Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > España venció 1-0 a Irán

España venció 1-0 a Irán

España logró su primer triunfo en el Mundial de Rusia 2018, apenas un 1-0 contra un muy disciplinado Irán que, otra vez, desnudó las fallas defensivas de los candidatos al título. No le sobró mucho al campeón mundial, pero sumó gracias al tercer tanto de Diego Costa en el torneo y desde ahí tendrá opción de corregir con más calma.

Una noche cálida acompañó el inicio del duelo Irán vs. España, en el que los ibéricos esperaban confirmar su favoritismo. Pero hasta los 20 minutos no hubo llegadas a los arcos y toda la emoción fue cortesía de los hinchas de Irán, campeones mundiales del ruido en Rusia.

Con vuvuzelas y un grito atronador cada vez que los suyos logran cortar un avance español , la emoción se trasladó a las tribunas. La barra es simple: Irán, Irán… pequeña pausa y luego tres gritos más: irán, Irán, Irán. Intimida el grito masculino –las únicas mujeres que se ven en el estadio salieron en las pantallas de TV, pero no nos tocó verlas- no por las imágenes de sus jugadores sino de señores con turbante a quienes, literalmente, idolatran con cantos incomprensibles. Van padres, hijos y abuelos y cantan todos. ¡Y gritan como si fueran a la guerra cuando el arquero Beiranvand atrapa el balón!

Un tiro libre de David Silva rompió la monotonía al minuto 24, pero otra vez el portero estaba donde correspondía. ¡Y retumbaba el aplauso en la tribuna! De nuevo la tomó Silva de media vuelta al 29 pero el remate se fue por arriba. No se puede decir que no lo intentara España, pero Irán es un equipo muy serio, muy disciplinado y paciente para esperar y cortar el jeugo.

Al 35 se animó Irán no con un remate sino con una aproximación que cortó Ramos y fue el equivalente a un gol olímpico: a todo pulmón fue la celebración de una jugada que no llegó a inquietar a De Gea. Poco a poco Diego Costa se fue convirtiendo en el enemigo público. En realidad, una falta al portero fue el detonante y de allí en más la gente se dedicó a aplaudir sus errores con entusiasmo. Y ayudó el centrodelantero con sus imprecisiones.

Silva tuvo al 45 la más clara de España en la primer parte, un remate cruzado que se paseó por el frente del área de Irán y el grito en la tribuna fue un tranquilizador ¡No!

Se puso más serio España para el complemento, pero no fue suya la primera emoción del partido.

De un lateral salió la jugada de Karim, mal rechazo de Piqué y pegadito al palo se fue el remate del 10, primer susto para España, que sin embargo respondió con contundencia: arrancó la jugada en Silva como casi siempre-, pase para Iniesta y centro a Diego Costa, a quien le favoreció la suerte porque el balón le pega en la canilla y toca a un defensa antes de meterse. Al fin, un respiro a los 54 para los favoritos del grupo.

En la reacción asustó Mehdi con un cabezazo superando a los espigados españoles y en una jugada preparadísima, un tiro libre que con rigor se armó, lograba el descuento Esatolahi pero en fuera de

lugar estaba Amini y el tanto no fue válido. Lástima porque se perdieron los gritos y abrazos de los entusiastas iraníes en la tribuna: muchos nos miraban pidiendo una explicación y no sabíamos qué decirles: “Offside”, gritamos, con la certeza de que no nos entendían.

Por lesión se fue Safi y por suerte se salvó Irán del segundo en un pase de Ramos a Piqué en el área, que se enredó entre las piernas y espaldas de los incómodos iraníes.

El único instante en que no fue importante el idioma o el equipo fue cuando se ordenó la salida de Iniesta: de pie aplaudieron unos y otros al emblemático español.

Por centímetros se escapó el empate en una salida rápida de Irán a la que no logró llegar Mehdi al 76 y, consciente del riesgo, no tenía paz Hierro en el banquillo, quien aplaudía con nerviosismo cada acierto de los suyos. Tenía razón pues al 80 por poco iguala Irán, tras un tunel a Piqué de Amiri, quien metió el centro y el cabezazo de Mehdi se fue pegado al travesaño. Ya lo merecía Irán hay que decir… Irán y los entusiastas iraníes.

Pero no llegó el empate y se perdió el esfuerzo y más de una voz en la tribuna. Ahora, España suma cuatro puntos y tiene un pie en la semifinal, mientras Irán, con tres, se aferra al calor de su gente y a un batacazo contra Portugal.

Por: Futbolred

Deja un comentario

Top