Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Carlos Vives, el artista que internacionalizó el vallenato

Carlos Vives, el artista que internacionalizó el vallenato

 Por: Helen Dayana Bohórquez Quintero

Helenbohorquezperiodista@gmail.com

Alegre, apasionado, trabajador, exitoso, sencillo, descomplicado y que quiere a su tierra, así lo describen; y lo recuerdan fácilmente por sus pantalones cortos y ajustados, lentes oscuros, pelo desordenado, decenas de manillas en sus manos y una enorme sonrisa que siempre lo acompaña.

Sí, se trata del colombiano Carlos Alberto Vives Restrepo, más conocido como Carlos Vives, un hijo de Santa Marta, Magdalena, ciudad que un 7 de agosto de 1961 vio nacer a uno de los artistas má

s representativos del país y uno de los mayores exponentes en el mundo de la música latina, particularmente de un ritmo del que se convirtió en fundador, la mezcla del rock con el vallenato y la cumbia, la fusión de un acordeón, unas tamboras, una gaita y una guitarra eléctrica en una misma canción. Para muchos, es el artista que más ha innovado el vallenato y el que más lo ha llevado a diferentes rincones del mundo.

Fue el primer colombiano en ganarse un premio Grammy. Hoy ya ostenta dos, junto a once Latin Grammy, además de diversos reconocimientos a sus más de 25 años de carrera. Entre los galardones más recientes, Gaviota de oro y Gaviota de plata en los premios Viña del Mar 2018, celebrados el pasado mes de febrero. Ha vendido más de 20 millones de álbumes en todo el mundo. Esos son apenas algunos de sus logros.

Muchas de sus canciones, en especial las más recientes, como ‘Robarte un beso’, ‘La bicicleta’ y ‘Al filo de tu amor’, se han ubicado en el top de la lista de los Billboard y han ocupado la primera posición en la radio de Colombia, Estados Unidos, Costa Rica, Ecuador y muchos otros países.

Además de su faceta como cantante, se caracteriza por su gran sentido social. Es un defensor comprometido de las etnias indígenas que reposan en la Sierra Nevada de Santa Marta, así como de la preservación de esta reserva natural. Es embajador de inclusión y de la diversidad étnica en Colombia, nombrado por la USAID. Asimismo, fue ganador del Premio Leyendas de la Fundación Hispana, en Washington, por su trabajo por la visibilización de la población indígena y afrodescendiente.

Por si fuera poco, es empresario, dueño de dos distinguidos restaurantes en el país, Gaira Café, uno ubicado en Taganga y otro en la ciudad de Bogotá, reconocidos por su exquisita gastronomía y por ser un espacio ideal de esparcimiento para apreciar las raíces colombianas. Estos restaurantes son el lugar preferido de artistas y músicos colombianos, pues se han convertido en una vitrina importante para revelar su talento.

“El éxito de Carlos Vives radica en que es una persona que identifica muy bien todo un universo cultural que lo reproduce musicalmente,  pero que también lo entiende antropológicamente,  lo disfruta y lo enriquece. Su éxito es la sumatoria de su talento, su inteligencia clásica y emocional y su sensibilidad por la  tierra y su entorno. Se necesita ser algo más que una buena  voz para lograr todo esto”, expresó su amigo personal Álvaro Araujo Castro.

Su recorrido en la fama y en el amor…

Este samario, quien además es publicista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, con postgrado en producción de televisión, intérprete de temas inolvidables como La gota fríaLa tierra del olvido, Fruta fresca, Pa’ Mayté, Volví a nacer, entre otrostambién ha lucido su talento como actor, compositor y empresario.

Con tan solo 12 años se trasladó junto a su familia a Bogotá, donde descubrió su gusto por el rock. Fue allí, en la capital, donde empezó a brillar su talento; los bares y cafés de la ciudad fueron sus primeros escenarios.

En 1982 inició su carrera como actor, figurando en programas como Pequeños gigantes, El Faraón, Tuyo es mi corazón y catapultándose en la fama en 1986 con la serie Gallito Ramírez, interpretando a un hombre de pueblo que soñaba con ser boxeador. Fue en esta producción en la que conoció (1988) a quien se convertiría en su primera esposa, Margarita Rosa de Francisco; ambos protagonizaban la serie.

Cuentan que se enamoraron durante las grabaciones de la novela en la que se casaron y llevaron esta unión a la vida real. Sin embargo, esta historia de amor tan solo duró dos años. “Ella no estaba, andaba en otras cosas, no quiso. Quizá éramos muy jóvenes. Eso es todo”, fueron las palabras del artista Carlos Vives ante la incómoda pregunta del periodista colombiano Edgar Artunduaga sobre el porqué de su fallida relación.

De los años 1986 a 1988 grabó sus primeros dos álbumes musicales, ‘Por fuera y por dentro’ y ‘No podrás escapar de mi’. En adelante continuó alternado su música con la actuación. Han sido más de 15 producciones televisivas nacionales y extranjeras las que ha grabado Vives, logrando reconocimiento a nivel local e internacional.

En 1990 vuelve a casarse, en esta oportunidad con la boricua Herlinda Gómez, madre de sus dos primeros hijos, Carlos Enrique y Lucy Vives; una vez más el matrimonio no funciona. Herlinda Gómez acusaba al artista de infidelidad, enfrentándose en los tribunales por la custodia de sus hijos y por asuntos económicos.

Después de varios años de una incómoda relación, el artista asegura tener un trato cordial con su expareja. “Las cosas se van decantando con el tiempo y vamos entendiendo más. Hoy tengo una súper buena relación con ella porque tenemos hijos y porque tiene que ser así. Ese fue parte de mi renacer, poder superar esas cosas y tener una persona hoy que cree en mí”, expresó el samario en una entrevista para la revista People en español.

La participación y actuación de Carlos Vives en la serie Escalona, en 1991, es de los hechos más importantes en su vida artística. La interpretación del juglar del vallenato Rafael Escalona Martínez marcarían su futuro: grabó dos álbumes muy recordados con la banda sonora de la serie, ‘Escalona, Un canto a la vida” y ‘Escalona Volumen 2’. En adelante, su popularidad cobraba más fuerza, su banda llevaría por nombre ‘La provincia’, así como otra de sus producciones musicales ‘Clásicos de la provincia’, conquistando miles de seguidores en América y Europa, los que reafirmaría con sus otros trabajos discográficos, en los que dejaba su sello característico, la mezcla del

vallenato con el rock, el pop y la cumbia. (Ver Discografía Carlos Vives, en esta misma edición)

En el 2008 sella en matrimonio su tercer amor, su actual esposa, la ex reina de Belleza colombiana Claudia Elena Vásquez, madre de sus dos últimos hijos, Elena y Pedro Vives, la responsable de su renacer luego de 8 años de ausencia en la música (fue entonces cuando apareció con su disco ‘Corazón profundo’-2013), su apoyo incondicional. “Ella me ha salvado la vida. Yo me podía haber quedado tal y como estaba, no hubiese movido un dedo por volver a la industria musical. Pero ella lo movió todo. Organiza comidas, me levanta la cara para las fotos, me retoca el cabello. Es lo mejor que me ha pasado”, manifestó el artista al diario ABC.

Su compañero de fórmula

“Llevo acompañándolo con mi acordeón durante 27 años. Desde que comenzamos la novela Escalona hasta el día de hoy, dándole hasta que Dios quiera”

Egidio Cuadrado.

El camino musical del artista samario ha avanzado de la mano de su coequipero Egidio Cuadrado. Es su acordeonero, amigo, compadre y compañero de fórmula. Han sido más de 25 años en los que las notas del acordeón de Egidio se han escuchado en todos los rincones del mundo junto a la voz de Vives. Son una de las parejas más fieles y sólidas de la música colombiana.

“Él quiere mucho la música vallenata. En todas partes donde estamos habla de nuestro folclor; por ejemplo, en Viña del Mar estuvo hablando del Festival Vallenato, en conversatorios en Argentina él habló de la música vallenata, donde sea que llegue lo hace, él respeta y da la vida por la música, ha hecho muchas cosas por nuestro folclor y hay que agradecerlo”, expresó el acordeonero.

Sobre el homenaje que se le rendirá a Carlos Vives en la versión número 51 del Festival de la Leyenda Vallenata, Egidio Cuadrado dice sentirse muy orgulloso y, además, expresa que él también se siente homenajeado. “Yo tengo mi pedacito en este homenaje, yo me siento muy contento y orgulloso como si el homenaje fuera para mí, lo digo de todo corazón; mi compadre Carlos se lo merece. Yo diría como mi abuela: los homenajes hay que hacerlos en vida porque uno después de muerto ni ve, ni oye ni entiende”.

El experimentado acordeonero de la banda de La Provincia tiene presente un sin número de anécdotas junto a su compadre Carlos. Recuerda con risas un multitudinario concierto en Tenerife, “estuvimos tocando un concierto frente a más de 200 mil personas en la isla. Comenzó Mayté con la gaita, luego era mi turno de entrar; yo no lo hice al ver tanta gente contenta y fanática, las personas tomándose fotos y llenas de euforia, mi compadre Carlos riéndose seguía esperándome en la tarima y yo no daba para comenzar de la misma emoción”, contó el intérprete del acordeón a Enfoque Vallenato.

Sobre este gran artista, Egidio Cuadrado que lo conoce tanto como a un hermano, expresa que tiene un amor inmenso por su familia; asegura que sus cuatro hijos escuchan y cantan vallenato. Cuenta que le encanta el deporte y, sobre todo, montar en bicicleta. Lo describe como una persona “noble, sencilla, colaboradora, creativa, disciplinado y que se entrega en alma y corazón a su trabajo”.

Vives es, sin duda, un baluarte de la música colombiana, un polifacético personaje que gracias a su talento ha dejado el nombre de Colombia en alto.

 Testimonios sobre Carlos Vives

“Es un tipo visionario que conservó la estructura musical autóctona aportándole otros instrumentos, pero conservando las costumbres y los temas vallenatos y la cadencia que es lo importante; allí es donde radica su éxito. Siempre irradia talento. Es humilde, carismático y por eso Dios lo ha premiado”. ‘El Cocha’ Molina – rey Vallenato.

“Carlos Vives es un personaje que le ha dado a Colombia muchas alegrías. Además de ser un vallenato integral, se ha identificado con la cultura vallenata, él no solo viene a los festivales vallenatos, sino que ha estado permanentemente en defensa de las etnias que habitan en la Sierra Nevada de Santa Marta, del medio ambiente. Este personaje nos ha conectado una vibra importante”. Efraín Quintero Molina-Vicepresidente de la Fundación de la Leyenda Vallenata.

“Carlos es un gran deportista, que siempre está trotando, jugando futbol y montando bicicleta. Hoy hay una esparcida simpatía de la gente por el ciclomontañismo, pero cuando no existía este término, él andaba en un bicicleta practicando esta rama del ciclismo, el precursor del ciclomontañismo en Colombia es Carlos Vives”- Álvaro Araujo Castro-Político colombiano.

 

 

Deja un comentario

Top