Usted esta aquí
Inicio > En Homenaje > ALFONSO LÓPEZ MICHELSEN, UN ROLO CON CORAZÓN VALLENATO

ALFONSO LÓPEZ MICHELSEN, UN ROLO CON CORAZÓN VALLENATO

“Alfonso López Michelsen fue un gran líder, un hombre intelectual y visionario. Fomentó el cultivo de arroz en su finca ‘El Diluvio’, en el departamento del Cesar. También sembró algodón y cultivó muchas amistades como la de los Molina, los Castro, los Pavajeau y los Campo. Esos nexos de él con la región le permitieron conocer toda nuestra tradición cultural y musical, de tal manera que se sentía un hombre vallenato”, así describió el poeta y escritor José Atuesta al fallecido ex Presidente.

Por todos sabido, Alfonso López fue el primer gobernador del Cesar, encumbrándolo como el ‘Departamento Piloto’ de Colombia por su dinámica empresarial. Además, fue el gran ideólogo del Festival de la Leyenda Vallenata junto a Rafael Escalona y Consuelo Araujo.

Los valduparenses lo recuerdan con profundo cariño y con gran admiración, no sólo por ser Presidente de Colombia, también por su amor a la tierra vallenata, su cultura y tradición, lo que no era gratis, pues sus genes tenían raíces vallenatas al ser nieto de Rosario Pumarejo de López, vallenata nata, madre del también presidente (dos veces) Alfonso López Pumarejo. Quién lo iba a pensar, un cachaco enamorado del merengue, paseo, puya y son.BOLETIN PRESIDENTE ALFONSO LOPEZ MICHELSEN

Algunas voces

Para Luís Alberto Piñeres, empresario, ex secretario de Hacienda Departamental y conocedor de la historia de la región, la gestión que llevó a cabo López Michelsen en la creación del Festival fue de la estatura de su pensamiento como político y estadista, además por su amplio conocimiento filosófico, literario y cultural. “El vínculo de López con la vallenatía – como él mismo denominó el transcurrir de la vida espiritual de la provincia- viene de su abuela Rosario Pumarejo de López, dama descendiente de rancia estirpe vallenata”.

“Desde el cargo de Gobernador en 1968 convocó la genialidad de Consuelo Araujo y al amigo parrandero Rafael Escalona para entrelazar los aires que le dan inicio al más grande evento folclórico de nuestra música vernácula y, podríamos decir, al nacimiento del país vallenato que desde tiempos remotos tenía sus límites geográficos, pero es con el Festival de la Leyenda Vallenata como toma su máximo nivel”, relató Piñeres.

Orlando Velásquez, uno de los pioneros de la creación del Festival, contó que López Michelsen, como Presidente de la República, siempre asistió a los actos programados por la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata y disfrutaba del desarrollo del evento en la residencia de Hernando Molina, en la que departía con sus viejos amigos de la heliotropía; sin embargo, Velásquez afirmó que López Michelsen amaba mucho más la actividad política, su gran fortaleza.

“La gran fortaleza de Alfonso López Michelsen era la actividad Política. De su padre, Alfonso López Pumarejo, heredó sus grandes inquietudes. A los 40 años inició su vida política en el movimiento MRL (Movimiento Revolucionario Liberal) considerado movimiento naciente con una visión social amplia y muy propositiva”, puntualizó Velásquez, agregando que a López Michelsen debemos agradecerle las relaciones con personajes capitalinos y sus participaciones en el Festival.

Para recordar…

Alfonso López Michelsen nació en Bogotá el 30 de junio de 1913. Fue político liberal de esos que defendían su ideología, la libertad individual y la iniciativa privada. Tan liberal López Michelsen que hacía honor a su partido. Promovió libertades civiles, económicas y la democracia participativa.

Fue abogado de profesión, catedrático y columnista. Cabe resaltar que López Michelsen se destacó por ser un hombre estudioso y dedicado. Su primaria la cursó en el Gimnasio Moderno de Bogotá. En Europa estudió en colegios de Bélgica, Reino Unido y Francia. Su título de abogado lo obtuvo en Colombia en la Universidad del Rosario y también realizó estudios de postgrado en la Universidad de Santiago de Chile y Georgetown.

Fue el primero de sus hermanos. En 1967 lo nombró el presidente Lleras como Gobernador del departamento del Cesar. Escalona estuvo en su gabinete como su Jefe de Relaciones Públicas. A partir de entonces, López Michelsen es reconocido como uno de los principales conocedores y defensores de la música vallenata en Colombia.

El ex presidente López, junto a La Cacica y Escalona, abanderó las campañas para conservar el vallenato narrativo y costumbrista. Amó al Cesar y a Valledupar como a ninguna otra tierra… tierra de luna llena, bohemia, serenatas, boleristas, rancheristas, verseadores y compositores.

Por largo tiempo, López Michelsen logró absorber la esencia del canto vallenato. Nunca faltó la presencia de este gran dirigente en el Festival, que desde su creación ha tenido relevancia en el ámbito mundial.

Hasta el último de sus días todos sus esfuerzos fueron dirigidos y proyectados a hacer del Cesar un departamento próspero y reconocido por la autenticidad de su folclor. El ex presidente y primer gobernador del Cesar murió de un infarto en julio de 2007, en Bogotá. Su paso por este mundo fue más significativo de lo que él algún día pudo imaginar. En su honor, el nuevo billete de 20 mil pesos en Colombia lleva su imagen y la versión 50° del Festival de la Leyenda Vallenata (Rey de Reyes) le rendirá homenaje – junto a sus amigos Consuelo Araujo y Rafael Escalona – reconocimiento rendido también en la XXXXI versión del Festival Vallenato, realizado en su nombre.

Por: Liseth Pana

Deja un comentario

Top