Usted esta aquí
Inicio > En Bienestar > MEDICINA ALTERNATIVA, UNA OPCIÓN NATURAL PARA LA SALUD

MEDICINA ALTERNATIVA, UNA OPCIÓN NATURAL PARA LA SALUD

 

A la par de la medicina convencional, llamada también alopática, impartida en la mayoría de las universidades colombianas y practicada y reconocida comúnmente en el país, existe y se práctica también la llamada medicina alternativa, o la tradicional china, medicina milenaria y muy reconocida en países del medio oriente pero que cada día se abre paso en el mundo occidental, sin que Colombia sea la excepción.

El «conjunto diverso de sistemas, prácticas y productos médicos y atención de la salud que no se considera actualmente parte de la medicina convencional»[1] se conoce como medicina alternativa. Como su nombre lo indica, es otra forma de hacer frente y aliviar y, en algunos casos, hasta curar diferentes enfermedades presentes en el hombre/mujer, en este caso de la forma más natural posible.

Las opiniones respecto a la eficacia de la medicina alternativa son encontradas. Para los partidarios de su práctica, dicha medicina ofrece servicios médicos de calidad que la medicina tradicional no. Pero los escépticos no creen en sus efectos positivos sobre la salud del ser humano al considerar que sus tratamientos no tienen suficiente respaldo científico.

Lo cierto es que muchas de las técnicas y conocimientos usados por la medicina alternativa se remontan a siglos atrás, de manera que el arraigo histórico de la medicina en cuestión es más fuerte que el de la propia medicina avalada por la ciencia. Además, ya existen entidades que respaldan la Medicina Alternativa, como el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCIH) de los Estados Unidos, cuya misión es definir, a través de la investigación científica, la utilidad y seguridad de las intervenciones de salud complementaria y su papel en la mejora de la atención sanitaria y la salud. En Colombia, la práctica de esta medicina está avalada por la Ley 100 de 1993, que contempla la normatividad regulatoria de servicios de Medicina Alternativa y Terapias alternativas y complementarias y acepta su prestación por
profesionales de la salud.  

La medicina natural, o alternativa, y en ella la medicina Tradicional China (abajo descrita), abarca múltiples tratamientos para combatir enfermedades. Las patologías más tratadas son alergias, depresión, resfriados, ansiedad, problemas digestivos, síndrome del intestino irritable, múltiples dolores musculares, migrañas, insomnio, osteoartritis, fibromialgia, entre otras.

Productos naturales

La medicina natural promueve la infusión de plantas medicinales, hierbas fácilmente comercializadas y de fácil acceso para los consumidores. La medicina Tradicional China denomina ‘fitoterapia china’, o herbolaria china, al consumo de aquellas plantas medicinales que funcionan para sanar desequilibrios (enfermedades) del cuerpo.

Como ejemplos está el caso de la yerbabuena, para problemas estomacales; la ruda, para dolores e inflamaciones; la flor de azahar como tranquilizante y recuperador del sueño; pasiflora para los nervios; las hojas de eucalipto para la descongestión de las vías respiratorias; flor de Jamaica para ulceras estomacales, y decenas de otras plantas que aportan al buen funcionamiento de la mente y el cuerpo del hombre.

La doctora Gloria de la Hoz, médica general, cree en los resultados favorables de la medicina alternativa; incluso, la ha recetado a sus pacientes aun cuando su profesión solo atiende a la medicina alopática. “La medicina alternativa causa menos efectos tóxicos en la salud del hombre, sus efectos son menos nocivos al no tener la intervención química a la que son sometidos los medicamentos convencionales”. Además manifiesta que consume y recomienda plantas como la valeriana y el cidrón para mejorar el sistema nervioso.

Acupuntura para cuerpo y mente

La acupuntura es uno de los procedimientos más usados en la
medicina alternativa, y también en la medicina tradicional china. Es una práctica originaria de la China que consiste en insertar pequeñas y finas agujas indoloras en puntos resonadores del cuerpo en donde la conducta eléctrica es mayor, popularmente conocidos como ‘los puntos de acupuntura’.

Lourdes Gil Barranco, acupunturista con vasta experiencia en la medicina alternativa, expresa que los puntos se inyectan dependiendo de la enfermedad del paciente. Por ejemplo, para la parte emocional, como el estrés, la ansiedad y la depresión, se inyecta el punto tres del corazón llamado ‘La alegría de vivir’, se introduce en la línea que resulta encima del codo al doblar el brazo izquierdo. El 36 del meridiano de estómago es para activar la acupuntura_1energía del cuerpo; cuenta Gil Barranco que este punto era el más usado por los deportistas antes de realizar su actividad física, pues hacia que su rendimiento aumentara; se inyecta cuatro dedos por debajo de la rodilla izquierda.

Katherine Machado es una joven de 23 años que encontró en la medicina alternativa la cura a fuertes migrañas que la aquejaron durante 4 años. Su madre, Raquel Henao, inquietada por la situación de su hija acudió a una especialista en esta medicina, tratando su enfermedad con la acupuntura. “Mi hija desde los 19 años mantenía con dolores de cabeza insoportables, estuvo en tratamiento con la medicina tradicional pero nada le funcionó; desde que inició los tratamientos con los puntos de acupuntura desapareció su migraña”, manifestó la madre.

Actualmente, la joven Katherine padece de anemia y es tratada con medicamentos naturales que prometen aliviar su enfermedad.

Gil Barranco asevera que la acupuntura no se opone a nada y que puede resultar beneficioso para todas las personas; sin embargo, “la acupuntura funciona dependiendo de la persona; para los que creen en ella y le tienen fe, es la mejor medicina. Para las que no, probablemente no funcionará”, aseguró.

Terapia neural (TN)

Los exponentes de esta práctica fueron los hermanos y médicos alemanes Ferdinand y Walter Huneke (1925). Esta terapia consiste en inyectar procaína al 1% (anestésico local) en puntos específicos del cuerpo; una de sus funciones principales es aliviar dolores corporales, además de equilibrar los estados emocionales del paciente, pues es una sustancia que aporta energía al cuerpo.

“El organismo es como una planta eléctrica; en diversos puntos se produce, por decirlo de alguna manera, una especie de corto circuito llamados ‘puntos de interferencia’; estos puntos hay que infiltrarlos con procaína para que dejen de producir enfermedad a distancia”, aseguro la profesional de la salud, Luz Marina Ballena Vizcaino, especialista en terapias naturales y alternativas,  quien practica la terapia neural. Asegura que puede ser usada como un tratamiento curativo de una gran cantidad de enferservicios_terapia_neural_2medades. No todos los pacientes necesitan ser intervenidos con el procedimiento de la TN, dado que “cada persona es un universo diferente, lo que te sirve a ti no le sirve al otro” expresó la doctora Ballena.

Un testimonio que da cuenta de la efectividad de las terapias neurales es el de María José López, ella manifiesta que han aumentado y estimulado su energía, además acudió a esta práctica pues padecía de dolores de cuello y espalda que con una gran cantidad de analgésicos convencionales que consumió no logró curar. “He tomado la cantidad de pastillas que no te imaginas para dolores musculares y de cabeza que también he sufrido, pero solo lograban calmar temporalmente el dolor, entonces, me recomendaron la medicina alternativa y me ha funcionado, no quiere decir que no crea en los doctores tradicionales, pero ahora hay muchas formas de curar enfermedades que son efectivas”.

Medicina Tradicional China (MTCH)

Esta práctica cuenta con más de cinco mil años de antigüedad, se basa en el equilibrio del Ying y el Yang y en los 5 movimientos de las leyes mutantes de la naturaleza: fuego, tierra, metal, agua y madera; cada movimiento está regido por un órgano y una emoción del ser humano. De allí, según la MTCH, dependen todos los desequilibrios energéticos de los meridianos acupunturales del cuerpo, conocidas como las mal llamadas enfermedades.

Geovanny Toquica, terapeuta en Medicina Tradicional China, herbólogo profesional, miembro de la Asociación Médica de Acupunturistas del Sureste AC, habló de su experiencia y sus conocimientos sobre la MTCh. “Para nosotros la enfermedad no existe, existen son los desequilibrios energéticos”, expresó el terapeuta, quien añadió que, de acuerdo al paciente, se trata con la práctica más pertinente para su desequilibrio.

El paciente se diagnostica por medio de inspecciones: visual, de su rostro, lengua, auscultación (escuchar sonidos corporales) y olores corporales, posteriormente se interroga al paciente, se realiza palpación de pulso y se revisa su estado energético para luego identificar su desequilibrio basado en la teoría ‘zang-fu’ (órganos externos e internos) y finalmente se procede a aplicar el tratamiento adecuado para cada persona.

Los tratamientos más comunes son los siguientes:

  • Moxibustión: Aplicación de calor sobre el cuerpo con la planta de San Juan que contiene aceites esenciales y vitamina A, B, C, Y, D, además de potasio, hierro y magnesio.
  • Fitoterapia china o herbolaria china:Infusión plantas medicinales. A cada paciente se le indicmedicina-chinaa cómo prepararla y su dosificación.
  • Auriculoterapia: Aplicación de estímulos en el pabellón auri
    cular donde se ubican todos los sistemas del cuerpo. Esta técnica trata más de 35 desequilibrios energéticos. Más conocidos como ‘balines para adelgazar’.
  • Terapias de respiración y meditación, el yoga, pilates, y masajes manuales sobre los tejidos blandos del cuerpo, son otras de las prácticas incluidas en la medicina alternativa y que contribuyen a mantener una buena salud y un equilibrio emocional

Sea cual sea la práctica de la medicina alternativa o tradicional china a la que se recurra para curar enfermedades, es fundamental realizar cambios de hábitos de vida como mejorar la alimentación con una dieta balanceada y realizar deporte, pues los tratamientos son procedimientos médicos alternativos, no fórmulas mágicas.

[1] National Center for Complementary and Alternative Medicine (NCCAM)

 

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

 

 

 

Deja un comentario

Top