Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Festival de la Quinta, más allá del vallenato

Festival de la Quinta, más allá del vallenato

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

Helenbohorquezperiodista@gmail.com

Valledupar no es solo acordeones. Su encanto se debe también a su diversidad cultural, al talento y creatividad de su gente, a su gastronomía, a sus paisajes y a cada historia que se encuentra en sus rincones. Aunque podemos hacer alarde del vallenato por ser patrimonio cultural e inmaterial de la humanidad, hay otras expresiones artísticas, culturales, musicales y emprendimientos de nuestra región que son orgullo y materia de exposición para el mundo.

Justamente para mostrarle a propios y foráneos que Valledupar es más que Festival Vallenato, y que se puede hacer otra actividad que dinamice la economía de la ciudad, nació un nuevo evento, el Festival de la Quinta, un estadio que congrega diferentes clases de talentos y emprendimientos locales en un espacio legendario, el centro histórico de Valledupar.

Así nació La Quinta

Tres empresarios, gestores culturales, enamorados de Valledupar y sus riquezas, tras una noche de tertulia, idearon, pero sobre todo decidieron salir a la calle a mostrar su negocio. Se trata de Cristina Zapata, con el Hotel Boutique Casa de los Santos Reyes; Clara Molina, con La Espinita Restaurante, y Yasser Orozco, con Palenke Cultura Bar. La unión de estas tres empresas ubicadas sobre la carrera quinta – de allí su nombre – dieron como resultado un exitoso festival en su primera versión (2017).

Cada empresa hacía su trabajo independiente. La Espinita, musicales en una esquina; Palenke, muestras culturales, y Hotel Boutique Casa de los Santos Reyes, exposiciones artísticas y otras expresiones de cultura. Quisieron unirse, sumar todas esas iniciativas y sacarlas a la calle.

“Uno de los objetivos es fomentar el emprendimiento en la ciudad, proporcionar espacios donde se puedan mostrar gestores culturales y, además, apoyar el proceso de recuperación del centro histórico, que la gente se quite el miedo de visitar este lugar y que lo empiece a visualizar desde una perspectiva cultural, creativa, desde el emprendimiento, y que se visionen abriendo negocios”, expresó Cristina Zapata.

Aunque la idea nace de este trio, el Festival de la Quinta está conformado por otras personas que han brindado su asesoría, apoyo y han inyectado ideas nuevas. Fotógrafos, diseñadores, periodistas, emprendedores, empresas privadas y algunos aportes del sector público, hicieron posible este festival.

“Este tipo de festivales nos saca la idea de que en la ciudad solamente podemos hacer un tipo de celebración alrededor del festival vallenato, es decir, nos permite ver que hay otras actividades y otros géneros diferentes al vallenato en la que nos podemos concentrar y también podemos explotar”, indicó Fabián Dangond, asesor en emprendimiento e industrias creativas y culturales del Festival de la Quinta.

El primer festival

Tras un proceso de selección, 40 empresarios de Valledupar salieron el 26 de agosto del 2017 al centro histórico de la ciudad a mostrar sus iniciativas y talentos.

“Logramos poner en escena a cerca de 10 bandas musicales diferentes al vallenato, llevamos teatro, juegos infantiles, cuenteros, danza. Fue de un gran impacto para la ciudad, pues conseguimos que, en tan solo 8 horas de entretenimiento ofertada, los microempresarios cerraran ventas por cerca del 77% de todos los productos que llevaron”, añadió Fabián Dangond.

Además, stands de libros, bisutería, dulces típicos, agua de la región, comida artesanal, ropa pintada a mano, diseñadores de todos los estilos, hicieron parte de esta primera versión del Festival de la Quinta.

“Después del Festival de la Quinta la ciudad tomó otro aire, comenzó una nueva dinámica, empezaron a hacerse más visibles las ferias de emprendimiento. Valledupar es una despensa muy grande de emprendedores y tenemos que darles la mano; por ejemplo, en el tema musical encontramos diferentes expresiones artísticas como el rock, tamboras, guitarras, bachata, sonidos caribeños, todos talentos de la ciudad”, señaló Cristina Zapata.

Llega su segunda versión

Tras la exitosa primera versión, llega nuevamente el Festival de La Quinta a reactivar el centro histórico de la capital del Cesar con el claro objetivo de superar expectativas con diferentes novedades. La más importante es que ahora serán dos días atendiendo la solicitud de cientos de emprendedores y espectadores.

La Quinta llegará los días 29 y 30 de septiembre y se tomará la carrera quinta hasta la calle 14, sobre los callejones Mahoma, San Juan de Córdoba y Purrututú. Talentos e iniciativas empresariales en las categorías arte, música, gastronomía y diseño harán parte del evento.

En esta versión serán 100 emprendimientos visibilizados, en vez de los 40 de la versión anterior, aumentado así las oportunidades de los emprendedores para posicionar su marca. Esta vez serán iniciativas no solo de Valledupar sino de todo el departamento.

Además, se ubicarán 4 tarimas, dos más que en el 2017, para que los artistas de la región puedan mostrar su talento musical.

“Esperamos estar a la altura de las expectativas de las personas en función de apoyar el emprendimiento local y, sobre todo, rescatar el centro histórico y poderlo proyectar al nivel de otras ciudades que ya lo tienen establecido como Santa Marta, Cartagena, Medellín, Manizales, entre otras.  Nuestro centro histórico tiene todas las cualidades y capacidades para estar a la altura de cualquier otro; pensamos darle vida y alentar a la ciudadanía para que le de la mano, lo camine y lo visite y sientan una nueva forma de integración”, manifestó Fabián Dangond.

Con esta clase de eventos se genera otra temporada turística en la ciudad. Sus organizadores esperan entregar un día mágico a sus visitantes y posicionarlo como un evento cultural referente en el país, institucionalizándolo para realizarlo año tras año.

Deja un comentario

Top