Usted esta aquí
Inicio > En La Región > LA CANCIÓN INÉDITA “UNA FORMA DE CONTAR CANTANDO”

LA CANCIÓN INÉDITA “UNA FORMA DE CONTAR CANTANDO”

Detrás del ritmo y las melodías contagiosas de un vallenato, y detrás del sonar fastuoso de un acordeón acompañado de caja y guacharaca, se esconde una historia; y detrás de cada historia, un creador, una persona inspirada, romántica y  soñadora, un compositor que da vida a las palabras hasta convertirlas en una historia cantada.

Es la musa sublime de aquellos compositores que, justamente por su sensibilidad, observan la realidad con una mirada diferente y encuentran en una experiencia, o en vivencias personales, el motivo perfecto para escribir las letras de un vallenato.

El ‘País Vallenato’, como acuñara Aníbal Martínez Zuleta, ha sido privilegiado y prolífico en inspiración, en poesía, en narrativa, considerando muchos que es el mensaje el mayor ingrediente, y el más atractivo, del folclor musical vallenato. Muchos poetas han parido estas tierras, sobre todo Patillal, cuna de los más reconocidos compositores vallenatos: Tobías Enrique Pumarejo, Rafael Escalona Martínez, Freddy Molina Daza, Octavio Daza Daza, José Hernández, Edilberto Daza, Chiche Maestre.

Y como no recordar la inspiración de Calixto Ochoa, Leandro Díaz, Hernando Marín, Rosendo Romero, para solo mencionar unos pocos. Maestros de la composición que han dejado un legado significativo y que se convierten en referente para los actuales escritores del vallenato.

Rafael Escalona5Calixto-OchoaCCCCCCCTobias E. Pumarejo

 

 

 

 

 

Ha sido tanta la importancia de la canción y sus letras inmortales en el folclor vallenato, que se instituyó el concurso de la Canción Inédita en el marco de las competencias del Festival de la Leyenda Vallenata para exaltar el talento de los escritores de canciones vallenatas.

Desde 1969, cientos de compositores sueñan con participar en el concurso de la canción vallenata inédita, espacio en el que las canciones pasan de ser una obra desconocida, a ser escuchada por un copioso público en el festival más importante  del mundo. Los compositores preparan sus mejores versos y para su participación en el evento invierten un mínimo de 5 millones de pesos destinados al montaje de la canción y a los viáticos de los músicos que los acompañarán durante los 4 días de sus presentaciones en el festival.

En total han sido 46 compositores coronados Rey de la Canción Vallenata Inédita. Año tras año, entre 400 a 600 canciones se inscriben en el concurso, de las cuales un 50% corresponde al ritmo de paseo, siguiéndole en preferencia el ritmo de Merengue y finalmente los ritmos de Son y Puya. En una preselección se presentan al público unas 70 u 80 canciones, de las cuales suben a tarima 10 canciones para definir el título de rey de la canción inédita.

Un poco de historia…

El primer galardonado fue el talentoso Gustavo Gutiérrez Cabello, cuando en 1969 cantó al público por primera su vez su canción “Rumores de Viejas Voces”, una obra que con nostalgia recuerda ese querido y viejo Valledupar donde aún se oían los sones de Tobías Enrique Pumarejo y los versos de amores de Jaime Molina:

Rumores de viejas voces
de tu ambiente regional
no se escucharán los goces
de tu sentido cantar

Ya se alejan las costumbres
del Viejo Valledupar
no dejes que otros te cambien

el sentido musical.

***

En 1982 Gustavo Gutiérrez repitió corona con la canción “Paisaje del sol”. De la misma manera, Emiliano Zuleta Díaz es doble ganador al ser Rey (1985) con su canción “Mi  acordeón” y luego Rey de Reyes (1997) con “Mi Pobre Valle”. Otro compositor que se ha llevado el título dos veces, inclusive de manera consecutiva (1989-1990), fue José Francisco Mejía con sus obras  “Puya Almojabanera” y “No hay tierra como mi tierra”.

Las historias y realidades que inspiran una canción son realmente conmovedoras. Así lo demuestra otro de los reyes de la canción inédita, Ivo Díaz, con su obra “Dame tu alma”, escrita en honor a su padre Leandro Díaz, leyenda de nuestro folclor. Hay una frase dentro de una canción de mi padre que dice que Dios se había demorado mucho tiempo en ponerle los ojos en su rostro pero se los puso en el alma, así que él veía con los ojos del alma; mi padre tenía magia en el alma, una profundidad poética y una percepción inmensa de la vida”. Fue precisamente el deseo de tener el alma de Leandro Díaz lo que lo inspiró para ganarse el premio mayor del concurso de la canción inédita en 1993.

Entre San Diego, Tocaimo y el Valle 
viviste siempre cantando a tus males, tú alma miraba al sol
en Altopino, Barrancas y sus lares creciste.

 Retoño entre cafetales, grandeza del folclor 
desde Hatonuevo tu llegaste al Valle
abriste paso. Grande entre los grandes, figura hecha canción.

Canta, canta entonces. Alma de poesía
Y bríndale un goce a la gente mía
Yo te entrego todo si tu vida cambia
Yo te doy mis ojos, tú me das tu alma (BIS).

***

Sin duda, el más representativos entre los concursantes es el cuatro veces ganador, el compositor Santander Durán Escalona, un hombre que trabaja por la calidad literaria y musical de la canción vallenata y quien ha desarrollado un estilo que respeta la herencia y tradición de la esencia y origen del vallenato. Se define más como un DSC_1697poeta del amor, como un ‘cantor de la memoria’, pues considera que el compositor tiene la responsabilidad de interpretar, plantear y plasmar los procesos históricos y sociales de su época, haciendo uso de una herramienta poderosa, la canción.

Durán Escalona confiesa que aunque impactado por la imagen de una bella dama, por unos ojos lindos, una sonrisa preciosa y unas caderas de esas que nunca se terminan, también inspiración de  sus composiciones, aclara que la narración de las canciones deben trascender más, “el compositor no puede dilapidar su talento haciendo cosas bobas cuando se puede ser un narrador de historias, pues  el compositor es un testigo de su época y debe dejar constancia de lo que en ella suceda”.

Por ejemplo, en el año 2000 se consagró como rey de la canción inédita con su obra “Cantares de Vaquería”, un relato del canto de los hombres que guiaban los viajes de ganado, una canción que se convierte para algunos en una simple narración o para otros en una canción de tinte político, pero que cuenta una historia real de su época:

No se vaya a descuidá!
No se vaya a descuidá
Coja el lazo, compañero
Pique al caballo melao.

Buscando la punta el monte se voló el toro matreto
El rey de los cimarrones, se voló pa’l otro lao
Y si llega a la montaña…Se perdió!
Y si llega a la montaña…Se perdió! (BIS)

Porque no ha nacido quien pueda enlazar
a un toro en las montañas del Cesar.

***

Hernando Marín y Rafael Escalona son dos compositores ejemplos para Santander Durán, los considera como narradores de historias extraordinarios e intuitivos, que hicieron que la música vallenata se impulsara hacia otros niveles y que dieron efecto a lo que para él es el vallenato: “Es una forma de contar cantando, es sentimiento, alegría, picardía, pero sobre todo, es narrativa”.

Mujeres en el concurso

Los versos cargados de sentimiento de las mujeres también hacen presencia en el concurso de la canción inédita. Sin embargo, su participación ha sido reducida en relación a los hombres. Aun así, cuatro han alcanzado el primer puesto dentro de la historia del concurso: Hortensia Lanao (1995); Antonia Daza (1999), Martha Guerra (2003) y Margarita Doria Carrascal (2015).

Para la reina, Martha  Guerra, “el papel de la mujer en el vallenato se ha visto impregnado por el machismo”, situación que se da desde épocas pasadas cuando los hombres parrandeaban y verseaban con los instrum
entos propios del vallenato y la mujer se dedicaba a cocinar y atender a los hombres parranderos.

Martha GuerraSi bien son otros tiempos los que se viven actualmente, la compositora asegura que “el género femenino debe ser más atrevido y buscar su lugar privilegiado en la composición, aunque requiera de un mayor esfuerzo, pues si sus letras son interpretadas por un hombre, deben ser canciones neutrales o manejar un estilo de composición que pueda ser dedicada a hombres y mujeres”.

Asimismo, expresa que el talento de com
oner en el vallenato no es solo para que los hombres escriban y el mismo sexo lo interprete. “Pareciera que se estuviera perdiendo la inspiración de la mujer para la composición pero estoy segura que las mujeres todavía tenemos ese corazón abierto para escribir en verso lo que sentimos y lo que nos gusta”, afirmó con determinación la Reina de la canción inédita del año 2003.

Martha compone música cristiana, la cual asegura es el campo en el que más escriben las mujeres; también le escribe al amor, a la naturaleza, a los niños. Su canción “Los niños claman”, incluida en una de las producciones del maestro el Turco Gil, es una de sus más representativas:

Así como el rio Badillo pide agua en su caudal

En silencio gritamos los niños pa’ que nos puedan escuchar,

Porque Dios nos ha traído pa’ que vivamos muy felices,

 Pero un niño entristecido llorando así me dice.

Y una mariposa quiero encontrar

Pa’ que me regale su color,

Y pedirle al mundo sin cesar

Que en vez de un arma me dé un acordeón.

***

Hoy en día el vallenato es la música con más trascendencia y popularidad en Colombia y con gran renombre a nivel mundial, reconocimiento que debe preservarse. Aunque cada generación canta y escribe de acuerdo a su entorno y a sus relaciones sociales y se adapta a los nuevos cambios, se debe estar alerta a no manchar las raíces del género musical Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Ya lo decía el compositor Santander Durán, “el  vallenato resiste todo, se puede tocar vestido de etiqueta con una sinfónica detrás, como también se puede tocar en el patio de un rancho campesino golpeando la silla de madera y cuero con las manos”, lo importante es contar historias que marquen diferencia, y qué mejor que contarlas en el concurso de la canción inédita que, año tras año, en la capital mundial del vallenato, da a conocer el sentimiento y pasión por las letras que suenan con una acordeón.

***

Perfiles Rey de Reyes de la canción inédita
Santander Durán Escalona    

Rey 1971,1987, 2000, Rey de Reyes 2007.

Compositor costumbrista de carácter rebelde, a él se le deben los mensajes protestas en las canciones vallenatas. De profesión agrónomo, es sobrino del más vanagloriado compositor narrativo vallenato, Rafael Escalona Martínez. Sus obras más representativas son ‘Cantares de vaquería’ ‘Palabras al viento’, ‘Las bananeras’, ‘Cerro de Murillo’, ‘Soy el pescador’, ‘Silencio’, ‘Ausencia’, ‘La banqueña’, ‘Si tú supieras’, ‘Diosa de la Serranía’, ‘Mi vieja ilusión’, ‘El último embaucador’ y ‘Bajo la luna’, entre otras.

Emiliano Zuleta Díaz.

Rey 1985, Rey de Reyes 1997.

Economista de profesión, es un virtuoso del acordeón. Junto a su hermano Poncho, con quien conformó la agrupación de ‘Los Hermanos Zuleta’, en el 2006 ganó el Grammy Latino en la Categoría Cumbia/Vallenato por su álbum Cien Días De Bohemia. Con su acordeón grabó la banda sonora de la película Los viajes del viento (2009), del cineasta cesarense Ciro GuerraDentro de sus canciones más exitosas se encuentran: Mis Vacaciones, Mi Acordeón, La sangre llama, La Herencia, El Retiro, La Virgen del Carmen, Sorayita, entre otras.

Reyes de la canción inédita
Año Compositor Canción Ganadora
1969 Gustavo Gutiérrez Rumores de viejas voces
1970 Freddy Molina El indio desventurado
1971 Santander Durán Escalona Lamento Arhuaco
1972 Camilo Namén Recordando mi niñez
1973 Armando Zabaleta No vuelvo a Patillal
1974 Nicolás Maestre El Hachero
1975 -o- -o-
1976 Alonso Fernández Yo soy Vallenato
1977 Julio Oñate Martínez La profecía
1978 Octavio Daza Río Badillo
1979 Pedro García El poeta pintor
1980 Tomás Darío Gutiérrez Voz de acordeones
1981 Fernando Dangond Castro Nació mi poesía
1982 Gustavo Gutiérrez Cabello Paisaje de Sol
1983 Julio Díaz Yo soy el acordeón
1984 Juvenal Daza La Espinita
1985 Emiliano Zuleta Díaz Mi Acordeón
1986 Rafael Manjarrez Ausencia Sentimental
1987 Santander Durán Escalona La canción del valor
1988 Marciano Martínez Con el alma en la mano
1989 José F. Mejía Puya Almojabanera
1990 José F. Mejía No hay tierra como mi tierra
1991 Gustavo Calderón Momentos del ayer
1992 Hernando Marín Valledupar del alma
1993 Ivo Díaz Dame tu alma
1994 Iván Ovalle Yo vivo enamorado del valle
1995 Hortensia Lanao ¿Qué hago, Señor?
1996 Alfonso Cotes Maya La cabeza de Pavajeau
1997 Emiliano Zuleta Díaz

Rey de Reyes

Mi pobre valle
1998 – Luis Cujia
– Ramiro Garrido
– Sergio Moya
– Luis Ramírez
– Yo soy el cantor
– Yo soy el son
– Recuerdos de viejos tiempos
– Puya del folklor
1999 – Félix Carrillo Hinojosa
– Winston Muegues

– Antonia Daza
– Deimer Marín

– Mi pobre acordeón
– Los Barrios del Valle
– El orgullo de nacer
– Maestro de maestros
2000 Santander Durán Escalona Cantares de vaquería
2001 Winston Muegues La Estratificación
2002 Melquisedec Namén Rapalino Vestida de gloria
2003 Martha Guerra Un soncito tolimense
2004 Guillermo Doria Borrero Raíces de Oro
2005 Julio César Daza Sueño Vallenato
2006 Ever Jiménez El Valle es tu casa
2007 Santander Durán Escalona

Rey de Reyes

Entre cantores
2008 Rafael Escobar El que te canta
2009 William Kingler Brahan Yo también soy vallenato
2010 Lázaro Alfonso Cotes Ovalle La última historia
2011 Adrián Pablo Villamizar Ciegos nosotros
2012 Germán Villa Acosta El rey del folclor
2013 Álvaro Pérez El cuentico chino
2014 Enrique Ariza El Alma entre las manos
2015 Margarita Rosa Doria Carrascal Vallenatos del alma
2016 Everardo Armenta Alonso Vallenato Joven

 

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

Deja un comentario

Top