Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > El mensaje del papa Francisco al presidente Iván Duque

El mensaje del papa Francisco al presidente Iván Duque

El papa Francisco no sólo deja mensajes con lo que dice, con lo que hace y con los lugares que visita. También con los regalos que elige para las personas que recibe. Al presidente colombiano, Iván Duque, con el que mantuvo este lunes una audiencia privada de 28 minutos de duración en el Palacio Apostólico del Vaticano, le entregó como presente un medallón que muestra un olivo cuyas ramas unen dos partes separadas. El lema de la medalla era toda una declaración de intenciones: ‘Busca lo que une y supera lo que divide’.

“Deseo que sus dos manos sean como estas dos ramas, que unan Colombia y solucionen esta veta que fueron los cincuenta años” de conflicto, le dijo el Pontífice a Duque en este primer encuentro entre ambos y que llegó a poco más de dos meses después de la llegada a la Casa de Nariño del líder del partido Centro Democrático.

Había una gran expectativa ante la audiencia por la posición crítica del presidente Duque frente al acuerdo de paz entre la antigua guerrilla de las Farc y su antecesor, Juan Manuel Santos. Jorge Mario Bergoglio fue uno de los ‘padrinos’ de la negociación y ejerció de intermediario entre ambas partes.

Duque se presentó ante el Papa como un artífice de reconciliación al decir que el mensaje que “siempre trata de transmitir” a los colombianos es “buscar lo que une y no lo que nos divide”. “Significa mucho para mí”, dijo refiriéndose al mensaje del medallón. Francisco, que escoge estos regalos en función del mandatario que recibe, comentó por su parte: “Por eso lo elegí”.

En su comparecencia posterior ante los medios, el presidente colombiano explicó que le había “entusiasmado” que el Papa le animara a trabajar “por la unidad del pueblo colombiano” y agradeció su respaldo a la “reincorporación efectiva de personas que dejan la violencia y quieren formar parte de un proceso de reconciliación, búsqueda de la verdad, justicia, reparación y no repetición”.

También desveló que ambos trataron la situación de Venezuela y la acogida que Colombia brinda a los migrantes del país vecino. Reiteró que el Gobierno de Nicolás Maduro es “una dictadura” y garantizó que las fronteras no se van a cerrar “para los hermanos venezolanos que huyan de la desolación”. Se les seguirán brindando “oportunidades para que salgan de esa tragedia”. El Papa, según comentó Duque, pidió a los colombianos que “sigamos haciendo una política fraterna de acogida”.

Luego de su audiencia privada con el líder católico, el mandatario se reunió con el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, que estaba acompañado por monseñor Antoine Camilleri, subsecretario para las Relaciones con los Estados. En este segundo diálogo, de carácter más político, se trató las negociaciones con el Eln. Duque le explicó al ‘número dos’ de la jerarquía vaticana que sólo habrá un “avance” en el diálogo si este grupo guerrillero libera a las personas que tiene secuestradas y “pone fin a cualquier actividad violenta y criminal”. “Esa es la única forma”, subrayó.

El Vaticano, por su parte, comentó en una escueta nota que en las “cordiales” conversaciones se trató la contribución de la Santa Sede y de la Iglesia colombiana “en el proceso de paz y en favor de la reconciliación”.

En la audiencia con el Papa hubo tiempo para recordar la visita que Francisco realizó a Colombia en septiembre de 2017, uno de los viajes más exitosos en sus cinco años y medio de pontificado. En los instantes iniciales del encuentro con Duque, el Presidente le recordó al obispo de Roma su estancia en el país y le comentó que todos los colombianos “disfrutamos mucho de su visita, de sus mensajes de unidad y de alegría para todo el país. Mi admiración y gratitud para usted”.

17 personas formaban la comitiva colombiana en la que, además de Duque, estaban el ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo; y el de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; además del embajador colombiano ante la Santa Sede, Julio Aníbal Riaño, responsable de que el Papa recibiera a Duque en un tiempo récord tras su llegada a la Casa de Nariño.

El líder del partido Centro Democrático estuvo arropado por su familia en su visita al Vaticano, pues le acompañaron su esposa, sus tres hijos, su hermano, su madre y su suegra.

Duque tiene previsto este lunes almorzar con el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, y reunirse después con el primer ministro de este país, Giuseppe Conte.

Por: DARÍO MENOR TORRES
Para EL TIEMPO
Roma

Deja un comentario

Top