Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Hugues Martínez, el maestro del vallenato en guitarra

Hugues Martínez, el maestro del vallenato en guitarra

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

Helenbohorquezperiodista@gmail.com

 Cada vez que le da cuerda a la música a través de las notas de una guitarra, Hugues Martínez despierta aquel vallenato que enamora y que inspira al sentimiento. Sentado, en sus piernas su guitarra, la observa fijamente.  Se nota complacido, orgulloso: Acaba de ser  homenajeado en reconocimiento a sus 66 años de trayectoria artística.

El maestro Hugues Martínez ha tenido un importantísimo recorrido musical. Hoy su legado sigue vigente y seguramente así se mantendrá por muchos años, sus tres hijos, Hugues Manuel Martínez Montero, Chabuco y Hugues Rafael Martínez Acosta, han seguido su senda, son músicos que traspasan fronteras con las notas vallenatas. Ellos, sus hijos, junto a otros reconocidos artistas, y personalidades de todo el país, lo acompañaron el pasado 24 de febrero en la ciudad de Bogotá, en el reconocimiento a sus años de carrera, un evento organizado por el Centro Folclórico Cultural Matildelina.

“Quisimos que esta trayectoria de un juglar que acompañó por mucho tiempo a Rafael Escalona, y a Alberto Fernández Mindiola, tuviera el reconocimiento que se merece por todo el esfuerzo que hizo para difundir la música vallenata en los diferentes lugares en los que él actuó; este homenaje se hizo porque a ellos hay que hacerlos sentir que son útiles e importantes”, indicó Rafael Oñate Rivero, documentalista y conferencista de la música vallenata.

Apartes de historia

Hugues Martínez alternó con Bovea y sus vallenatos, y desestimó un llamado que le hizo uno de los tríos más famosos de Latinoamérica, el Trío Avilés. Asimismo, con su guitarra y el acordeón de Colacho Mendoza, fue asiduo acompañante de Rafael Escalona Martínez. Muchos otros logros lo catapultan como un referente para las nuevas y futuras generaciones que encuentran en la guitarra toda una fascinación.

“Cuando él llego a Valledupar, en el año 68, todas las jovencitas de esa época nos moríamos por él. Nos parecía un señor educado, con sus ojos verdosos, lo veíamos más bello de lo que es, pero por la forma como tocaba las cuerdas de la guitarra, eran unos vallenatos hermosos, soñábamos con él; pero cuando empezó a tocar mucho El Pirata del Loperena y rondaba mucho por ese barrio, nos dimos cuenta que él ya había elegido a su enamorada, entonces las demás le dimos campo abierto”, contó Cecilia Luque Soto, una de sus enamoradas en aquel entonces y admiradora eterna.

Este hombre de 83 años ha demostrado que la guitarra es su pasión. A los 17 años inició rayando su guitarra, hoy siente que todo ha valido la pena. “La vida me da otra oportunidad de estar con mis amigos, con mi familia, la gente de mi pueblo, vallenatos y bogotanos que me van a acompañar y todos mis hijos que son músicos, y no tengo otra cosa que decir que me siento supremamente emocionado por este reconocimiento”, expresó el maestro.

Estas y muchas otras anécdotas hacen que sus notas sigan siendo memorables, más cuando se recuerda la canción Parrandas Inolvidables, de Gustavo Gutiérrez, que no miente en sus versos:

“…Yo no puedo separarme

de las cosas más hermosas

más ligadas a mi vida

como estar enamorado

y escuchar de Hugues Martínez

su guitarra tan sentida…”.

 

 

 

Deja un comentario

Top