Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Mambrú no va a la guerra, la estrategia implementada en el Cesar contra el reclutamiento de menores

Mambrú no va a la guerra, la estrategia implementada en el Cesar contra el reclutamiento de menores

Cada 12 de febrero se conmemora el ‘Día Internacional en contra del reclutamiento de niños, niñas, jóvenes y adolescentes por parte de grupos armados ilegales’, una fecha que fortalece la protección de sus derechos y previene su vinculación a los conflictos armados y otras formas de violencia.

En el marco de esta conmemoración, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) ratifica su compromiso con la construcción de entornos protectores para que niños y jóvenes crezcan felices y apartados de la violencia, e invita a la ciudadanía, así como a las entidades aliadas a nivel nacional y regional, a continuar fortaleciendo las iniciativas que benefician a los menores.

En esta dirección, desde el año 2010, la ARN implementa ‘Mambrú no va a la guerra. Este es otro cuento’, estrategia para la prevención temprana del reclutamiento de niños y jóvenes por parte de grupos armados al margen de la ley, a través de la creación o fortalecimiento de iniciativas locales artísticas, deportivas o de emprendimientos sociales.

Mambrú es un éxito

Con 137 intervenciones de esta estrategia en barrios y municipios, 6.881 niños y jóvenes de 29 departamentos de Colombia se han alejado de la guerra y en su tiempo libre sueñan con ser artistas, deportistas, inventores y emprendedores.

“Los niños y jóvenes son nuestro mayor tesoro, el futuro del país. Con Mambrú generamos entornos propicios para que puedan crecer, jugar, cantar y bailar, de forma que, para ellos, nunca más sea una opción ingresar a un grupo armado al margen de la ley ni a otros caminos de violencia”, destaca Andrés Stapper, director general de la ARN.

Mambrú en el Cesar

Con el fin de fortalecer esta estrategia, durante 2016 en el departamento del Cesar se implementaron tres iniciativas de ‘Mambrú no va a la guerra’, con el objetivo de hacer frente a problemáticas que ponían en riesgo los derechos de la población infantil como: consumo de sustancias psicoactivas, trabajo infantil, maltrato y mal aprovechamiento del tiempo libre.

Con Mambrú en el Cesar se beneficiaron niños y jóvenes y, además, se dio a conocer a la comunidad y a las distintas instituciones las problemáticas que ponían en riesgo a los menores y la necesidad de promover acciones para superarlas.

Así, en Valledupar, se fortalecieron dos escuelas deportivas que beneficiaron a 60 niños y jóvenes que entendieron la importancia de desarrollar destrezas para mantenerse alejados de situaciones de riesgo.

Por su parte, en el municipio de Gamarra, Mambrú favoreció a 100 estudiantes, quienes por medio de la danza y el fútbol potenciaron sus talentos y desarrollaron habilidades; mientras en Pueblo Bello se fortaleció la identidad cultural por medio de una escuela de música tradicional en la que 40 participantes aprendieron a tocar instrumentos musicales como flauta y acordeón.

En 2019, la entidad lleva esta estrategia a otros municipios de Colombia para que cada vez sean más niños y jóvenes que disfruten de #Mambrú, un cuento en el que se sientan felices, protegidos y confiados, en el que la violencia no los alcance.

 

Deja un comentario

Top