Usted esta aquí
Inicio > En Análisis > LA PIQUERIA, ESENCIA DEL VALLENATO

LA PIQUERIA, ESENCIA DEL VALLENATO

Duelo, pique y enfrentamiento entre dos o más personas con versos cargados de mucha picardía al ritmo del vallenato, eso es la piquería.

Antes de la llegada de la radio, la televisión, la prensa, los discos y todos los medios existentes para difundir un mensaje, el vallenato tenía su propio medio de comunicación: las parrandas y, con ellas, la piquería, cruce de opiniones que nace de la misma naturalidad de los encuentros entre compadres, amigos, familiares o cualquier círculo social, que al ritmo de versos vallenatos, expresan sus sentimientos.

Parranda que se respete termina con la intervención de dos o más verseadores repentistas, espontáneos e inteligentes, que al son de las notas de los instrumentos que identifican el folclor vallenato – caja,  guacharaca y acordeón – entablan una rítmica polémica con un toque especial de sátira, burla, pero sobre todo mucha picardía, cuya arma son los versos.

Las raíces del vallenato incluyen las de la piqueria en sí, que iniciaron con canciones por recados; por ello, hablar de piqueria nos remonta automáticamente a una obra exponente de este duelo entre verseadores, la popular ‘La Gota Fría’, canción compuesta por Emiliano Zuleta Baquero en su enfrentamiento con el músico famoso Lorenzo Morales como consecuencia de una rivalidad para acentuar quién era el mejor, el más talentoso para tocar el acordeón, cantar y componer.

Así es la historia del pique vallenato más representativo hecho canción. En el corregimiento de Guacoche, Morales tocaba su acordeón y Emiliano Zuleta pidió prestado el instrumento, dejando impactado a quienes lo observaban. Morales, al ver su talento opacado, arrebató el acordeón de las manos de Emiliano. Tiempo después, para dirimir superioridad, acordaron un duelo musical, una parranda en Urumita, para un 16 de julio, día de la virgen del Carmen. Zuleta inició tocando y su contendor, al ver la aceptación del público, se retiró del lugar con enfado. Por no cumplir con el reto acordado, nace ‘La Gota Fría’, composición de Emiliano Zuleta Baquero.

andrc3a9s-belec3b1o-y-josc3a9-fc3a9lix-ariza-reyes-de-la-piqueria-bogotc3a1

Ay, me lleva él o me lo llevo yo
pa’ que se acabe la vaina.
Ay, me lleva él o me lo llevo yo
pa’ que se acabe la vaina.

Ay, Morales a mí no me lleva
porque no me da la gana.
Ay, Moralito a mí no me lleva
porque no me da la gana.

Moralito, Moralito se creía
que el a mí, que él a mí
me iba a ganar
Y cuando me oyó tocar
le cayó la gota fría.
Y cuando me oyó tocar
le cayó la gota fría.
Al cabo e’ la compartía
el tiro le salió mal. 

Como esta historia de enfrentamientos al ritmo de vallenato se pueden recordar muchas otras. Por mencionar algunas: las de Francisco el Hombre y Abraham Maestre; Víctor Silva y Octavio Mendoza; Samuelito Martínez con Germán Serna y Náfer Durán, y la del mismo Emiliano Zuleta Baquero con su hermano menor ‘Toño’ Salas:

Ay una noche en Villanueva 
se quiso Toño lucir conmigo
pero a veces imagino
que eso es la gente que lo aconseja. 

Díganle a Toño, a Toño mi hermano 
que él está muy pollo,

Ay y yo soy muy gallo. (Bis) 

Hoy en día, la habilidad de los verseadores, además de evidenciarse en las parrandas, se mide año tras año en el concurso de piquería, instituida en el 1979 como evento oficial del Festival de la Leyenda Vallenata. 23 nombres han dejado su huella como reyes de la piquería, privilegiados personajes con gran capacidad de improvisación y con una fuerte concentración, pues aunque pudiera parecer sencillo, el arte de hacer versos no es para todo el mundo: se requiere de una gran rapidez mental para elaborar versos que nacen y se crean de forma espontánea, fluida e improvisada de acuerdo al momento.

Conozca las modalidades de versos

Los aspirantes a una corona de piqueria deben conocer las modalidades a las que deben enfrentarse en el duelo de verseadores. Sin embargo, independiente de cual sea la modalidad, el secreto de un buen verso radica en la rima, la coherencia, que tenga secuencia y sentido en todo el cuerpo, la contundencia con que llega a oídos del receptor y, como aspecto infaltable, el picante que le pone el verseador.

Redondilla: Es el verso perfecto.  Un verso de cuatro líneas en el que rima la primera con la cuarta y la segunda con la tercera.

Cuarteta: Un verso de cuatro líneas en el que rima primera y tercera, segunda y cuarta.

Verso de las 10 palabras o décimas: Es el verso más extenso. Una estrofa de 10 líneas. Debe rimar la primera con la cuarta y la quinta; la segunda y la tercera; sexta y séptima y décima; octava y novena.

Dos con dos: Un verseador inicia el verso con dos líneas de verso y el otro le complementa con otras dos líneas. En conjunto, el verso debe llevar sentido, secuencia y coherencia.

Pie pisado: El verseador inicia con un verso libre, el repentista  que  contesta debe comenzar el verso con la última frase que uso su contendor.

Pie forzado: Hay una frase específica con la que el verso debe finalizar.

Tema escogido: Se asigna un tema específico y se hacen versos alrededor de este tema

Mecánica del concurso

Los competidores se enfrentan por pareja. El primer participante escogido por sorteo, saca el nombre de su contrincante. De allí sale la primera pareja, uno de ellos saca al tercer competidor, y así de forma consecutiva. El tiempo que tarda su participación en tarima oscila entre los 10 y 15 minutos, dependiendo de la modalidad de los versos.

***

Por la primera corona de Rey de Reyes

Son 15 los verseadores aspirantes a la preciada corona que por primera vez en la historia del festival vallenato dará el título de ‘Rey de reyes’ al ganador del concurso.

Uno de ellos es el primer rey de la piqueria, el compositor y verseador Andrés Beleño, para quien la piqueria es la forma más fácil que tiene un repentista o cantante de decir las cosas. “Para mi cualquiera no puede ser verseador aunque todos quieran, el verseador por lo general nace, debe tener vena musical”, manifiesta con gracia el rey de 1979, quien además asegura que su fuerte son los versos de cuatro palabras, o cuatro líneas. Por otra parte, hace énfasis cuando expresa que el verseador que  llega al concurso con los versos hechos pierde las posibilidades de salir victorioso, pues no sabe con lo que se va a enfrentar, “el participante va a querer acomodar lo que lleva con lo que el contendor dice, y así los versos no encajan, pierden el sentido”.

De otra parte, la preparación de un verseador no es tan exigente, la mayoría de ellos solo viven el momento y dejan fluir su inspiración; otros optan por hacer ejercicios mentales para fortalecer su agilidad y capacidad de respuesta, es el caso de José Félix Ariza, cuatro veces ganador del concurso de la piqueria, quizás el más fuerte contendor de la disputa por la corona de la versión 50 del festival.

“Me siento muy motivado, con muchas ganas, es algo con lo que venía soñando; además, desde que se venía haciendo el festival rey de reyes yo esperaba que incluyeran a la piqueria, este es  el primer año, y el que tenga la oportunidad de coronarse, será el primer rey de reyes”, manifiesta el cuatro veces rey, quien comparte algunas de las tácticas que practica para fortalecer sus virtudes como figura del pique vallenato: entablar una piquería con sí mismo haciendo las veces de dos verseadores, leer mucho, ser conocedor de temas de actualidad, estar sobrio, no trasnochar y tener disciplina durante el concurso.

 ***

Los concursos son el atributo principal del festival de la leyenda vallenata, por eso se espera que el de la piqueria fortalezca su importancia y se implemente la participación de los pequeños que anteriormente tenían la posibilidad de demostrar su talento con los versos en el concurso de la piqueria infantil, solo así se incentiva a que el ‘don’ de versear, como muchos lo reconocen, permanezca de generación en generación y se puedan seguir dando los tradicionales piques vallenatos.

Ganadores del concurso de piqueria
AÑO REY DE LA PIQUERIA
1979 Andrés Beleño
 1980 Luis Manjarrez
1981 Wilman Rodríguez
1982 Antonio “Toño” Salas
1983 Alcidez Manjarrez
1984 Alcidez Manjarrez
1985 José Luis Villero
1986 Ivo Luis Díaz
1987 -o-
1988 Juan M. Oviedo
1989 Luis Mario Oñate
1990 Rafael Zuleta
1991 José Bornacelly
1992 Declarado Desierto
1993 Alcidez Manjarrez
1994 Guillermo Arzuaga
1995 Andrés Barros
1996 William Felizzola
1997 -o-
1998 José Félix Ariza
1999 Julio Cárdenas
2000 José Bornacelly
2001 Julio Salas
2002 José Félix Ariza
2003 Teobaldo Peñaloza
2004 José Félix Ariza
2005 Julio Cárdenas
2006 Rubén Darío Ariza
2007 José Bornacelly

 

2008 José Félix Ariza
2009 Martín Lozano
2010 Rubén Darío Ariza
2011 William Castrillón
2012 José Félix Ariza
2013 Edwin Oved Vásquez
2014  Andrés Barros
2015  Julio Cárdenas
2016  Fredy de Ávila

Aspirantes a la corona “Rey de Reyes” en el concurso de piquería de la versión 50 del Festival de la Leyenda Vallenata.

 

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

Deja un comentario

Top