Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Con júbilo se abrieron las puertas de la nueva catedral de Santo Ecce Homo

Con júbilo se abrieron las puertas de la nueva catedral de Santo Ecce Homo

Como una familia que consigue su casa y refleja la alegría de ver llegar a sus hijos a reunirse, así definió Monseñor Óscar José Vélez la inauguración de la nueva Catedral de Santo Ecce Homo, un espacio que afianzará las creencias católicas de vallenatos, cesarenses y personas de todo el mundo.

¡Comenzó la fiesta! desde las 6:00 a.m. se abrieron las puertas del templo que inició su construcción hace cinco años y hoy, en su apertura, se destaca entre los más grandes de Colombia y Suramérica.

El altar, el Cristo, los vitrales y mosaicos ya reposan dentro de este emblemático lugar.

Hacía las 8:30 a.m. iniciarán los ritos previos a la celebración: los feligreses testigos de este evento (se esperan recibir 6.000) estarán acompañados de 33 obispos del país y 200 sacerdotes (85 de la Diócesis vallenata).

Entrarán hacía las 9:00 a.m. con una procesión liderada por la imagen de Santo Ecce Homo, entonando los gozos en su nombre, acostumbrados a cantar por el público valduparense.

Luego se dará la celebración litúrgica, fundamental dice Monseñor, en la eucaristía.  Consistirá de varios momentos especiales: la aspersión del agua bendita y se entregará la lectura de la palabra de Dios – la consagración propiamente- presidida por Vélez Isaza.

“Consta de una invocación larga a todos los principales santos de la iglesia, especialmente a los que tendremos dentro del altar: San Antonio María Claret, Santa Laura Montoya y San José María Escrivá; y los beatos Jesús Aníbal Gómez, Pedro María Ramírez (mártir de armero) y Álvaro del Portillo”.

El altar será ungido con el santo crisma, un aceite perfumado bendito, para luego encender varios inciensos que, según las leyes católicas, sirven para edificar a fieles y el templo.

Los asistentes serán testigos del revestimiento del altar estará adornado de flores y posteriormente, varios cirios ardientes traducirán la llegada de Cristo al mundo.  Se continúa con la misa de ofrecimiento, la consagración y la unión de los fieles.

Este hito histórico y religioso de Valledupar, el Cesar y el país “Nos ha costado mucho, pero también es una de las cosas que lo hace más significativo, poder decir que hemos luchado y alcanzado esto entre todos.  Es la casa común de toda la diócesis donde el obispo tiene la cátedra y enseña, autorizadamente como sucesor de los apóstoles, a unirse en la fe”, aseguró Monseñor Óscar Vélez Isaza.

 

Deja un comentario

Top