrá más poder que el propio presidente. Maduro, consciente del riesgo que corría con una mala jugada, apostó por Delcy.

“Muchos analistas esperaban un ‘diosdadato‘, que es el lado más radical, pero acá hay un gran triunfador: Nicolás Maduro. Delcy es una ficha para él, mucho más manejable y por la vida de ella está garantizada la línea del poder cubano”, dijo a SEMANA Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional.

¿Por qué lo hizo? En primer lugar, Maduro llama a la excanciller “La Tigra”, por defender a toda costa el gobierno socialista. Delcy Rodríguez es en principio una mujer que ha tenido una vida enfocada en la revolución. Es hija de Jorge Rodríguez, quien fundó Liga Socialista, un partido de izquierda. Su hermano, que lleva el mismo nombre que el padre, es el alcalde del municipio Libertador de Caracas.

Desde que estaba en la Universidad Central de Venezuela, Delcy era dirigente estudiantil. Con Chávez ocupó cargos como la dirección de Asuntos Internacionales del Ministerio de la Energía y Minas, y fue ministra del Despacho de la Presidencia. Después se desempeñó como canciller, cargo que dejó para lanzarse a la Asamblea Constituyente y tras anunciar que Venezuela abandonaría la OEA y enfrentarse a Mercosur, organismo que, valga decir, sesionará para suspender políticamente el país.

“Si nos sacan por la puerta, nos metemos por la ventana”, esas fueron las palabras de Rodríguez cuando intentaba ingresar por la fuerza a una reunión de Mercosur.

“Que participe de ese fraude, primero constitucional y, sucesivamente electoral, la responsable del aislamiento internacional de Venezuela como canciller, es la respuesta que, muy propia y ajustada al guión cubano, le da Maduro a la misma comunidad de los Estados que ha repudiado su golpe a la democracia”, aseguró el jurista Asdrúbal Aguiar.

Trato dulce

Su fervor frente a los micrófonos contrasta con un tono dulce en el trato directo. “Mi amor”, “mi vida”, son expresiones habituales de esta mujer morena, de cabello negro y anteojos de carey.

Sin embargo, fiel a su línea dura, este viernes rugió ante Estados Unidos, que amenazó con sanciones económicas a Venezuela si seguía adelante con la Constituyente, y otros países que rechazan la iniciativa. “No se equivoquen (…). Imperio, salvaje y bárbaro, no te metas con Venezuela”, dijo.

También reservó una dosis para la oposición: “Si no toma el camino democrático y de la acción política, se impondrá la justicia. ¡Esta Constituyente llegó para hacer justicia!”, dijo Rodríguez entre aplausos, tras juramentar en el salón elíptico del Parlamento, de mayoría opositora.

“Sabe la ruta en la constituyente”

Delcy, en su primera intervención como presidenta, anunció que la primera sesión de la ANC comenzará el sábado. No dijo cuál será el tema exacto, sin embargo, Diosdado Cabello aseguró que se tratará de la “instalación de la comisión de la verdad y de la paz”.

“Delcy es una de las más connotadas chavistas y maduristas que hay. Tiene la ventaja de que no fue designado Diosdado Cabello, que es la extrema del chavismo. Ella sabe cuál va a ser la ruta en la constituyente”, dijo el excanciller Julio Londoño a SEMANA.

Durante la instalación de la Asamblea se aseguró de que se cambiara la Constitución, tal como se había anunciado. Sin embargo, ahora coexistirán en el Palacio las dos asambleas: la de la oposición y la del oficialismo.

“Deben encontrar dónde va a sesionar porque en el Salón Elíptico no tiene el espacio para que 500 miembros sesionen. Lo más probable es que desalojen la Asamblea Nacional de la sala del hemiciclo, donde sesionan, eso podría ser violento, hemos visto en días recientes hechos muy violentos allí protagonizados por los colectivos”, comentó a SEMANA Phil Gunson, analista senior de Crisis Group.

Así las cosas, el halo de incertidumbre continúa. Sin embargo, Delcy dejó claro en su discurso que pondrá orden en la Fiscalía, por lo que Luisa Ortega tendría las horas contadas. En cuanto a la crisis económica que vive el país la presidenta de la Asamblea aseguró que ahora “tenemos el poder para combatir la guerra económica”, aunque negó que hubiera crisis: “En Venezuela no hay hambre (…) hay determinación para defenderla”, y aseguró que es la oposición “fascista” la que viola los Derechos Humanos.

“La Constituyente solo ofrece perdigones, bombas y violencia al pueblo venezolano (…) Es odio, muertes y represión”, denunció el diputado opositor José Manuel Olivares, después de que policías dispersaran a unos 2.000 manifestantes que se movilizaban en el este de Caracas.

La oposición planea seguir en las calles, sin embargo, las críticas internas y las fisuras empiezan a enlodar su camino. Diosdado Cabello aseguró que las puertas en la Constituyente están abiertas para la oposición. El comentario no es nuevo, aunque sí muy incisivo si se tiene en cuenta que de aceptar sería igual a legitimar. Por ahora, “La Tigra” está al frente, y detrás se moverán los hilos del poder.

Deja un comentario

Top