Usted esta aquí
Inicio > En Entrevista > PEDRO MESTRE CARREÑO, LÍDER Y EMPRESARIO

PEDRO MESTRE CARREÑO, LÍDER Y EMPRESARIO

Hijo de Pueblo Bello, nació un 24 de diciembre de un año que no recuerda, porque para él todos los años son una oportunidad de vida. “Lo que envejece son las cosas; el alma y el cerebro nunca envejecen, cada día que pasa tienes la posibilidad de expandir tu conocimiento”.

Para Mestre Carreño nacer en la Sierra Nevada de Santa Marta es un privilegio. Le ha permitido aprender de unos seres humanos energéticos (los arahuacos), porque son personas que siempre infunden lo hermosa y valiosa que es la naturaleza,  ya que la riqueza no está en los bienes materiales sino en todas las cosas que Dios nos permite disfrutar.

Después de vivir su niñez en Pueblo Bello, llegó a Valledupar a cursar estudios de primaria, luego se fue a vivir a Buga, (Valle del Cauca), a raíz de una situación familiar; allí realizó  algunos años de la básica secundaria, para presentarse posteriormente en la Escuela Militar de Cadetes José María Córdoba, en Bogotá, donde culminaría sus estudios de secundaria.

Estudió derecho en la universidad Autónoma de Colombia, donde también realizó una especialización en derecho público. Realizó un diplomado en gobernabilidad y ciencias políticas y afianzó su diplomado en España. Actualmente es candidato a doctor en el área de derecho constitucional  y relaciones internacionales.

R.E.V.: Usted es cesarense, de Pueblo Bello, pero ha vivido  más tiempo por fuera de su tierra…

P.M.C.: La vida lo va poniendo a uno en muchas circunstancias  y uno va viviendo donde se van presentando las oportunidades. Por ejemplo, mis amigos de infancia están actualmente en Bogotá, otros en Valledupar, otros en Pueblo Bello, otros fuera del país. Pero a pesar que he vivido en muchas partes, mi corazón lo tengo arraigado en el Cesar, principalmente en Pueblo Bello, mi lugar favorito para pasar vacaciones.

R.E.V.: ¿Cómo se describe social y profesionalmente?

P.M.C.: Profesionalmente he tenido oportunidades que me han permitido desarrollarme en la academia, el derecho me ha permitido ocupar cargos públicos, lo cual ha sido una experiencia maravillosa.

R.E.V.: Se le asoman las aspiraciones políticas…con qué grupo político milita, quién lo acompañaría en el Cesar…

P.M.C.: Cuando uno ha estado en el ámbito público y ha tenido la oportunidad de estar en diversos sectores, considera esta opción como una oportunidad. La vida es de oportunidades, por eso no se puede descartar ninguna, y menos si tienes la posibilidad de prestar un servicio a tu departamento o al país. Mi militancia siempre ha sido Liberal, inclinación que le debo a mi padre Pedro Mestre, con quien siempre hablaba del ideario liberal.

R.E.V.: Algunas lecciones de su éxito…

P.M.C.: Yo pienso que el éxito más que en las personas está en los hechos; encontrar el éxito no depende de la buena suerte. La buena suerte es el resultado de la preparación y de la oportunidad.

R.E.V.: ¿Por  qué se considera competitivo en su área?

P.M.C.: La competitividad va relacionada con la diferencia que marca uno, siendo más eficaz. La eficacia es el espacio de tiempo donde se logran resultados de calidad que van orientados a culminar las tareas de manera organizada, rápida y bien elaboradas.

R.E.V.: ¿Cuál es su visión estratégica?

P.M.C.: Mi estrategia va enfocada al desarrollo, la educación como pilar fundamental. Así mismo, tiene derecho a recibir una buena atención en distintas áreas, la cual debe ser ágil y adecuada.

R.E.V.: ¿Cómo descubrió su vocación de empresario?

P.M.C.: Más que empresario mi labor ha estado encaminada en lo público. El sector privado ha sido, en algunas oportunidades, en la que hemos podido construir más que recursos económicos, sueños.

R.E.V.: Lo difícil de un resurgimiento empresarial…

P.M.C.: Hacer empresa es muy difícil, sobre todo en condiciones donde las barreras impositivas son bastantes altas para la generación de nuevas empresas, desafortunadamente la informalidad en muchos casos no permite un buen desarrollo empresarial. Pero la empresa  privada es un soporte fundamental.

R.E.V.: Sabemos que usted maneja una fundación para el fomento del folclor, cuéntenos…

P.M.C.: Hemos venido trabajando con algunos amigos este sueño, todos los días buscamos hacerlo realidad. La idea surgió después de reflexionar acerca de las dificultades que tienen algunos artistas, para grabar un disco, para presentarse en un festival y estamos trabajando para fortalecer esas falencias a través de la fundación Acordeones y Ruanas.

R.E.V.: ¿Cómo ha sido el manejo del personal y el clima organizacional de las empresas que ha dirigido? ¿Ellos tienen voz y voto?

P.M.C.: Siempre he considerado que el desarrollo de toda empresa depende mucho del clima laboral.

R.E.V.: ¿Se considera un empresario exitoso?

P.M.C.: Sí, me encanta el éxito, me encanta hacer las cosas bien y con pasión, todo lo que hago es con todo el gusto y compromiso.

R.E.V.: ¿Qué le apasiona?

P.M.C.: Mi familia, mi trabajo, la lectura y soñar despierto.

R.E.V.: ¿A qué le teme?

P.M.C.: Son pocos los temores  que tengo en esta vida, pero le temo a flaquear en las cosas que estoy haciendo y no lograr resultado en lo mismo. También le temo a circunstancias de la naturaleza en las cuales poco puedo hacer.

Sin duda, Pedro Mestre Carreño, pese a vivir la mayor parte de su vida por fuera de su querido Pueblo Bello, es más que un prospecto para el departamento del Cesar. Es una de esas cartas talentosas de mucho reconocimiento en el universo nacional, en contraste con lo poco conocido en su propio territorio. No es un caso único; hay muchos talentos esparcidos en lo nacional y en el mundo, para quienes el mundo político cesarense se niega a reconocer y aprovechar en las diversas áreas de desempeño.

Por fortuna, Mestre Carreño dice mantener intacto su amor por su terruño nativo y trasluce su disposición a servirle.

Deja un comentario

Top