Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Festival De la Quinta, honor a la tradición oral de la región

Festival De la Quinta, honor a la tradición oral de la región

Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

helenbohorquezperiodista@gmail.com

Todo proyecto empieza con un sueño. Así piensan los gestores del Festival de La Quinta, un grupo de emprendedores y gestores culturales que se atreven a soñar y volar alto, al punto de llevar a la tercera versión una idea que nació en la calle quinta, de Valledupar, con el objetivo de darle valor a las ideas.

Con solo dos versiones realizadas, el Festival de La Quinta se proyecta como todo un proyecto y proceso de ciudad que ha logrado darle un lugar privilegiado a los emprendedores de la región, un espacio donde las ideas trascienden y obtienen reconocimiento, “es un ejemplo de transformación de ciudad y de oportunidades”, así lo describen sus creadores Cristina Zapata, Clara Molina y Yasser Orozco.

El arte, la cultura, la música, la gastronomía, la tecnología y muchas otras manifestaciones de desarrollo, se dan cita en el centro histórico de Valledupar, un espacio que cada día cobra más fuerza gracias a iniciativas como estas, que buscan recuperarlo como lugar ancestral de la capital del Cesar.

Con proyección nacional

La tercera versión del Festival de la Quinta (17 y 18 de agosto), trae nuevas experiencias, nuevas formas, colores y visiones.

De 265 inscritos, se han elegido 150 ideas en todas las categorías para mostrarle a Valledupar el talento que hay en el país. Se trata del primer año con emprendedores nacionales, lo que demuestra que esta iniciativa privada va en creces y amplía su espectro. Primero fueron emprendedores locales (2017), luego se abrió espacio a proyectos de todo el Cesar (2018) y ahora (2019), llegan de toda Colombia.

Medellín, Bucaramanga, Montería y Barranquilla son las ciudades que han confirmado su participación, además de los proyectos de todo el departamento del Cesar.

El proceso de selección de las ideas está a cargo de un grupo de expertos, regidos por unos principios básicos: “los emprendimientos deben ser propios, es decir, marcas propias y no la distribución de una existente, de lo contrario no se adaptaría al modelo de emprendimiento que pretende fomentar La Quinta, que son empresarios que le han dado vida a sus propias iniciativas”, explica Cristina Zapata, una de las creadoras y organizadora del festival.

Otra novedad tiene que ver con el apoyo que llegará desde la Secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo de la ciudad de Barranquilla. Gracias a la bolsa de estímulos de cultura con la que cuentan, traerán toda una oferta cultural, entre ellas, muestras musicales; esto se sumará a las iniciativas locales – danzas folclóricas, la Orquesta Filarmónica del Cesar, escenarios para niños, exposiciones de pintura, dos tarimas para los más de 20 grupos musicales – entre otros.

No es tarea fácil organizar un escenario cultural como este. Son cerca de 500 millones de pesos los que se necesitan para emprenderlo y todo un año de preparación. “Año tras año hay retos, hay empresas con buena voluntad pero con un limitado flujo de caja, hay un tema de recesión económica en el país, pero siempre hay quienes apoyan el festival”, sostuvo Cristina Zapata.

De cualquier manera, con un trabajo mancomunado y sin descanso, esta versión  espera superar el número de visitantes que el año anterior llegó a los 25.000.

Una de las consignas de este evento es ‘Todos Somos Festival de La Quinta’, porque cada quien, a su manera, desarrolla su alma emprendedora; siempre habrá un amigo y/o familiar, lleno de ideas, por lo que hay que creer en los proyectos cercanos y en los sueños que pueden transformarse en todo un proyecto de vida.

Tradición Oral de la región

Todos los años la temática del Festival de la Quinta es diferente, pero siempre con propósito. El 2019 trae una propuesta con historias adornadas de fantasía y hechos sobrenaturales, narraciones populares transmitidas de generación en generación en esta región. Historias mágicas como la de Francisco el hombre, leyendas como la del Doroy y mitos como los de la Sirena de Hurtado y La llorona.

“Queríamos mostrar la identidad de la región, ir en pro de la conservación del patrimonio inmaterial que hace honor a las historias, mitos y leyendas, a la tradición oral de nuestra tierra, y que la gente la conozca a través de un afiche y todo un escenario que está previsto”, explicó Zapata Naranjo.

Deja un comentario

Top