Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > En el 2018, cada día 64 niños fueron sometidos a violencia sexual

En el 2018, cada día 64 niños fueron sometidos a violencia sexual

El 2018 se convertirá en el año con más casos de violencia sexual en las últimas dos décadas en Colombia. Aunque aún no se ha consolidado el reporte del último mes de esa vigencia, la cifra ya supera la de todo el 2017, y la de los años anteriores hasta 1999.

Cada día del año que acabó se reportaron 73 casos de violencia sexual. Hasta noviembre iban 24.532 exámenes forenses por la presunta comisión de ese delito, mientras que en el mismo periodo del año anterior se practicaron 21.804.

Es decir; el aumento fue del 12,7 por ciento. El 2017 había cerrado con 23.798 casos de violencia sexual.

La situación es preocupante y ha sido variable a lo largo de los años; sin embargo, el crecimiento de los exámenes por delitos sexuales viene desde el 2016, cuando se reportaron 21.399 casos.

Hasta ahora, los más afectados continúan siendo los menores de edad. En promedio, cada día del 2018 64 niños fueron víctimas de un delito sexual. Las más afectadas son las niñas, que concentran el 74,4 por ciento de los reportes. Los niños representan un 13,2 por ciento.

“Hay un incremento real de violencia sexual, donde las víctimas son los menores, entre otros factores por el uso de las nuevas tecnologías sin supervisión de los mayores”, dijo Isabel Cuadros, directora de la Fundación Afecto.

Cuadros aseguró que “en las redes sociales los abusadores sexuales solo se sientan frente a un computador a ‘cazar’ niños. Menores que no cuentan con asesoramiento ni vigilancia de un adulto, lo que los convierte en presa fácil”.

Los menores de edad representan casi el 90 por ciento de los exámenes por presunto delito sexual. De ese porcentaje, la mayoría son adolescentes de entre 12 y 14 años, con 9.785 reportes; seguido de los niños de 6 a 11 años, con 7.954 casos, y los menores que están en la primera infancia –de 0 a 5 años–, con 3.774 casos.

Lo más preocupante es que la mayoría de agresores son conocidos e incluso familiares. Según Medicina Legal, en casi 11.000 casos la persona que cometió el delito era familiar de la víctima, lo que representa el 44 por ciento. De estos, los padre o padrastros concentran la mayoría de los reportes, con casi cinco mil casos, seguido de los tíos, con 1.697, y los abuelos, con 1.034 casos.

En las redes sociales los abusadores sexuales solo se sientan frente a un computador a ‘cazar’ niños

En otros 5.632 registros, el agresor era una persona que la víctima conocía: un vecino, compañero de trabajo o de estudio, profesor, etcétera. Y en 1.939 hechos el agresor fue un amigo. Esto quiere decir que en muy pocos casos, solo el 4,8 por ciento, la persona que cometió el abuso sexual no conocía a la víctima.

El escenario más frecuente es el hogar. Allí se reportan más de 18.000 casos; seguido de la calle, con 1.830, y los centros educativos, con 733.

Impunidad 

A todo esto se suma la preocupante impunidad. De acuerdo con Cuadros, los casos que no logran una condena llegan al 98 por ciento.

Hasta el momento, en las cárceles hay 2.471 condenados por acceso carnal violento; otros 4.150, por el mismo acto, pero con menor de 14 años, y otros 4.150, por actos sexuales con menores de edad. La experta llama la atención sobre “la revictimización a la que son sometidos los afectados. Esto es indignante, no en vano la mayoría de los agresores están libres”, dijo.

Entre los pocos casos donde actuó la justicia están el de Yuliana Samboní, la menor de 7 años raptada en un barrio marginal de Bogotá y violada por Rafael Uribe Noguera, o el de la niña de Fundación, Génesis Rúa, violada y posteriormente incinerada. Hoy, tanto Noguera como Adolfo Arrieta, el agresor de Rúa, están en la cárcel de máxima seguridad de Valledupar. A lo largo de la historia se han conocido depredadores como Luis Alfredo Garavito, condenado por violar y asesinar a por lo menos 200 niños, o Manuel Octavio Bermúdez Estrada, acusado de asesinar a más 30 menores, muchos de ellos violados. Pero la violencia sexual que sufren miles de niños cada día en sus hogares está lejos de ser visible.

Rodrigo Córdoba, jefe del Departamento de Psiquiatría de la Universidad del Rosario, explicó que el aumento de estos delitos es “un fenómeno que se registra no solo en Colombia, sino a nivel mundial”. Señaló que un factor que puede influir es que hay mayor visibilización: “No hay más casos, sino más denuncias”.

Por: JUSTICIA -EL TIEMPO

Deja un comentario

Top