Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > ‘El fútbol es muy importante en mi vida’, Melissa Martínez

‘El fútbol es muy importante en mi vida’, Melissa Martínez

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

Cada vez son más los espacios que se abren las mujeres para brillar y mostrar su profesionalismo. Campos antes vedados, dizque solo para hombres, hoy tienen una cara más femenina.

El periodismo deportivo en Colombia es uno de estos caminos, ahora labrados por mujeres decididas a romper el estigma, que se han atrevido hablar de fútbol y de otras disciplinas deportivas.

Melissa Martínez es precisamente una de las mujeres referentes en esta área del periodismo. Para la Comunicadora Social- Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe, le bastó ser hincha del equipo rojo y blanco, el Junior de Barranquilla y verlo jugar en el estadio Metropolitano desde que tenía 13 años, para descubrir que el fútbol y el periodismo eran su pasión; ya son 15 años en esta linda labor.

Ha asumido importantes retos en su carrera profesional, entre ellos cubrir partidos del seleccionado nacional e, incluso, cubrir el mundial Brasil 2014. Actualmente repite ese privilegio. Desde el pasado 7 junio se encuentra en Rusia, acompañando a la selección Colombia en este evento tan importante, la copa del mundo 2018.

Revista Enfoque Vallenato: ¿Qué tan importante es el fútbol en su vida?

Melissa Martínez: El fútbol es muy importante en mi vida. Es el eje de mi carrera porque para un periodista deportivo, el cubrimiento del fútbol ocupa por lo menos el 80% de su agenda, entonces termina ocupando un lugar importante.

R.E.V.: Es usted comunicadora con énfasis en política y economía, ¿cómo aterriza en el periodismo deportivo?

M.M.: Cuando hice mis estudios solo tenía dos oportunidades de profundización durante el desarrollo de la carrera, ser comunicadora social periodista con énfasis organizacional o con énfasis económico, entonces decidí el segundo, aunque ya sabía que iba a ser periodista deportiva. Tenía claro lo que quería, por eso me capacité, posterior a mi graduación, con talleres, cursos y profundizaciones en periodismo deportivo.

R.E.V.: ¿Por qué y cómo nace esta inclinación por esta línea de periodismo?

M.M.: Uno casi siempre se acerca a una disciplina o por un deportista o por algo que le gusta mucho. Mi primer acercamiento tuvo que ver con el equipo de mi ciudad, el Junior de Barranquilla, al que veía desde los 13 años que comencé a ir al estadio Metropolitano; entonces ya iba alimentando mi gusto.

Además, desde los 4 años siempre tuve claro que iba a ser comunicadora social periodista. Es un tema de familia, en donde mi madrina es periodista igual que mi padrino, de ahí heredé ese gusto. Luego entra la otra pasión, el Junior, e ir al estadio, combino esas dos pasiones en mi vida y las convierto en un hábito que se amplía con la llegada de cubrimientos de selección Colombia y otras disciplinas deportivas.

R.E.V.: Hasta hace unos años se empezó a ver a la mujer con un papel importante dentro del periodismo deportivo, ¿Considera que es parte de la evolución femenina en la sociedad?

M.M.: Sí, lo que pasa es que a veces nosotras mismas le quitamos la importancia. Nosotras no tenemos ningún territorio vetado, ningún espacio al que no podamos llegar de buena manera. Lo importante es entender que somos unas mujeres hablando de fútbol y que no somos una competencia directa para los hombres.

En este instante es común ver, en los grandes medios de comunicación, a mujeres al frente, pero recuerdo que cuando arranqué en esto, que tenía solo 17 años, Liliana Salazar era la única mujer que estaba en el periodismo deportivo y que presentaba una sección deportiva en Colombia. Luego llegaron Andrea Guerrero, Melisa Martínez y así, en su orden, muchas más que comenzaron a llenar esa lista.

R.E.V.: Solo un par de mujeres han logrado ser narradoras de fútbol, Iris Cisneros y Claudia Neumann. ¿Cree que en algún momento la voz femenina en las narraciones de los partidos llegue a ser protagonista? ¿Le gustaría ser narradora de fútbol?

M.M.: No lo creo. De 20 periodistas deportivas que conozco, ninguna tenemos el deseo de ser narradoras. La inclinación hacia la narración es muy poca entre las periodistas deportivas, por eso creo que de pronto un par rompe el paradigma de que los narradores tienen que ser hombres, pero no creo que sea un objetivo trazado para muchas de las periodistas; no es mi objetivo y seguramente es el de muy pocas en el mundo. Creo que de alguna manera si estuviera en la agenda o en el deseo de muchas de nosotras, ya lo hubiésemos logrado.

R.E.V.: Periodistas deportivos como Manuel Morales y Luis Guillermo Montenegro han manifestado que las periodistas deportivas todavía no tienen el lugar que merecen, ya que muchas veces son las encargadas de las cosas ‘light’ de los programas, ¿Qué hacer para cambiar este panorama?

M.M.: La clave es la preparación. Por ejemplo, Liliana Salazar, Andrea Guerrero, Sheyla García, Adriana Rincón, por mencionar algunas de las periodistas deportivas más referentes a nivel nacional, tienen roles importantes dentro de la transmisión. Cuando a las mujeres se les encarga hacer otro tipo de cosas, eso tiene que ver con su preparación y ahí es cuando cada mujer tiene que ir abriéndose su espacio.

R.E.V.: ¿Cómo es su trabajo mientras hace reportería en las canchas? ¿Ser mujer hace más fácil su trabajo o por el contrario se ha sentido excluida?

M.M.: Yo creo que todo tiene que ver con la trayectoria. Al inicio, siendo mujer o siendo hombre, es igual de difícil porque no te reconocen como una figura que hace parte del espectáculo en el que ellos son los protagonistas. Ya con el paso de los años empiezas a destacarte, te ganas el respeto y es mucho más fácil el desarrollo de tu labor. Ya tu llegas y le dices a alguien de los que están en la cancha: ‘necesito que me saque a determinado deportista’ y ese alguien va con nombre propio y le dice ‘Melissa te está esperando para una entrevista’, y así es todo más fácil. Definitivamente creo que más allá del género, es la preparación y el reconocimiento.

R.E.V.: ¿Cómo es un día de trabajo para Melissa Martínez?

M.M.: Un día de trabajo incluye vuelo a primera hora hacia la ciudad de destino, emisión del medio día desde la ciudad; posteriormente, en la cancha estás tres horas antes del inicio del compromiso, dos horas antes llegan los equipos, se van al camerino, se hacen las entrevistas respectivas antes en pregrabado, se recibe la nómina una hora antes del partido, ordenada por la Dimayor.

Ya tú debes prepararte para cada partido, llevar estadísticas, datos de cada uno de los jugadores que hacen parte de la nómina de convocados. Es un trabajo que no solamente se hace en el estadio si no que tiene una pre-producción.

En el desarrollo del partido el trabajo es informar a los que están en la cabina, o a los que están en Bogotá, las cosas que los que están en la narración no pueden ver. Entonces ahí abajo estás en una labor de observador, de ir mirando lo que pasa en el arco, tratando de interpretar las señas y algunas cosas que de pronto no se muestran en la cámara, ir relatándolas, los cambios, las amarillas, lesiones, los diálogos. Luego que se termina el compromiso, se hace un post partido que se transmite por redes sociales o algunas veces por la señal abierta.

R.E.V.: ¿Le intimida el camerino, los jugadores cambiándose, desnudándose…? ¿Su presencia intimida, coarta a los jugadores?

M.M.: Desde hace 8 años la Dimayor y el canal RCN organizaron una era distinta en el tema de las entrevistas pre y post partido, entonces las entrevistas ya no se hacen en los camerinos, como antes, ahora son afuera, de una manera más organizada.

R.E.V.: Jugadores, espectadores, directores, ¿se han sobrepasado con usted?

M.M.: Me ha pasado con los hinchas en varios escenarios. Me pasó durante la eliminatoria de la selección un par de veces, durante el mundial de Brasil también, pero creo que por eso ha habido varias campañas a nivel internacional para que se respete nuestra labor, que la gente entienda que nosotros no estamos en el mismo rol de los hinchas, que es un festejo, nosotras estamos trabajando y merecemos un mínimo de respeto que consiste en no besarnos, no abrazarnos, no sobrepasarse. La gente se pasa con el licor, con la euforia de la celebración y es donde llega el irrespeto.

R.E.V.: ¿De qué manera se prepara para hablar de un partido, de un equipo, de una selección, de un jugador o del futbol en general?

M.M.: Es el día a día el que te ayuda a estar más enterada. Hay equipos a los que nunca le he visto partidos en vivo. Entonces, toca revisar entrevistas de los jugadores en internet, partidos anteriores, consultar varias fuentes a las que uno puede acceder como periodista deportiva, estadísticas. Los corresponsales en las ciudades son otra ayuda. Entonces se llama, organiza y arma todo un esquema de cómo le fue al equipo durante todo el desarrollo del semestre, quién es el goleador, quién su figura, quiénes los jugadores que más han actuado, cuáles los titulares actuales, suplentes, técnicos, cuál es el tipo de juego; es un trabajo que tarda un par de horas y debe hacerse en todos los compromisos.

R.E.V.: ¿Cómo ve a la selección Colombia que nos representará en Rusia 2018?

M.M.: Mucho más madura que en el mundial de Brasil, y ese toque de experiencia nos va ayudar muchísimo en el desarrollo de la copa del mundo.

R.E.V.: Japón, Senegal y Polonia son los contrincantes de nuestra selección, ¿qué tan fuertes son? ¿qué análisis tiene?

M.M.: A Japón lo enfrentamos y goleamos en el mundial de Brasil. Con Senegal tuvimos un marcador adverso, es un equipo fuerte físicamente. Polonia tiene una figura, Lewandowski, de ahí pare de contar, porque uno tiene que analizar cada una de las selecciones para reconocer a cada uno de sus jugadores.

Creería que Colombia no tendrá problema en pasar como primero de su grupo a la siguiente fase; se nos complican las cosas en los cuartos de finales, en donde nuestro rival podría ser Brasil o Alemania, los candidatos a quedarse con la copa del mundo.

R.E.V.: Su jugador favorito ¿Por qué?

M.M.: Carlos Sánchez es el eje del equipo, es seguridad, es un gran jugador, en muchas oportunidades nos ha salvado y ojalá tenga un buen nivel en el mundial; seguramente también será figura, como en Brasil y en las eliminatorias.

R.E.V.: Se enamoró de un jugador de futbol, Matías Mier, del Atlético Júnior ¿Este amor es resultado de su trabajo en las canchas?

M.M.: Si, porque lo conocí en un estadio, lo conocí en el Campín, en su primer partido luciendo la camisa del equipo que ha sido siempre el equipo de mis amores, luego establecimos un diálogo, posteriormente una amistad que terminó en una unidad y de alguna manera ha sido mi único gol del fútbol (risas).

R.E.V.: Un mensaje para las mujeres que desean ocupar un lugar importante en el periodismo deportivo

M.M.: Mi consejo: la preparación es súper importante. A las mujeres, por nunca haber jugado fútbol, nos cuesta un poco más entender todo el sistema de juego; nos toca, entonces, prepararnos para estar siempre en el mejor nivel, generar nuestro sello propio, eso nos lleva un poco de años, sobre todo de lectura, de conocimiento, de viajar, de hacer parte del juego, luego la retribución será tu reconocimiento.

 

Deja un comentario

Top