Usted esta aquí
Inicio > Elecciones presidenciales 2018 > 10 conclusiones sobre la segunda vuelta en el caribe

10 conclusiones sobre la segunda vuelta en el caribe

El Caribe, la región que hace cuatro años fue determinante para que Juan Manuel Santos se mantuviera en la Presidencia, esta vez no definió el nombre del nuevo Primer Mandatario del país, pues la votación sumada en sus ocho departamentos se dividió en partes casi exactamente iguales.

Esos resultados ratifican el fracaso de las maquinarias costeñas y, al tiempo, abren unos nuevos posibles panoramas con miras a las regionales de 2019.

Estas son las 10 conclusiones de las presidenciales en la Costa.

1 El Caribe esta vez no fue determinante y se dividió en partes casi exactas

Por ser Petro costeño (nació en Ciénaga de Oro, Córdoba) y porque aquí ganaron Juan Manuel Santos y su mandato por la paz en 2014, el SÍ a los acuerdos con las Farc en 2016 y el mismo exalcalde de Bogotá en la primera vuelta, el Caribe era la región llamada a ayudar al petrismo a contrarrestar los votos que sacara el uribismo en Antioquia en esta segunda vuelta. Eso no sucedió. Los votos en esta zona del país se dividieron en partes prácticamente iguales entre los dos candidatos. La Costa no definió.

Sumados sus ocho departamentos, el uribista Iván Duque ganó en el Caribe con 1.728.351 apoyos Vs el 1.718.946 votos que alcanzó Petro. Los separaron 9.405 sufragios, que no significan mucho en una elección presidencial.

La foto del resultado parejo no dista demasiado de la de la PRIMERA VUELTA, sin embargo, en mayo quien se llevó la región fue Petro y con una ventaja un poco mayor: casi 90 mil apoyos frente a lo que sacó Duque.

En el DISCURSO en el que aceptó los resultados del pasado domingo, Gustavo Petro llamó la atención sobre lo sucedido en su tierra natal: “Quizás hice un mal cálculo, pensé que mi origen caribeño y mi lucha por esa región hubieran podido ser muchísimo más fuertes que las maquinarias que se dedicaron a comprar los votos en los municipios de la Costa”.

No obstante, no todos los que votaron por Duque en el Caribe lo hicieron porque les compraron el voto, como lo detallaremos en una de las siguientes conclusiones.

2 Duque sumó los votos de Vargas y Petro aumentó su votación

Como contamos en esta historia de LA SILLA CARIBE, Petro y Duque tenían distintos retos en el Caribe para la segunda vuelta. Mientras Duque iba a intentar recoger los votos de Germán Vargas en la región, Petro le apuntaba a sumar votos disminuyendo la abstención.

Los dos lograron esos objetivos, así ninguno haya arrasado.

El domingo, en el Caribe Duque sacó 466.153 votos más que en primera vuelta (cuando sacó 1.262.198 votos). Esta cifra es casi igual a la cantidad de votos que Vargas sacó el pasado 27 de mayo en la región: 462.262 votos.

Con lo anterior podría afirmarse que, casi milimétricamente, los votos del Exvicepresidente en el Caribe -que en parte eran de los políticos que lo apoyaron y que para esta segunda vuelta se fueron con Duque- terminaron el domingo del lado del uribismo.

Petro, por otro lado, logró sumar 369.251 votos a los 1.349.695 que obtuvo en primera vuelta.

Esta votación de Petro y Duque hicieron que en esta segunda vuelta, en el Caribe, bajara la abstención un poco. Pasó de un 54,42 por ciento en primera a un 53,85 en segunda (una diferencia de 0,57 por ciento).

3 Petro derrotó a los Char y podría ponerles competencia en 2019

Pese a haber perdido en la región que podría haberlo ayudado a dar la pelea, Petro alcanzó en el Caribe uno de sus triunfos más significativos de todo el país: se llevó la joya de la corona electoral que es Barranquilla y Atlántico.

Con 440.103 votos (Vs 342.866 de Duque) el Exalcalde de Bogotá venció en el departamento y también en su capital: 242.473 apoyos contra 191.485.

Ya había hecho lo mismo en la primera vuelta, COMO LO HABÍAMOS CONTADO. En ambas ocasiones con diferencias porcentuales de más de 10 puntos.

Con ello, más que a Duque y a Álvaro Uribe, Petro derrotó sobre todo a los Char (el clan liderado por el alcalde barranquillero Álex Char y su papá, el empresario Fuad Char), los caciques regionales MÁS PODEROSOS DE COLOMBIA.

Los Char controlan el poder en Barranquilla desde hace una década larga y en el Atlántico desde 2015, son consentidos de casi todos los medios locales, dueños del equipo de fútbol de la ciudad (el Junior) y Álex ha gozado tradicionalmente de una de las favorabilidades más altas entre los mandatarios del país.

Nada de lo anterior les alcanzó, sin embargo, para que en su tierra ganaran los dos candidatos presidenciales con los que jugaron esta vez: Germán Vargas en la primera vuelta e Iván Duque en la segunda.

La fuerza electoral ciudadana que respaldó a Petro podría marcar el inicio de un eventual movimiento opositor con viabilidad para disputarle la Alcaldía al charismo en 2019.

Eso teniendo en cuenta el anuncio de Petro de que justamente las regionales del año entrante son su próximo objetivo de campaña.

Habrá que esperar todavía ver si los que lo respaldaron logran concretar una cohesión, toda vez que el apoyo a Petro provino de sectores muy diversos y de las que él llama “nuevas ciudadanías”, que incluye desde gente de a pie hasta liberales y miembros del Polo y los verdes.

Y tener en cuenta también que Petro ya había vencido en Barranquilla al candidato de los char en 2010 (Vargas Lleras) y eso no modificó el panorama de las siguientes locales en favor de fuerzas distintas a ese clan.

4 Las maquinarias ratificaron su fracaso

Con prácticamente todas las maquinarias costeñas a su lado, en la segunda vuelta de 2014 el presidente Juan Manuel Santos le sacó aquí poco más de un millón de votos de ventaja a su entonces rival, el uribista Óscar Iván Zuluaga.

Con prácticamente todas las maquinarias costeñas a su lado, el pasado domingo el uribista Iván Duque no le sacó aquí más de 10 mil votos de ventaja a Gustavo Petro.

Lo anterior ratifica el fracaso de buena parte de los clanes políticos de la región, que ya habían salido DERROTADOS en la primera vuelta junto a su candidato Germán Vargas Lleras.

Ni con Vargas en primera ni con Duque en la segunda estos caciques pudieron poner a arrasar a su aspirante, en parte porque no se movieron lo suficiente con su tradicional logística, como lo contamos en las CRÓNICAS EN VIVO que hicimos durante AMBAS JORNADAS ELECTORALES, y en parte porque no lograron controlar el voto emocional de sus bases.

5 Se ratificó que el voto a Presidencia es el más libre

Aunque en su discurso de aceptación de resultados el pasado domingo Gustavo Petro lamentó que su origen Caribe y su lucha por la región no hayan sido más fuertes “que las maquinarias que se dedicaron a comprar los votos en los municipios de la Costa”, y que “aún hay pobres que piensan que es mejor recibir el dinero del dia de las elecciones que cambiar la historia de Colombia en su favor”, no es preciso decir que todo el que votó por Duque en esta zona fue porque vendió el voto.

En general, en estas presidenciales se confirmó que el voto más libre es justamente el de Presidencia.

En el cubrimiento en terreno que hizo La Silla Caribe, tanto en primera como en segunda vuelta, pudimos observar la tradicional “logística” de la clase política tradicional, que no es más que el transporte y los refrigerios que les ponen a sus votantes el día de las elecciones para garantizar que éstos voten.

Sin embargo, COMO LO CONTAMOS EN SU MOMENTO, no se trató ni de lejos de la misma logística que suelen poner en las legislativas o regionales y ni siquiera la vimos en todos los departamentos.

Evidencia de ello, como lo dijimos en una conclusión anterior, es que ni Vargas ni Duque (respaldados ambos por las maquinarias costeñas) lograron arrasar en la Costa.

6 Petro triunfó en la mayoría de capitales (y en las más grandes)

Gustavo Petro ganó en cinco de las ocho capitales del Caribe. Ganó en Sincelejo (59.566 votos), Cartagena (176.421 votos), Barranquilla (242.473 votos), Santa Marta (89.242 votos) y Riohacha (26.921 votos).

En todas estas ciudades había ganado en primera vuelta y en todas aumentó su votación.

En Sincelejo tuvo 6.454 votos más que en primera vuelta, en Cartagena 39.046, en Barranquilla 54.302, en Santa Marta 24.630 y en Riohacha 4.996.

En Cartagena (56,04 por ciento), Sincelejo (55,58 por ciento) y Barranquilla (54,43 por ciento) la diferencia con Iván Duque fue de más 11 puntos porcentuales.

En Santa Marta (51,29 por ciento) y Riohacha (52,35 por ciento) fue de seis y siete puntos respectivamente.

7 Regresó La Gata (de frente)

Una de las noticias políticas clave de la segunda vuelta en el Caribe es el regreso de la exempresaria del chance, condenada por homicidio y concierto para delinquir, Enilce López ‘La Gata’, vía el apoyo abierto que le dio al candidato Iván Duque en Magangué, otrora sede de su imperio de terror.

Enferma, condenada y en el absoluto descrédito, La Gata aún seguía activa políticamente, pero a través de terceros, como SU ALIADA EN EL CONGRESO, la representante de Cambio Radical, Karen Cure.

Sin embargo, en estas presidenciales “la Señora”, como le llaman algunos en Magangué, se movió de frente de la mano de familiares suyos y personas de su primer círculo.

Así lo contamos en LA SILLA CARIBE en nuestra crónica en vivo desde terreno el pasado domingo, durante la jornada electoral.

Ese día por todo Magangué se pudieron ver los carros que el grupo de La Gata puso para transportar votantes de Iván Duque, identificados en sus vidrios panorámicos con calcomanías con la imagen de Wendy Vanessa, la hija de López.

Una semana antes, ese grupo instaló un comando para Duque en el municipio, en cuya puerta se vieron filas y filas de mototaxistas y conductores de taxis y vehículos particulares, a los que les pagaron (50 pesos a los mototaxistas y entre 200 y 220 mil pesos a los otros conductores, el día) para prestar sus servicios.

Varios magangueleños que nos lo contaron vieron entrar al sitio varias veces a un hombre conocido como ‘El ratón’, viejo jefe de seguridad de La Gata, y a un sobrino de la exempresaria: hijo del localmente conocido Arquímedes ‘el Quimo’, quien estuvo preso por homicidio.

8 La votación en los sitios simbólicos por violencia y corrupción se mantuvo igual

Como contamos en nuestro ANÁLISIS DE LA PRIMERA VUELTA, Gustavo Petro e Iván Duque ganaron ambos en municipios asediados históricamente por la violencia y la corrupción.

En esta segunda vuelta, con excepción Sitionuevo y El Piñón en Magdalena, Toluviejo en Sucre y Chinú en Córdoba, esos municipios tuvieron los mismos ganadores.

En Sitionuevo, Chinú y Toluviejo había ganado en primera vuelta Petro y ahora ganó Duque, y en El Piñón había ganado Germán Vargas y el domingo triunfó Duque.

En los sures de los departamentos de Córdoba, Bolívar y Cesar, en donde todavía hay conflicto, los resultados se mantuvieron. En la mayoría de los municipios, ganó el uribismo.

9 San Andrés votó más (aunque su abstención sigue alta)

San Andrés fue el departamento de la región en donde más se redujo la abstención: poco más de cinco puntos entre primera y segunda vuelta.

También, es el departamento en el que más puntos porcentuales distancian a un candidato del otro: 27 puntos.

Duque ganó con 9.303 ( 61,2 por ciento) votos Vs 5.282 de Petro (34,75 por ciento).

En el Archipiélago, Duque ya había ganado en primera vuelta con 5.691 apoyos que equivalen al 44,71 por ciento de la totalidad de la votación.

Mientras Petro alcanzó 2.361 apoyos que equivalen al 18,55 por ciento.

La abstención en primera fue del 73,61 por ciento y en segunda del 68,47 por ciento, que de todas formas está muy por encima del promedio de la región: 53,85 por ciento.

En segunda vuelta votaron 2.497 personas más.

Si a esta cifra de nuevos votantes se suma lo que sacaron Iván Duque y Germán Vargas en primera vuelta allí se obtiene un total de 9.695 votos, sólo 392 votos más de los 9.303 que sacó el candidato del uribismo el domingo pasado.

Eso quiere decir que muy probablemente Duque logró hacerse a los apoyos de Vargas en la isla.

Por otro lado, si en San Andrés se suman los votos de primera vuelta de Fajardo, Petro y De la Calle se obtiene un total de 5.002 votos, 280 votos menos de los 5.282 que sacó en esta ronda el candidato de la Colombia Humana.

Este aproximado muestra que la mayoría de los nuevos votantes tendieron a irse más con el uribismo.

10 Las diferencias más grandes fueron en San Andrés, Atlántico y Cesar

Iván Duque ganó en seis de los ocho departamentos del Caribe. Los sitios en donde le sacó una mayor diferencia a Gustavo Petro fueron San Andrés y el Cesar.

En el primero, con 9.303 votos que equivalen al 61,2 por ciento del total de la votación, le sacó casi 27 puntos de ventaja. En Cesar, con 216.750 votos que equivalen al 54,24 por ciento del total de la votación, Duque le sacó a Petro casi 11 puntos.

En Atlántico, Petro volvió a ganar y aumentó su votación a 440.103 votos equivalentes al 54,96 por ciento del total de la votación; casi 12 puntos por encima del candidato del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

Por: Lasillavacia.com- la silla Caribe

Deja un comentario

Top