Usted esta aquí
Inicio > En Actualidad > Por atender a población venezolana Hospitales del Cesar tienen desborde financiero

Por atender a población venezolana Hospitales del Cesar tienen desborde financiero

El número de venezolanos que llegan a ser atendidos en los hospitales de la ciudad y el departamento en general, son cada vez mayor, situación que tiene alertados a los gerentes y profesionales de la salud de los hospitales y al gobierno departamental dado que no cuentan con los recursos necesarios para pagar los costos de la atención a estos pacientes extranjeros.

Por ejemplo, según información de la secretaria de salud departamental, el  Hospital Rosario Pumarejo de López lleva facturado más de $8.500 millones en atención a ciudadanos venezolanos, la cifra total de todos los hospitales públicos del departamento asciende los $12.000 millones, un elevado valor que no está siendo asumido por el gobierno nacional y que pone en jaque el  futuro de los prestadores públicos de salud.

Si la situación continua sin una pronta solución por parte del gobierno nacional quien tiene la obligación de destinar los recursos necesarios para la atención a venezolanos, “el Hospital Rosario Pumarejo de López podría llegar a la quiebra al cabo de unos meses”, tal como lo manifestó el secretario de salud departamental Nicolás Muhrez.  La respuesta del ministerio de salud es que está gestionando recursos con organismos internacionales para subsanar la situación, sin embargo,  de aquí a que eso suceda se corre el riesgo de que los hospitales terminen de colapsar.

“Lo único que hemos recibido del gobierno nacional y con lo que efectivamente se hizo convenio con el Rosario Pumarejo de López, fueron un poco más de $300 millones de pesos  únicamente para atención inicial de urgencias, pero recibimos  pacientes en un estado en el que tienen que ser hospitalizados o derivados a otros servicios que hoy no hay como pagarlos”, agregó el secretario.

Migración momentánea

En los últimos dos meses se ha detectado que hay una migración momentánea de una población venezolana que está sin servicios de salud en su país y vienen a recibirlos en los hospitales de Valledupar y se regresan una vez atendida su necesidad, es el caso de las mujeres embarazadas que tras el parto regresan a su lugar de origen, situación que acrecienta aún más la problemática.

Estos casos fueron evidenciados en días pasados durante una visita que realizó una delegación de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional – USAID al Hospital Rosario Pumarejo en compañía de la gobernación, defensoría del pueblo, personería de Valledupar, migración Colombia, Cancillería, entre otros,  en la que verificaron que de los pacientes que estaban hospitalizados o por recibir el servicio de urgencias casi el 50% correspondía a ciudadanos de Venezuela.

Por si fuera poco,  el secretario Nicolás Muhrez señala lo siguiente: “en el Cesar tenemos una  población venezolana infantil sin el esquema de vacunación definido y estamos asumiendo ese costo, mujeres en estado  de embarazo sin un solo control prenatal, otra situación que asumimos porque tenemos una orden de la corte constitucional  que nos obliga a hacerlo. Aparte de eso, hay pacientes con enfermedades de alto costo como el cáncer, problemas renales, VIH, núcleos familiares enteros en condiciones de desnutrición. Hoy el sector salud del departamento y de todo el país  está tomando esta responsabilidad sin que haya alguien que diga: ¡aquí esta este recurso!”.

De momento, el gobierno departamental seguirá escribiéndole permanentemente al ministerio de salud para que tomen las medidas respectivas en el menor tiempo posible.

Deja un comentario

Top