Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > La ‘Casa en el Aire’ requirió rediseños y ajuste presupuestal

La ‘Casa en el Aire’ requirió rediseños y ajuste presupuestal

La construcción de la ‘Casa en el Aire’ nuevamente desprende polémicas y dudas entre ciudadanos, veedores y entidades, pues, aunque se concretó su entrega para noviembre 2019, los entes gubernamentales notificaron una nueva fecha, pues la obra estuvo suspendida durante dos meses. Estiman entregarla antes de 31 de diciembre.

La noticia se conoció en medio de la reunión programada por la Contraloría General de la Nación, a través de su estrategia ‘Compromiso Colombia’, encargada de realizar seguimientos y auditorias de regalías para fortalecer acciones de control fiscal.

El Gobernador del Cesar Francisco Ovalle Angarita; el alcalde de Valledupar Augusto Ramírez Uhía; el delegado de la Contraloría Ricardo Galindo; el secretario de Obras Local Jorge Maestre; y comunidad general, conocieron el estado y el porqué de los atrasos del proyecto con una inversión de $6.398.499.993 y un adelanto de más de $ 2.559.399.997.32 para el inicio de su ejecución.

Ricardo Galindo, contralor delegad, explicó que la reunión se organizó al conocer la preocupación de los ciudadanos sobre un aparente estancamiento de la obra, iniciada el 20 de diciembre del 2018 con un plazo de 11 meses para su entrega.

Desde el órgano nacional, se encuentran validando las informaciones recibidas, analizando los riesgos y programando mesas de diálogos con el fin de evitar “procesos fiscales que puedan intervenir el proyecto (…) queremos que se lleve en un feliz término y destrabar la situación”.

No obstante, sostuvo que no se exime la posibilidad de ejercer control fiscal, mecanismo reglamentado en la constitución.

Gobernador y alcalde defendieron la obra

El gobernador del Cesar Francisco Ovalle, recordó que, la fuente de financiación vino de recursos del sistema de regalías con asignaciones directas del departamento, transferidos al municipio en su calidad de ejecutor de la ‘Casa en el Aire’, un museo en homenaje al cantautor Rafael Escalona.

En su intervención, Ovalle Angarita explicó que la suspensión que tuvo la obra (de abril a junio), fue por modificar los diseños elaborados por la Universidad Nacional de Colombia al notar que se debía retirar el proyecto hasta siete metros del cerro donde está ubicada (cerro de la DPA).  No obstante subrayó que será abierta al público en enero del 2020.

“Hicimos un llamado a los consultores de la Uninacional para que atendieran los requerimientos de la Gobernación, la Alcaldía y la firma contratista Consorcio Broers, sobre un replanteamiento de los planos.  Luego de ser entregados (junio), se continuaron los trabajos”, sostuvo el mandatario departamental.

Resaltó que al día de hoy, tiene ejecución física del 49.2% y un cumplimiento financiero del 49%; se han adelantado etapas de cimentación, levantamiento de columnas, placas en el primer nivel y muros.  Incluso que genera cerca de 30 empleos directos y 60 indirectos.

Para los recientes reajustes por temas ambientales, la contratista necesita unos $2.000 millones.  El monto, aseveró el alcalde de Valledupar se estudiará para concretar la fuente de financiamiento; mientras tanto, envío un parte de ‘total tranquilidad’ a la ciudadanía.

Agregó que los compromisos establecidos contemplan que para el lunes 26 de agosto, adelantarán un balance de obras  y el 2 de septiembre, harán los reajustes presupuestales para culminar la casa museo de Valledupar.

“Quisimos despejar las dudas con lo documentado en el sistema de la Contraloría y del Departamento Nacional de Planeación (DNP).  Obedecemos las normas urbanísticas del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), en el tema de retiros, reajustando el sistema eléctrico y de drenaje; entre otros movimientos”, sostuvo Ramírez Uhía.

‘No escondimos la situación’

El secretario de Obras Públicas, Jorge Maestre, durante la socialización adelantada en el Archivo Departamental ‘Aníbal Martínez Zuleta’, afirmó que contaron con inconvenientes durante la ejecución, pero que han sido subsanados.

Uno de ellos, que el proyecto debe regirse con los parámetros ambientalistas que exige el terreno en el que está siendo construida.

El espacio donde está la ‘Casa en el Aire’ tiene una protección especial constituida por el Concejo Municipal en el año 1991, refrendado en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Valledupar aprobado en 1997, declaratorias que permanecen, aunque modificadas, en el último POT del 2015.

“Hacer la cobertura como estaba consolidada inicialmente nos llevó a un replanteo, un desplazamiento de la estructura (…) debimos acoger cada una de las recomendaciones realizadas por la Curaduría Urbana de Valledupar (numero uno), y la licencia fue expedida por curador Augusto Orozco”.

Veedores opinaron

Aunque la asistencia de la ciudadanía no fue masiva, quienes sí hicieron presencia fueron veedores municipales encargados de inspeccionar, analizar y reportar anomalías en los contratos del municipio.

Fue así como Johana Casallas veedora ambiental del Cesar comentó que: “Los contratos y los diseños generados en el departamento son improvisados.  Cómo es posible que solo se le haya dado la participación a una universidad que ni siquiera es de aquí.  Los estudios están mal hechos, mal estructurados, y lo único que deja es un detrimento patrimonial”.

Acotó que al estar la ‘Casa en el Aire’ en un sitio de reserva, no debe definirse como una obra de ‘magnitud’, pues se cuestiona: ¿Dónde están los diseño medioambientales?, ¿Cómo es posible  que después de seis meses de iniciada la obra digan que los diseños están mal hechos y que se debe pagar $1.200 millones?”.

Deja un comentario

Top