Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > ‘Churo’ Díaz niega haber sido testaferro de su expareja

‘Churo’ Díaz niega haber sido testaferro de su expareja

 El artista guajiro es investigado porque habría ocultado bienes que se compraron con recursos de gente “tumbada” por “Mamá Beatri”. Un juez definirá si queda o no detenido mientras las pesquisas continúan.

El cantante vallenato Jorge Iván Díaz, mejor conocido como el ChuroDíaz, está oficialmente en problemas con la justicia: en la tarde de este miércoles la Fiscalía le anunció que abría investigación formal en su contra por tres delitos, ninguno de poca monta. La imputación fue por los cargos de estafa agravada, concierto para delinquir y enriquecimiento ilícito. Díaz lo negó todo.

Hasta hace poco, el Churo Díaz solo era reconocido por su música, bastante popular en la Costa Caribe. Su última canción, titulada La Llamada Clandestina, ya tiene más de dos millones de vistas en su canal de Youtube. Pero, ahora, el panorama que enfrenta está alejado del acordeón y las tarimas, pues la Fiscalía cree que se prestó como testaferro para ocultar dinero que les pertenecía a inversores engañados. Y que, además, despilfarró buena parte de él.

Fue detenido este martes en Santa Marta, donde fue hallado en un apartamento en el Rodadero, debajo de un colchón. La investigación del ente investigador comenzó en 2009, cuando empezaron a llegar denuncias contra la empresa en que trabajaba su entonces pareja, Asesores Inmobiliarios y Jurídicos Costa Azul. Beatriz Castro, a quien los vallenatos llaman “Mamá Beatri”, resultó condenada y está en prisión por haber estafado a más de 340 personas, se calcula, por más de $45.000 millones.

Fue Castro quien terminó delatándolo: la mujer confesó que Díaz conocía de primera mano el fraude que se estaba orquestando. “Mamá Beatri”, la mujer que saludaban en sus canciones artistas como Diomedes Díaz, Peter Manjarrés o Poncho Zuleta, está detenida desde septiembre de 2015. Según la justicia, Costa Azul engañó a cientos de pensionados ofreciendo casas y apartamentos que, supuestamente, estaban en remate.

Los clientes entregaban el dinero, pero las propiedades nunca aparecían. Castro y el Churo Díaz se habrían quedado con sus recursos y con eso habrían alimentado su vida de lujos. Ella ya paga una condena de nueve años de prisión en la cárcel El Buen Pastor, y ha contado cómo con ese dinero gastó más de $2.000 millones en ropa para el Churo, y compró para él casas y apartamentos en Urumita, Barranquilla y Valledupar.

El Churo Díaz, su carrera y el dinero

Según ha expuesto el fiscal del caso en la audiencia, el Churo Díaz no tenía ningún patrimonio antes de conocer a Beatriz Castro, pero luego, a sabiendas -dice la Fiscalía- de que el dinero de ella se conseguía estafando a los clientes de Costa Azul, le aceptó dinero, propiedades y carros de alta gama. Castro afirmó en un interrogatorio que con esa plata también se financió la carrera musical de Díaz, incluyendo una liposucción para mejorar su imagen.

La expareja del cantante guajiro, nacido en Urumita -un pueblo que es semillero del vallenato en el país- le contó a la Fiscalía que de ese dinero obtenido ilegalmente “invirtió $50 millones iniciales para hacer el lobby en las emisoras”, señaló el fiscal. Denunciando, de paso, que cuando Díaz lanzó su disco “Pura Adrenalinda” en diciembre de 2012, habría pagado entre $35 y $45 millones a Codiscos para obtener un disco (de oro o de platino) en 2013.

Un informe de la Policía, presentado por la Fiscalía durante la audiencia, reveló que cuando se emitió la primera orden de captura se supo que Díaz tenía una presentación programada a la 1 de la madrugada del pasado 17 de diciembre. La idea capturarlo después del show. Pero, al terminar, se lanzó al público, corrió y se perdió su rastro. Por su forma del escape, se sospecha que alguien le avisó sobre el arresto.  “Esto significaría que tenía acceso a la fiscalía, ¿Cómo? Eso es lo que tendremos que investigar”, expresó el fiscal

Por: Elespectador.com

Deja un comentario

Top