Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > El lío que desató mural insigne que fue borrado del concejo de Valledupar

El lío que desató mural insigne que fue borrado del concejo de Valledupar

Desde 1995 estaba plasmado en la entrada del Concejo Municipal, el mural ‘Valledupar Tierra de dioses’, obra del pintor Germán Piedrahita (Q.E.P.D) que fue elaborado durante la alcaldía de Elías Ochoa.

23 años después la fachada del concejo tiene otra cara, una triste pintura blanca sobre una pared que ha borrado la historia contada a través del arte. La administración municipal ordenó borrar esta obra, una decisión que ha causado revuelo por parte de ciudadanos, artistas, periodistas y los mismos familiares del pintor.

Ángela Piedrahita Betancourt, hija del autor del muro, compartió una carta en la que expresa su rechazo por esta medida. “¡Es otro duelo! Una ciudad que no preserva su arte ni valora a sus artistas está condenada a ser representada mediocremente por individuos ajenos a su idiosincrasia. El patrimonio cultural e iconográfico de una ciudad no se tapa con una capa de pintura. ¡Que bestias!”, fueron algunas de sus palabras.

La alcaldía de Valledupar, en cabeza de Augusto Daniel Ramirez Uhía respondió ante los rechazos que generó la pintura eliminada, argumentando que se había hecho para “proteger la integridad y la vida de los ciudadanos”, puesel mural pintado en la superficie de la fachada tuvo que ser retirado en medio de una intervención a la antigua estructura del edificio que se encontraba en deterioro y ya presentaba cavidades en distintos puntos, lugar exacto donde se ubicaba la obra”. Sin embargo, esto no fue explicación suficiente para la ciudadanía que tilda a este acto como una arbitrariedad.

Así continúa la carta de Ángela Piedrahita:

“Recuerdo estar pequeña en la Plaza Alfonso López con mi mamá sufriendo al ver a mi papá trepado en el andamio y sin protección trazando las figuras que después estarían llenas de color. El collage fue una influencia grande en sus trabajos pictóricos y de ilustración.

Ese mural era mi patrimonio, pero uno que compartía con la ciudad entera y sus visitantes. Que tristeza tan grande, que los dirigentes de Valledupar aun no entiendan la diferencia entre valor y precio. Lo podrán borrar de las paredes, pero no de la memoria de la ciudad.”

Según un comunicado a la prensa proveniente de la alcaldía de Valledupar, se tomará una medida que será socializada ante los medios de comunicación para conservar el legado del  del pintor Germán Piedrahita.  “Dada la inmensa importancia de la obra del maestro Piedrahita, para el pueblo vallenato y ante la necesidad de retirar la entrañable pintura, el Gobierno Valledupar Avanza rendirá un homenaje pictórico a la obra “Valledupar tierra de dioses, en un lugar representativo de la ciudad, en donde el paso del tiempo y los factores ambientales no le afecten en mayor medida y perdure”.

***

Una fotografía de antaño, y de fondo, la icónica pintura.

Deja un comentario

Top