Usted esta aquí
Inicio > En Valledupar > Carta abierta a la comunidad vallenata: ¡Apaga la vela y vámonos!

Carta abierta a la comunidad vallenata: ¡Apaga la vela y vámonos!

 

Por: Santander Durán Escalona*

Con indudable sorpresa se ha filtrado en Valledupar la información de una propuesta presentada al Alcalde Municipal, por parte del señor Carlos Vives, relacionada con la reconstrucción de un parque infantil situado dentro del área ambiental del Parque Lineal de Hurtado, a orillas del río Guatapurí.

Esta propuesta en sí, no tendría ninguna objeción, salvo su posible choque en el diseño arquitectónico con el entorno ambiental que se espera manejar en ese lugar. Pero la última palabra sobre el particular debe ser emitida por la Corporación Autónoma del Cesar, CORPOCESAR.

Más allá de los problemas ambientales que se puedan generar, el presente documento trata de plantear otra cara oculta del mencionado proyecto, la cual considero, en mi absoluta ignorancia, de una gravedad mayúscula para la salvaguardia o preservación de la música Vallenata Tradicional y su entorno cultural,

Aunque no se ha divulgado oficialmente esta propuesta, se comenta que el señor Vives ofreció a la Alcaldía de Valledupar la captación de aportes económicos, cuantificados según voces callejeras, en Cinco Mil Millones de pesos ($5.000’000.000) para la construcción de este nuevo parque, cuyo diseño fue publicado el 22 de febrero de 2018, en el chat oficial de la Gobernación del Cesar titulado ‘Foro 50 años del Cesar’.

En contraprestación, la Alcaldía cambiaría el nombre del citado parque, conocido como ‘El Parque de El Helado’, bautizándolo con un nuevo, conocido y musical nombre: ‘Parque de la PROVINCIA’.

De igual manera, un viejo avión militar norteamericano – un bombardero veterano de la guerra de Vietnam capturado hace más de 30 años cuando cargaba marihuana en cualquier sitio del Cesar, el cual, por alguna genial idea de un Alcalde de Valledupar, en vez de ser destruido fue trasladado a esta ciudad y abandonado como chatarra en el famoso ‘Parque de El Helado’ – sería convertido en un MUSEO TEMÁTICO sobre la muy interesante obra y vida del señor Carlos Vives.

En estos dos puntos se centra la objeción de un grupo de ciudadanos al proyecto presentado ante el señor Alcalde de Valledupar, por las siguientes consideraciones:

No nos engañemos: Cuando se propone el nuevo nombre de ‘Parque de la PROVINCIA’, el señor Vives NO se está refiriendo a la PROVINCIA DE PADILLA, ni a la PROVINCIA de Leandro, Escalona, Gabriel García Márquez, Pedro Castro Monsalvo, Aníbal Martínez Zuleta, Morales, Emiliano, Gustavo, Rosendo, Marín, Calderón, Francisco El Hombre, Alejo, Luís Enrique, Colacho y más de 800 trovadores y juglares quienes durante los últimos 150 años, verso a verso y nota a nota,  construyeron y continúan cultivando las raíces culturales que han permitido conocer y posicionar a nuestras pequeñas ciudades y a la música Vallenata Tradicional en diferentes partes del mundo.

NO, señores. La Provincia, para Carlos Vives, es una marca registrada, un nombre comercial que corresponde a una empresa musical de su propiedad. De esta manera, como mensaje subliminal, el nombre de La Provincia se asociaría, subjetivamente, al grupo artístico propiedad de Vives, convirtiendo al río Guatapurí, tradicional motivo de inspiración de nuestros poetas-cantores, en un sitio de promoción comercial para el señor Vives y su extraordinario grupo musical. Sería un matrimonio indisoluble y eterno que nos llevaría al limbo cultural.

Por otra parte, convertir al narco avión situado en el Parque de El Helado, en la Capilla Sixtina del Vallenato Pop, para honrar y desarrollar el culto a la personalidad y a la obra artístico-comercial  y posmoderna de Carlos Vives, sería una puñalada traicionera e ilegal al trabajo desarrollado desde hace 8 años por el Ministerio de la Cultura, los investigadores que elaboraron el Plan Especial de Salvaguardia para la Música Vallenata Tradicional (PES), el Comité de Seguimiento al PES, el Ministerio de Relaciones Exteriores, la Presidencia de la República y para la UNESCO, entidad ésta última, cuyas determinaciones tienen un carácter obligatorio, vinculante y supra constitucional por parte de los estados que la integran, Colombia entre ellos, y hasta donde mis conocimientos llegan, Valledupar no es un Estado y sus autoridades locales están obligadas a cumplir los convenios internacionales firmados por nuestro país, entre ellos la Salvaguardia de la Música  Vallenata Tradicional.  

En este último caso, la Capilla Sixtina Vallenata-Pop de Vives, dotada con toda la parafernalia y las últimas tecnologías audiovisuales de los medios de comunicación, sería el lugar por el cual desfilarían, durante los próximos 50 años, muchas generaciones de párvulos y adolescentes para recibir su lavado cerebral cultural, llevados desprevenidamente de la mano por sus profesores de primaria, de bachillerato o sus padres de familia.

Como resultado de lo anterior, en los próximos 5 años esta situación cambiaría el imaginario cultural de nuestros niños, cuyo nuevo súper héroe o ícono mediático-musical será Carlos Vives, borrando de la memoria colectiva los nombres de nuestros trovadores y juglares de la música Vallenata Tradicional, verdaderos forjadores de nuestra historia y constructores de nuestra identidad cultural Vallenata. La identidad que nos distingue y crea lazos afectivos a nivel nacional e internacional.

Es cierto que la Constitución colombiana garantiza a sus ciudadanos, entre otros derechos el derecho a la libre empresa; ello será así, siempre y cuando sus actividades no afecten a las comunidades.

Ante esta situación considero que el efecto cultural del mencionado proyecto sobre las nuevas generaciones de párvulos y jóvenes Vallenatos y del Caribe, será irreparable para nuestras comunidades, es un efecto que demolería todos los esfuerzos, planes y proyectos contenidos en el PES para la defensa de la música Vallenata Tradicional, en su calidad de “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, en Necesidad de Salvaguardia Urgente”.

Pero existe, además, otra amenaza relacionada con el mismo tema: se comenta en los corrillos y mentideros de la Plaza Alfonso López, de Valledupar, que presuntamente detrás de este proyecto exista una propuesta de Concesión por parte del señor Vives, para auto administrar y explotar económicamente este espacio recreativo por medio de la instalación de un súper restaurante, esto convertiría a Vives en el ‘Rey del Río’, con 3 megaproyectos semejantes en Colombia: Bogotá, Taganga y Valledupar.

En este nuevo escenario, el señor Vives entraría a monopolizar el turismo cultural del Parque Lineal de Hurtado, ya que ningún emprendedor turístico local tendría la fortaleza financiera para enfrentar al capital y al poder mediático de Vives. De esta manera, dicho proyecto estaría atentando contra el sector del turismo cultural basado en la música Vallenata Tradicional, una industria naranja que realiza sus primeros pasos en firme en nuestra región.

Los sectores de cultura y turismo Vallenatos han trabajado juntos durante más de 30 años, apoyados por la Cámara de Comercio de Valledupar, el SENA, el Ministerio de Turismo y pasadas administraciones departamentales y municipales, a fin de crear y desarrollar una propuesta turístico-cultural y étnica para la región, así como para capacitar administrativamente, organizar gremialmente y abrir un mercado a nuestros emprendedores del sector.

De ser cierto lo que se afirma en la calle, el señor Alcalde de Valledupar entregaría en bandeja de plata al señor Vives, los resultados de 30 años de trabajo, desprotegiendo a los emprendedores turísticos locales y llevando de cabeza al fracaso económico, sus respectivos proyectos de vida.

En ese momento tendría plena validez la frase de los abuelos: “Apaga la vela y vámonos…”. Y amén.

*  Ingeniero Agrónomo. Especialista en Ciencias Ambientales; Docente Ingeniería Ambiental, Universidad Popular del Cesar; Cantautor Vallenato

Deja un comentario

Top