Usted esta aquí
Inicio > En Análisis > LOS RETOS DEL CESAR EN EL POSTCONFLICTO

LOS RETOS DEL CESAR EN EL POSTCONFLICTO

 

Muy maltrecho salió el departamento del Cesar a propósito del evento académico denominado “Retos del Cesar en el posconflicto”, adelantado por el Banco de la República en el marco de la conmemoración de los 20 años del Centro de Estudios Económicos Regionales – CEER.

En dicho evento se hizo la exposición de investigaciones sobre la economía regional, las finanzas, el medio ambiente, el capital humano, la pobreza y el desempleo en el Cesar, entre otros, cuyos resultados fueron vergonzosamente deficitarios para el Cesar. “Eso se hizo con la idea de que la gente pudiera socializar y comentar sobre estos trabajos para que, antes de sacar unos documentos finales, tener en cuenta todos los aportes que la comunidad hace cuando se integran en este tipo de intervenciones”, expresó Amparo Bello, gerente de la Agencia Cultural del Banco de la República, en Valledupar.

Por supuesto, las investigaciones expuestas son pertinentes para la región, entre otras cosas por ser una de las mayores damnificadas de la violencia que asolara al país y por estar la capital del Cesar cerca de dos zonas de concentración de la guerrilla de las farc.

“Nosotros, como Banco de la República, pretendemos hacerle saber a la población que aquí tenemos unas colecciones, unos espacios de reflexión, unos lugares donde podemos hacer unos diálogos y debates, y donde de alguna manera todos podemos aportar para poder incorporar a toda la comunidad”, enfatizó Amparo Bello.

De acuerdo a una de las investigaciones, que abordó a la Serranía del Perijá – su geografía, capital humano, economía y medio ambiente – a cargo de María Aguilera, integrante del Banco de la República, la zona registra un alto nivel de pobreza (90%): en la jurisdicción de La Guajira de un 96%, y en la del Cesar de un 89%, circunstancia gravísima por los choques violentos que provoca y por la incertidumbre generada por el mismo conflicto.

Las finanzas de Valledupar también estuvieron en la lupa de los investigadores, concretamente de Jhorland Ayala García, dejando como conclusión que, aunque los ingresos de Valledupar crecieron en los últimos años, las inversiones han sido limitadas por el gran déficit fiscal acumulado del municipio.

Para el abogado y economista José Antonio Larrazábal Parody, una posible solución sería aprovechar la cartera predial vencida. “Haciendo un cálculo, si se logra recuperar en los próximos 3 años el 60% de la cifra total de la cartera vencida, nos incrementaría los ingresos en un 4%, dando como resultado un crecimiento del presupuesto en la c
iudad”, señaló el economista.

Una de las realidades más vergonzosas y agresivas en el Cesar, más concretamente en su capital, es el desempleo. “Lamentablemente Valledupar tiene la tasa de desempleo más alta por encima de 23 principales ciudades del país analizadas en la investigación, siendo la cuarta ciudad en la que más aumentó el desempleo dur
ante los años de análisis (2008-2016)”, son los resultados arrojados por la investigación abordada por María Alejandra Olarte, en representación de un grupo de análisis de mercado laboral de Medellín.

Finalmente, el economista, investigador, escritor y consultor Fernando Herrera Araujo, se refirió a la pobreza y el postconflicto en el Cesar. Enfatizó en la importancia de la clase media como dinamizadora de la economía. Como aspecto altamente negativo, señaló que hasta el año 2015 Valledupar fue una de las pocas ciudades en donde la pobreza aumentó, “en la ciudad hay 435 mil pobres y 112 mil en pobreza extrema. De manera que se necesita transparencia en el manejo de los recursos y, sobre todo, que los gobiernos local y departamental prioricen las inversiones generando acciones colectivas”, afirmó Herrera Araujo.

Los desafíos del departamento son muchos y de grande envergadura ad portas al posconflicto. A la densa población sumergida en la pobreza y en la extrema pobreza, a la inmensa población desempleada, ojalá no se le sumen los cientos o miles de reinsertados de las farc, que todos merecen dignas oportunidades de satisfacción de sus necesidades básicas. En esa dirección – para enfrentar el inmenso reto – apunta el Banco de la República con sus investigaciones y socializaciones de la problemática regional.

Las áreas culturales del Banco de la República, y los seminarios realizados en el marco del proyecto ‘Ciudad y Región’, son espacios para que la comunidad conozca sobre los retos del departamento y, además, tengan la oportunidad de entrar al centro cultural, que es un espacio de información y socialización.

Para Alberto Gutiérrez Pineda, funcionario de la gobernación del Cesar, este aporte que hace el Banco de la República de presentar los informes y los avances que se han hecho sobre las investigaciones que se adelantan en la región, necesariamente va a conducir a una nueva instancia en la generación de debate”.

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

 

Deja un comentario

Top